Noticias ambientales

La acidificación del Océano está exterminando el Gran Arrecife de Coral

Según un informe escrito por investigadores en la revista Science, desde 1990 el crecimiento de coral, en la Gran Barrera de Arrecife de Australia, ha alcanzado su mínimo valor en los 400 últimos años, como resultado del calentamiento de las aguas y la acidificación. El hallazgo significa un futuro cercano sombrío para el gigante ecosistema de arrecifes, al igual que la calcificación de organismos marinos a nivel mundial.



Estudios de 328 colonias de corales Porites, de 69 arrecifes de la Gran Barrera de Arrecifes de Australia, realizados por Glenn De’ath, Janice M. Lough, y Katharina E. Fabricius encontraron una disminución del 13.3% en la calcificación desde 1990, una declinación sin precedentes en los últimos 400 años. Los investigadores informan que la causa de la disminución no se conoce todavía,”este estudio sugiere que el incremento en la temperatura y una disminución en el estado de saturación del aragonito en el agua del mar, puede estar diezmando la habilidad de la Gran Barrera de Arrecife de coral para depositar el carbonato de calcio”.



De´ath y sus colegas seleccionaron los corales Porites por su longevidad y tendencia a formar bandas anuales de densidad que pueden ser utilizadas para fechar los corales. Conformando un registro de las temperaturas de las superficies oceánicas (SSTs) y las tasas de calcificación, los investigadores encontraron que la relación positiva entre SSt y las tasa de calcificación parecen no poderse sostener por largo tiempo, posiblemente como resultado de eventos extremos de temperatura.



Gran Barrera de Arrecifes en Australia.




“El reciente incremento de los episodios de calor parece que ha contribuido a la declinación de la calcificación de los corales en el período 1990-2005”, informaron ellos.”Nuestros resultados pueden sugerir que después de un período de pequeño incremento en extensión y prolongada declinación de la densidad, el punto de inflexión fue alcanzado en los últimos 20 siglos. La demora y las no respuestas en línea pueden reflejar los efectos sinérgicos de varios tipos de estrés ambiental».



La acidificación del océano se está incrementando debido a la absorción del dióxido de carbono de la atmósfera. Debido a que la concentración de CO2 está aumentando, los mares están comenzando a ser más ácidos. La acidificación es importante porque reduce la disponibilidad de iones libres de carbonato en el agua del océano, haciendo más difícil para los organismos marinos extraer el carbonato para construir las conchas de aragonito y calcita, así como los fósiles que ellos necesitan para sobrevivir. Algunas de las criaturas más afectadas son los pequeños pólipos que construyen los arrecifes coralinos. Como la tasa de calcificación es baja, así es el crecimiento de los arrecifes de coral, dejándolos vulnerables a la erosión por la acción de las olas y otras corrientes. Otra vida marina también se ve afectada, incluyendo los microorganismos que forman la base de la cadena alimenticia marina.



Los arrecifes de coral también son afectados por las altas temperaturas marinas, las cuales pueden desencadenar eventos “blanqueados”. El blanqueamiento causa la expulsión de las algas simbióticas zooxantelas, que habitan en sus tejidos. Algas que proveen a los corales de alimento. Los corales se pueden recuperar de un corto período de blanqueamiento, pero el blanqueamiento prolongado (por más de una semana) puede causar un daño irreversible y su muerte posterior. Desde 1979 ha habido por lo menos siete eventos masivos de blanqueamiento, cada uno de los cuales ha sido progresivamente más frecuente y severo. Algunos investigadores creen que la Gran Barrera de Arrecifes podría perder 95% de sus corales vivos para el año 2050, las temperaturas marinas podrían aumentarse 1.5 Grados Celsius, de acuerdo con lo programado por los científicos.



La declinación de los corales de la Gran Barrera de Arrecifes podría tener un significativo impacto ecológico y económico. Los arrecifes proporcionan el hábitat para más de 1.500 especies de peces y 400 especies de coral, mientras se protejan las zonas costeras de las tormentas y la erosión. Además, cada año más de 1.8 millones de turistas visitan el arrecife, gastando más de AU$4 billones en las industrias relacionadas con los éstos, desde el alquiler de equipos de buceo en bote, hasta la permanencia en los resorts de la isla. Los ingresos del turismo incluyen la pesca comercial y recreacional, las cuales generan AU$ 360 millones.



G. De’ath; J.M. Lough; K.E. Fabricius. Declining Coral Calcification on the Great Barrier Reef. SCIENCE 2 JAN 2008.