Noticias ambientales

Los científicos han retomado la idea que ha habido una extinción de especies de sapo

Los científicos han retomado la idea que ha habido una extinción de especies de sapo

Los científicos han retomado la idea que ha habido una extinción de especies de sapo

Rhett Butler, es.mongabay.com
Traducido por Maria Teresa Corzo Adame

19/9/2008



Los científicos han retomado la idea que ha habido una extinción de especies de sapos en una ensenada del Norte de Australia. El descubrimiento espera que algunas especies hayan sobrevivido a una epidemia de hongos que ha devastado los anfibios de Queensland.



El armored Mist-Frog fué redescubierto accidentalmente durante un viaje de recolección en una parte remota de Queensland. Esta ha sido la primera vez que las especies han sido vistas desde 1991.



¨Muchos de nosotros comenzábamos a creer que habían sido extinguidos, de tal forma que descubrirlos ahora es emocionante,¨ Conrad Hoskin, un investigador de The Australian National University en Camberra quien hizo el análisis de DNA para confirmar la identidad del sapo, ha dicho para Associated Press .¨Esto quiere decir que algunas de las otras especies que están perdidas podrían estar potencialmente escondidas a lo largo de las corrientes agua arriba ¨



La falta de conocimiento también impidió grandes iniciativas. Lugares que nunca habían visto antes manglares los sembraron con muy poco éxito. Una variedad popular, Rhizophora, fue sembrada en costas arenosas a campo abierto, favoreciendo las dos variedades establecidas en ése medio ambiente. Sin poder tolerar las olas marinas, los árboles no sobrevivieron.



The armored mistfrog. Photo courtesy of James Cook University.

¨Esto es muy importante ¨agregó Craig Franklin, un Profesor de Zoología de la Universidad de Queensland. ¨hemos perdido tantas especies de sapos en Australia…Esta es una especie que esperanzadoramente está regresando.


El hongo chytrid ha sido culpado de diezmar la población mundial de sapos,incluyendo la huída de varias especies en el trópico de Queensland en los anteriores años de 1980 y cercanos a 1990.Entre los más famosos que han desaparecido está el sapo que incuba en su vientre , unas especies que crian sus bebés en sus estómagos y pueden haber ofrecido nuevas formas de tratar las úlceras pépticas en los humanos. La última vez que se vió esta especie fue en 1985.


Otros investigadores han mostrado que las especies tropicales australianas afrontan un alto riesgo por los cambios climáticos.