Noticias ambientales

Los camellos más raros del mundo sobrevivieron a las pruebas nucleares, sin embargo, actualmente están amenazados por la avidez de su carne

Una entrevista con John Hare de Wild Camel Protection Foundation.


Los camellos están entre los animales más reconocidos del planeta, sin embargo, pocos se dan cuenta que las poblaciones no domesticadas están en alto riesgo de extinción.



De las dos especies de camello que existen en el mundo, el dromedario que se caracteriza por una tener una sola joroba, comenzó a extinguirse en el desierto desde hace 2.000 años. La Segunda especie, el camello de dos jorobas, iba en la misma dirección hasta hace poco, sin embargo, mínimo 1.000 de los 1.4 millones de camellos del mundo son bactrianos no domesticados.



La abundancia de camellos Bactrianos domesticados, parientes de los camellos salvajes, no permite cuestionar si otras importantes especies de camellos se encuentran en vías de extinción. John Hare, fundador y director de Wild Camel Protection Foundation, sostiene que sí lo están. Hare afirma que el mundo será un lugar más pobre si se permite que los camellos bactrianos sigan a sus primos en la decadencia. El afirma que se cree que entre los camellos salvajes y bactrianos domesticados existe una brecha de algunos 700.000 años y tienen 3.5 de diferencias genéticas básicas, es decir, más de 2.5 veces la brecha entre los humanos y los chimpancés, sugiriendo que ellos pueden ser, inclusive, especies independientes.



Camello bactriano salvaje. Foto de John Hare.




Por varias razones, hoy los camellos salvajes son sumamente raros, la más significativa es la ambición de los hombres por convertirlos en bestias de carga. Pocas poblaciones consiguen evitar la suerte de sus hermanos al vivir en uno de los ambientes naturales más inhóspitos: el desierto Gobi de China y Mongolia, un área escasa de agua fresca, golpeada por las tormentas de arena y con una temperatura aproximada de 40 a 56 °C (-40 a 133° F). No obstante, los camellos salvajes han proliferado bajo estas condiciones y han sobrevivido a más de 40 pruebas nucleares dirigidas por los militares chinos a Lope Nur, en el desierto Gobi, siendo más de la mitad de éstas aún más poderosas que la bomba de Hiroshima, actualmente, la mayor amenaza para ellos, proviene de cazadores ávidos de su carne.



Hare, quien esta trabajando con personas del lugar y el gobierno chino, está peleando para asegurar que estos camellos sobrevivan finalmente a esta amenaza, al fundar una de las más grandes reservas naturales y motivar la población local en acoger a los camellos como fuente de orgullo, más que como fuente de proteína.
Hare afirma que estos esfuerzos podrían traer beneficios futuros si se protege este raro camello.



John Hare.




Hare dijo: ”La más grande contribución, como resultado de la conservación del camello bactriano, se da en forma de respuestas a las siguientes preguntas: ¿Cómo sobrevivieron a 43 pruebas nucleares atmosféricas? ¿Existe algún nexo entre el agua salada y la habilidad para resistir la radicación? Las respuestas a estas preguntas podrían ser beneficiosas para la humanidad.”


Hare comenta que las diferencias entre los camellos silvestres y los bactrianos domesticados son poco sorprendentes pues se piensa que ellos tienen una divergencia de poco más o menos 700.000 años.



En una entrevista del mes de Agosto con Mongabay.com, Hare habla de sus esfuerzos para proteger los camellos salvajes que aún quedan en el planeta.




Nota: Si usted esta interesado en unirse a Wild Camel Protection Foundation, John Hare se estará presentando en Wildlife Conservation Network’s Expo in San Francisco on Saturday, October 3th.




Mongabay: ¿Cuál es su experiencia y cómo se interesó en trabajar con los camellos bactrianos?



John Hare: Trabajé en temas de conservación para United Nations Environment Programme (UNEP) en Nairobi, y antes de esto lo hice África: Allí el empleo incluyó trabajar con camellos dromedarios. Posteriormente, en la UNEP tuve la oportunidad de encontrarme con un profesor ruso quien permitió mi vinculación a la expedición a Mongolia, al desierto de Gobi. Fui el hombre camello de ésa expedición .Estaba tan interesado en el desierto y en el camello salvaje, que dejé la UNEP y me establecí en Wild Camel Protection Foundation, una entidad de caridad reconocida del Reino Unido. Ayudamos a los chinos a establecer una de las más grandes reservas naturales del mundo, en una de las primeras áreas de pruebas nucleares (155.000 kilómetros cuadrados) donde los camellos bactrianos sobreviven. Esta es la octava especie más grande de mamíferos que se encuentra críticamente amenazada en el planeta .En china éste sobrevive con agua salada, con alto contenido de agua de mar. También sobrevivió a 43 puebas atómicas nucleares, más de la mitad de éstas eran más poderosas que la bomba lanzada a Hiroshima. La prueba de DNA confirma que el bactriano salvaje, fue separado del camello doméstico bactriano hace 200.000 años. Este tiene una diferencia genética básica con el bactriano salvaje del tres por ciento. Nosotros tenemos el cinco por ciento de diferencia con un chimpancé.



Mongabay: ¿Cuál es la principal amenaza para los camellos?





John Hare: Hombres con aspecto de mineros ilegales, en búsqueda de oro y mineral de hierro, que entran ilegalmente a la reserva y disparan contra los camellos bactrianos para alimento, para permanecer en las tierras mineras o para probar su carne. Los lobos también están amenazados, pero no pueden entrar al interior del desierto por la carencia de agua fresca.



Mongabay: ¿Por qué la depredación del lobo es una amenaza para las especies?



John Hare: La razón para el crecimiento de la población de lobos se debe a que el gobierno chino ha prohibido a los pastores portar armas para proteger sus rebaños. Ha habido un crecimiento notable de los camellos domésticos en el área de expedición (Siempre viajo en camellos, no en vehículos), nuestros camellos domésticos fueron atacados durante la noche por tres lobos.




Mongabay: ¿Existe una amenaza de cruzamiento con camellos domésticos?




John Hare: En algunas áreas del sur de la Reserva, pero los camellos domésticos están aumentando rápidamente, la amenaza es menor cada año. Algo que no quiero, por ninguna razón, es ver es la disminución en el número de camellos domésticos, pero el progreso los está forzando.



Mongabay: ¿Está el gobierno chino apoyando sus esfuerzos?



John Hare: El gobierno de China es de gran ayuda para nuestros esfuerzos y la reserva ha sido recientemente ascendida a nivel de Reserva Nacional, con el mismo estatus de la Reserva de los Panda.




Mongabay: ¿Podría la conservación del camello bactriano beneficiar los camellos domésticos? ¿Existen otros beneficios en la conservación de los camellos bactrianos?




John Hare: La gran contribución que resulta de la conservación del camello bactriano silvestre se dá en forma de respuesta a lo siguiente: ¿Cómo pudieron sobrevivir a las 43 pruebas nucleares atmosféricas? ¿Existe algún nexo entre el agua salada y una habilidad para resistir la radicación? Las respuestas a estas preguntas podrían ser de gran beneficio para la humanidad.



Mongabay: Los camellos bactrianos pueden tomar agua salada, mientras que los bactrianos domésticos no. ¿Están los científicos estudiando este comportamiento/adaptación?



Miembros de la expedición de camellos salvajes en el campo.

John Hare: En repetidas ocasiones he tratado de encontrar científicos que investiguen este sorprendente factor de la asimilación de la sal. Sé que puedo lograr que el gobierno chino les permita investigar y sin ninguna duda, que estoy en contacto con científicos que están ansiosos de asumir tal investigación. Desafortunadamente, la carencia de recursos ha sido siempre el principal problema.



Mongabay: ¿ Sus esfuerzos de conservación involucran trabajo con las comunidades locales ?


John Hare: Hemos iniciado un programa masivo de concientización en escuelas y aldeas circunvecinas a la reserva. Un folleto, escrito por mí, sobre los camellos salvajes se utiliza en las escuelas chinas y ha sido traducido al mongol, chino y kazajo. Se llama “The King of the Gobi” y necesitamos urgentemente recursos para reimprimirlo.


Mongabay: ¿Cuáles son los grandes cambios de trabajar en el campo?


John Hare: Las enormes distancias, la reserva es casi tan grande como Texas, al igual que la temperatura extrema que varía de 40° Celsius (-40°F) en primavera,a 56 ° Celsius ( 133°F) en verano.


Mongabay: ¿ Existe algún potencial de turismo para apoyar a los camellos bactrianos?


John Hare: El turismo potencial está limitado – al oriente de la reserva hay un área militar – y los chinos allí son cautelosos con los turistas .Nadie puede entrar a la reserva si un permiso especial.



Mongabay: ¿Cómo puede la gente, en lugares como los Estados Unidos, ayudarle en sus esfuerzos?



John Hare: Uniéndose a Wild Camel Protection Foundation y de esta forma obtener información y actualización en una base de datos permanente. Mediante la donación de recursos para ayudar con nuestra investigación y concientización.


Mongabay: ¿Tiene algunos consejos para aspirantes en el campo conservacionista?



John Hare: No tome un “no” como respuesta, sin embargo sigo luchando. Sean pacientes cuando traten con funcionarios gubernamentales. ¡Sean firmes cuando las condiciones sean extremadamente hostiles¡ Sobretodo, SEAN PACIENTES.