Noticias ambientales

Surge una crisis de extinción de la biodiversidad afirma un renombrado biólogo

Surge una crisis de extinción de la biodiversidad afirma un renombrado biólogo


Surge una crisis de extinción de la biodiversidad afirma un renombrado biólogo
Rhett A. Butler, mongabay.com
23/12/2007

¿Que tienen en común los tigres de la India, los camaleones de Madagascar, los secuoyas en California, los gusanos tubicolas que viven en los agujeros hidrotermales de mares profundos? Todos ellos son los componentes de la diversidad biológica de la tierra ò «biodiversidad» en abreviado. La biodiversidad es la suma de todos los organismos vivientes en el planeta. Es también lo que hace la vida en la tierra agradable para nuestras especies.

La biodiversidad es la base por los servicios ecológicos que van desde la filtración del agua pasando por la producción de alimentos hasta el ciclo del carbono, y que valen decenas de trillones de dólares al año. Sin embargo, pese a esta importancia, la biodiversidad es amenazada en forma creciente. Las actividades humanas reducen rápidamente los focos de riqueza biológica—las selvas, las tierras pantanosas, los arrecifes de corrales y los pastizales—y amenazan en convertir el planeta en un lugar biológicamente empobrecido. Las implicaciones para la humanidad podrían ser muy serias. Los Ecologistas advierten que mediante la extinción de la biodiversidad, estamos arriesgando nuestra propia calidad de vida, jugamos con la estabilidad del clima y del tiempo local, amenazamos la existencia de otras especies y debilitamos los valiosos servicios suministrados por la diversidad biológica.

Por estas razones la biodiversidad pierde importancia en el ranking de las preocupaciones de los biólogos. Mientras por un lado hay un gran debate sobre la escala a la cual la extinción de la biodiversidad esta ocurriendo, existen pocas dudas acerca de que si estamos actualmente en una época en la que la perdida de las especies esta muy por encima de la norma biológica establecida. La extinción ha seguramente ocurrido en el pasado y en realidad es el destino de todas las especies pero hoy en día la tasa parece ser por lo menos cien veces la tasa real de una especie por millón y por año y puede ser llevada a una magnitud miles de veces mayor.

Dr. Peter H. Raven at the Missouri Botanical Garden. Photo by M. Jacob.

Pocas personas saben más acerca de la extinción que el Dr. Meter Raven, Director del Jardín Botánico de Missouri. Es el autor de cientos de artículos y de libros científicos y tiene una lista enciclopédica de éxitos y reconocimientos a lo largo de toda una vida de investigación biológica.

Esto lo hace uno de los expertos en biodiversidad más prominentes del mundo. También es extremadamente preocupado por la crisis actual de la biodiversidad, la cual ha sido calificada como la sexta gran extinción, después de los sucesos pasados causados en forma variada por los cambios de clima catastróficos, los choques extraterrestres, el envenenamiento de la atmósfera y por las erupciones volcánicas hiperactivas.

A diferencia de estos eventos antiguos, la consecuencia de la extinción actual es parte de nuestro propio actuar, alimentada principalmente por la destrucción del hábitat y la explotación de algunas especies. Además, tal como Raven lo señala, es porque el planeta posee más especies ahora que en el pasado que una extinción de la masa hoy podría muy bien involucrar a más especies que nunca.

Raven dice que ya hemos visto tasas excepcionalmente altas de perdidas de especies que comenzaron hace alrededor de 40,000 años cuando modernos seres humanos empezaron a expandirse en unas partes del mundo antes inhabitadas. En un articulo escrito en conjunto con Rodolfo Dirzo de la Universidad Nacional Autónoma de México, Raven noto que toda la mega fauna de Australia se extinguió poco después de la llegada de la humanidad en este continente hace unos 40,000 años, mientras que en América del Norte alrededor del 71 por ciento del género mamífero se ha hecho a perder en unos 2000 a 3000 años desde que el hombre pisó el Nuevo Mundo.

Raven y Dirzo observaron que tanto en América del Norte como en Australia las especies que desaparecieron habían antes sobrevivido a episodios peores que los cambios de clima y la perdida selectiva de grandes animales, el cual es un periodo muy corto geográficamente y evolucionariamente hablando, indica enfáticamente que los seres humanos son la causa en esta ola de extinciones.»

En este y otros artículos, Raven ha también señalado la desaparición de mas de 1000 especies de pájaros en un periodo de 1000 años siguientes a la colonización de las islas del Pacifico por los seres humanos. Dice que una continúa investigación que identifica especies extintas adicionales, esta empujando el número de victimas aun mas arriba.
Lugares como Hawai y la Polinesia Francesa moderna de hoy han perdido más del 80 por ciento de sus especies endémicas. Raven agrega que la extinción de «primer contacto» es un tema común en el mundo, en lugares que van desde Madagascar hasta Nueva Zelanda.

Dr. Peter H. Raven at the Missouri Botanical Garden. Photo by M. Jacob.

En un periodo de tiempo mas reciente, hay muchas evidencias sobre tasas aceleradas de extinción, dice Raven. El análisis de datos de la Unión por la Conservación del Mundo (IUCN), la cual tiene los gráficos más comprensibles sobre las extinciones y las especies amenazadas, muestra que unas 811 especies se han extinguido en los últimos 500 años. La mayoría tenían unos rangos geográficos limitados, como las especies encontradas en las islas.

Globalmente la IUCN estima que mas del 40 por ciento de las especies censadas están amenazadas, la mayoría de ellas en los trópicos, la región mas biodiversificada de la tierra.

Quien encabeza la lista de especies amenazadas como pájaros, peces y mamíferos es Indonesia, un país tropical que esta conformado de varias islas con pequeñas poblaciones de especies endémicas que han sufrido la destrucción de su hábitat a gran escala.

Los datos actuales de la IUCN muestran que la perdida de hábitat es el mayor peligro para las especies mas amenazadas, seguida por la explotación directa (la caza y la recolección), luego la introducción de especies invasoras foráneas. A la fecha, los datos de la IUCN no reflejan el impacto del cambio de clima, aunque es de esperar que este factor sea una fuente de importancia en aumento de carga biológica para los ecosistemas y las especies. Raven indica que el cambio de clima podría «igualar o exceder» la perdida de hábitat en su impacto sobre la biodiversidad.

Las proyecciones de futuras extinciones.

Predecir el futuro es difícil, y los pronósticos de pérdida de especies son particularmente discutibles debido al gran número de incógnitas. ¿Cuanto hábitat perdurara en 50 años? ¿Cuantos seres humanos habitaran la tierra en este siglo y como su opulencia afectara el consumo de recursos por capita? ¿Cual será el impacto del cambio de clima? Las preguntas siguen hasta el infinito. Aun preguntas básicas como» ¿cuantas especies existen hoy en día?» permanecen sin respuesta.

Para hacer proyecciones sobre las perdidas futuras de biodiversidad frente a esta falta de datos, Raven y sus colegas se enfocan primero en la perdida de hábitat que ya ocurrió. El instrumento estándar para hacer tales pronósticos es la curva de relación área-especie, que hace que exista una correlación no lineal entre las áreas de terreno y el número de especies residentes.

La relación ha demostrado funcionar no solo en las islas, donde fue inicialmente pensado, sino en paisajes más amplios. Por ejemplo en América del Norte, las matemáticas de relación área-especie proyectan que la perdida de dos tercios de bosques temperados del Este podría resultar en una tasa de extinción del 4%. Para los pájaros, el grupo de animales mejor documentado, la proyección coincide con el decaimiento observado.

Globalmente, hubo aproximadamente un 50% de deterioración en la cobertura forestal desde su nueva extensión máxima. Significa un 18-20 por ciento de extinción entre las especies. Mientras que nuestro conocimiento es todavía irregular, los científicos no han observado aun esta perdida de especies. ¿Porque?

En primer lugar sabemos muy poco acerca de la gran mayoría de especies sobre la tierra. Raven dice que tenemos una información básica sobre probablemente menos de un sexto de las especies en el mundo, así que la mayoría de las especies que están desapareciendo no han sido nunca documentadas. Esto no significa que no sean importantes.

En segundo lugar, la extinción de las especies al igual que los cambios de clima tiene su periodo de tiempo. Las especies siguen permaneciendo en fragmentos de bosques, a menudo por décadas, pero su perdida pasada de hábitat ha sellado su destino. Las pequeñas poblaciones están particularmente en riesgo de extinción debido a un número de factores que incluyen una variedad genética reducida desde la consanguinidad y vulnerabilidad a los acontecimientos catastróficos. Para las especies que viven en un simple hábitat aislado, todo lo que se requiere es un simple brote de enfermedad, un incendio o un invierno malo para eliminarlas de la faz de la tierra.

Raven nota que la investigación indica una vida promedia de las especies a la mitad de unos 50 años (rango: 25-75 años), lo que significa que se puede esperar que los fragmentos de bosques pierdan la mitad de sus especies en 50 años y mas o menos tres cuartos en un siglo. Estos «muertos vivientes» pueden incluir unas especies de larga vida, tales como algunas especies de primates y árboles donde la perturbación del hábitat puede no ser evidente por decenas o aun cientos de años. Este fenómeno indica que la protección de los bosques restantes en dichas áreas puede no ser suficiente para prevenir las extinciones causadas por la perdida del hábitat en el pasado.

Se prevé que el grueso de las futuras extinciones ocurra en la así llamada «biodiversidad en apuros», unas regiones con un gran numero de especies endémicas que ya han sufrido unas perdidas de hábitat a gran escala y son amenazadas por los brotes de crecimiento de la población. Norman Myers, un biólogo de la Universidad de Oxford quien ha representado en forma prominente a la literatura de la conservación durante los últimos 20 años, ha sido el pionero en el concepto de biodiversidad en apuros cuando identifico a 25 de estos lugares que cubren el 12 por ciento de la superficie de tierras en el mundo. Descubrió que estos estaban cercanos al 44 por ciento de las plantas vasculares y al 35 por ciento de los vertebrados terrestres- un descubrimiento que trajo una gran influencia para las iniciativas de la conservación. Un décimo sexto de estos apuros caracterizados por la selva tropical ya perdió un promedio del 90 por ciento de su cobertura forestal. Las matemáticas de relación especie-área predicen que esta reducción por si sola resultaría en la eventual extinción del 50 por ciento de las especies endémicas en estas áreas.

Las proyecciones

Si los promedios actuales de perdida de bosques continúan, Raven proyecta que las tasas de extinción solo por perdida de hábitat llegaran a 1500 extinciones por millón de especies al año, un incremento significante a la tasa de hoy que esta alrededor de 150, y casi un incremento al doble de 60 al ratio de aproximadamente 26 entre los años 1500 y 2000. Asumiendo que existen 10 millones de especies sobre el planeta, esto se traduce en una perdida anual de 15,000 especies, la mayor parte de las cuales serán pequeñas y poco conocidas. Entre los organismos mas conocidos, principalmente las plantas y los mamíferos, Raven prevé una alta mortandad. Estima que 565 especies de mamíferos y por lo menos 500 especies de pájaros se extinguirán en los próximos 50 años; también indica que estos números son conservadores y que las poblaciones individuales están aun bajo un riesgo mayor.

No sin esperanzas

A pesar del panorama poco prometedor, todavía hay tiempo para salvar la biodiversidad, dice Raven. En realidad, dice, ahora es el mejor momento para actuar, ya que la biodiversidad global se esta reduciendo cada vez mas a cada momento que pasa.

Raven piensa que una filosofía de sostenimiento que llegue a todo el mundo es la clave para preservar la biodiversidad. Esto significa mejorar la vida de los pobres en el mundo mientras se reduzca el consumo despilfarrador en los países ricos. Raven también dice que las áreas protegidas seguirán jugando un papel esencial, siempre y cuando estén establecidas y mantenidas en línea con sostenimiento (por ejemplo ambiental, social y económico). Raven agrega que la biodiversidad en los paisajes dominados por el ser humano, como las ciudades, suburbios y zonas agrícolas no debería ser pasada por alto.

Como Director de una de las Instituciones Botánicas líder en el mundo, el Jardín Botánico de Missouri, Raven también argumenta que promover el interés por la naturaleza en los niños es absolutamente decisivo para un futuro donde los temas ecológicos serán de creciente importancia. Habla por su experiencia: a los 15 años descubrió una especie de árbol desconocida que crecía en el área Presidía de San Francisco, que sorprendentemente era una especie representada por una única planta. Entro a California de ciencias en un momento en que los asuntos ambientales trataban del clima o en no botar basura por la ventana, y el Club Sierra estaba orientado hacia el recreo más que hacia la conservación y temas ambientales. Dice que los problemas ambientales-desde los cambios de clima hasta la perdida de la biodiversidad—traerán unos retos sin paralelos y unas oportunidades para la juventud de hoy.

¿Recomiendas este artículo? ¿Comentarios?

Biodiversity extinction crisis looms says renowned biologist