Noticias ambientales

CENSO DE VIDA MARINA: cientos de nuevas especies descubiertas

CENSO DE VIDA MARINA: cientos de nuevas especies descubiertas

CENSO DE VIDA MARINA: cientos de nuevas especies descubiertas

COML/CVM

9/11/2008



Pasados ocho años de una iniciativa de diez para producir la primera estimación extensiva de la vida en el océano global, el Censo de Vida Marina (CVM) tiene mucho para reportar. Los últimos dos años han traído muchos resultados destacados a medida que los participantes del CVM se mantuvieron en el rumbo hacia el descubrimiento de la diversidad, estableciendo su distribución geográfica y estimando la abundancia de la vida marina en los mares del mundo.

A pesar que intrépidos exploradores, nadadores, pescadores y navegantes se han aventurado en los océanos por milenios, cerca de un 95% del océano global permanece inexplorado. Explorando lo inexplorado desde el año 2000, los investigadores del CVM se han aventurado en sus aguas. Solamente durante los últimos dos años han participado en más de 30 expediciones científicas. En 2007, investigadores del CVM fueron elegidos para liderar los esfuerzos en el estudio de la biodiversidad Artica y Antártica durante el Año Polar Internacional.


Megaleledone setebos. Photo credit: M. Rauschert.


Aequorea macrodactyla. Photo: Larry Madin, Woods Hole Oceanographic Institution.

Descubrir nuevas formas de vida es uno de los tantos beneficios de explorar territorios casi vírgenes. Los exploradores del CVM encontraron nuevas formas de vida, detectaron especies distribuidas en nuevos lugares y encontraron claves sobre la abundancia de la vida marina. Durante los primeros 8 años de descubrimiento, los investigadores del CVM encontraron probablemente cerca de 5.300 especies nuevas, de las cuales al menos 110 pasaron a través del riguroso proceso necesario para que sean reconocidas como verdaderamente "nuevas".

Encontrar lo inesperado es también un denominador común en las investigaciones del CVM. Observar a tiburones desplazarse varios miles de kilómetros para pasar seis meses en el "Café de los Tiburones Blancos" en el Océano Pacífico, es sólo una de las innumerables sorpresas que se experimentaron durante los últimos dos años.

Los avances tecnológicos son también un resultado clave de las exploraciones del CVM. Cada vez que un crucero del CVM zarpa de un puerto, sigue un animal instrumentado o testea una nueva tecnología, emergen avances en el conocimiento del océano y sus habitantes. Para seguir grandes animales que migran enormes distancias, los investigadores del CVM han marcado más de 2.100 ejemplares y registrado largas rutas cosmopolitas y circunnavegaciones. Para seguir pequeños animales que se mueven río arriba, río abajo, ó a lo largo de los márgenes continentales, los científicos del CVM marcaron miles de animales más e incluso han seguido a un pequeño salmón –de cerca de la mitad del tamaño de una mano humana- por cerca de 2.500 Km. Para acelerar la identificación confiable, una red de trabajo del CVM avanzó en la implementación de una biblioteca de referencia de "Códigos de Barra" de ADN de unas 7.000 especies de zoopláncteres y decenas de miles de otras especies marinas.

El Censo de Vida Marina está siendo exitoso en construir asociaciones globales. Su comunidad de más de 2.000 científicos provenientes de 80 naciones, creció durante los dos últimos años hasta incluir 12 comités nacionales y regionales. Las asociaciones entre el CVM, la Enciclopedia de la Vida y el Registro Mundial de Especies Marinas documentarán las 230.000 especies marinas conocidas a tiempo para la finalización del Primer Censo de Vida Marina en el año 2010.

Mientras tanto, el CVM ha progresado en coordinar su accionar con gestores de distintos lugares

para la toma de decisiones en muchas regiones. La Internet llevó la Gran Carrera de las Tortugas a más de 100 millones de ciudadanos chinos, registrando los cerca de 800 Km de la migración anual de tortugas marinas entre Costa Rica y las Islas Galápagos, contribuyendo a la protección de áreas de anidación de tortugas en Indonesia. Los datos de seguimiento de animales están siendo usados para desarrollar medidas de conservación para un número de especies marinas. Los "Códigos de Barras" del ADN revelaron etiquetados incorrectos de sushi en la ciudad de Nueva York.

Siguiendo su compromiso de compartir el conocimiento, el Sistema de Información Biogeográfica Oceánica del CVM se expandió para proveer información y localización sobre más de 120.000 especies marinas. Las novedades destacadas de los últimos dos años otorgó la confianza en que el primer CVM revelará en el año 2010 -con inédita calidad- lo que sabemos y lo que no sabemos de lo que vivió, vive y vivirá en el océano global.