Noticias ambientales

Los talamontes contribuyen a que se mueran de Sida en África

Los talamontes contribuyen a que se mueran de Sida en África

Los talamontes contribuyen a que se mueran de Sida en África

es.mongabay.com
Traducido por Rebeca L. Payne

9 de julio de 2008




Los humanos y los animales silvestres son un importante factor para que emerjan enfermedades especialmente en los trópicos.

En el África tropical las actividades de los talamontes poseen un riesgo oculto para los humanos y la vida silvestre; de acuerdo con lo que dijo un veterinario patólogo en una conferencia científica en Paramaribo, Suriname.



Thomas R. Gillespie, un investigador de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign dice que los primates que viven en los aserraderos y bosques degradados de Uganda y Republico of Congo tienen una incidencia alta del patogénico protozoo comparados con sus homólogos que viven en áreas tranquilas (no molestados por el hombre).



Estos descubrimientos tienen implicaciones para la salud humana, y algunas de estas enfermedades ha incrementado dramáticamente la mortalidad que sufren las personas con VIH Sida.



Desde que se hizo el estudio en los lugares de alta cantidad de enfermos de Sida, se incrementó la abundancia de los agentes infecciosos de VIH Sida, enfermedad que puede tener un importante impacto para la salud.



Analizando la abundancia, la variedad y la densidad de la potencialidad de los parásitos dañinos en gorilas, chimpancés y monos que viven en Kibale (Uganda), Bwindi (Uganda), lugares en la República de El Congo, Gillespie y sus colaboradores encontraron una alta prevalencia de infección entre los primates que vivían en los bosques explotados. En las áreas de los aserraderos encontraron la presencia de Strongyloides stercoralis, un parásito en forma de lombriz redonda con el resultado de un alto grado de infección en los pacientes de Sida que llega al 98% de mortalidad, Guillespie dice que la lombriz redonda no es oriunda de los bosques de África Central, parece que fue introducida por los taladores de árboles que defecaban en las orillas de los aserraderos o donde cortaban los árboles. Se ha documentado que un 12% en las parcelas en los aserraderos pero no en la zona del parque.



Todavía ahora los primates se están contagiando con el Strongyloides stercoralis, esto es posible que los individuos infectados se muevan para las áreas de los bosques pristinos, esparciendo el patógeno en las poblaciones no afectadas.




Joven gorila en Gabón, foto Rhett Butler. En sus investigaciones Gillespie encontró la alta resistencia a los antibióticos entre los gorilas visitados por turistas Uganda Bwindi Impenetrable National Park. La resistencia a los antibióticos entre los gorilas que no eran visitados era casi cero.

Gillespie dijo que las interacciones entre humanos-primates era lo que estaba facilitando la transmisión de enfermedades. Dirigiendo encuestas entre los campesinos de Kibale, Uganda, Gillespie y sus colegas encontraron que los campesinos estaban cubriendo los sembrados con las eses del ganado. Esta medida preventiva abre una nueva vía para la transmisión de enfermedades patógenas entre ganado, humanos y primates.



Claramente esto es malo para la persona y malo para los primates, él dijo en un discurso que pronunció el jueves durante una presentación en la reunión anual Association for Tropical Biology and Conservation (la interacción entre primates y humanos) está creciendo porque son menos bosques y más gente.



Gillespie dijo que los investigadores ya detectaron la presencia de el parásito Cryptosporidium que cuenta un 25% de las muertes de Sida en el mundo entero, y esto es sustancial. Gillespie notó que la creciente interacción entre humanos y los animales silvestres en el futuro incrementará el riesgo de más enfermedades, él citó un artículo reciente en Nature, el estudio encontró 60% de las infecciones que salieron de 1940 a 2004 vienen por los animales, 72% de eso, incluyendo SAR, Ebola, VIH Sida y nuevos casos de influenza originado en la vida silvestre, Gillespie dijo que esas enfermedades están siendo una amenaza para la vida silvestre en peligro de extinción, especialmente a las que las poblaciones se reducen por cacerías, y las que las poblaciones se contagian por la deforestación y destrucción de los bosques para la agricultura. Está muy claro que las enfermedades infecciosas son la gran amenaza para la sobrevivencia de las especies de primates, él dijo.



Ebola ha arrasado con más de ¼ de la población de gorilas del mundo desde 1994, mientras los chimpancés están sufriendo de epidemia de virus respiratorios.



Gillespie dijo que han incrementado el monitoreo de enfermedades de vida silvestre, y que esto puede ayudar a los expertos a responder mejor para las enfermedades patógenas que aparezcan mientras las campañas de educación local puede reducir la transmisión de enfermedades entre humanos, ganado y vida silvestre. Dándole a la vida silvestre áreas que no haya sido tocadas para que los animales estén saludables, esto también para la protección de las áreas del bosque que ayudan a mitigar el riesgo de que aparezcan enfermedades.