Noticias ambientales

Indonesia anuncia una moratoria para otorgar nuevas concesiones de bosques



Con una de las mayores tasas de deforestación en el mundo, el tercer emisor mundial de gases de efecto invernadero debido principalmente a la pérdida de bosques, y con una rica biodiversidad que lucha por sobrevivir en medio de la pérdida de hábitat a gran escala, Indonesia hoy anunció un acuerdo que puede ser el comienzo del fin de la pérdida de bosques en el país del sudeste asiático. Indonesia anunció una moratoria de dos años al otorgamiento de nuevas concesiones para talar los bosques tropicales y los de las turberas, en Oslo, Noruega, que comienza en enero de 2011, sin embargo, las concesiones que ya fueron otorgadas a las compañías no se detendrán. El anuncio llegó cuando Indonesia recibió 1 billón de dólares americanos de Noruega para ayudar al país a detener la deforestación.



«Indonesia está preparada para suspender por dos años, nuevas concesiones para convertir tierras de turberas y de bosques naturales» dice un anuncio desde Indonesia, tal como lo reporta Reuters. «Existe suficiente tierra que no contiene bosques para que Indonesia acomode el crecimiento de sus plantaciones industriales de vital importancia, una gran fuente de trabajo en Indonesia». La expansión de las plantaciones, incluyendo aceite de palma y pulpa y papel, se enfocarán en tierras ya degradadas.



Producción de aceite de palma en Indonesia y Malasia, 1964-2008 (millones de toneladas métricas).

Greenpeace, que lleva mucho tiempo luchando en contra de la deforestación en Indonesia, analizó hoy el anunció en un blog: «Estas son buenas noticias, especialmente si se hace por un decreto presidencial donde [el presidente indonesio] Yudhoyono llega a Yakarta, y la moratoria fue una pre-condición hecha por Noruega por el billón de dólares del acuerdo financiero, específicamente dirigido a Indonesia. Pero no se ocupa de los millones de hectáreas que ya están entre las garras de compañías madereras […] Sin incluir las concesiones ya existentes, la deforestación continuará rápidamente.»



De hecho, Indonesia ha confirmado que 1.6 millones de hectáreas (4 millones de acres) de tierras para agricultura ya planificadas para la provincia de Papua en la mitad oeste de la isla de Nueva Guinea seguirán adelante.



«Pero será en el contexto de esta política verde» le dijo a Reuters el gobernador de Papua Barnabas Suebu. «La tierra que se utilizará para la producción de alimentos es de un valor muy bajo en carbono y biodiversidad».



Además, ya que la moratoria no entera en efecto hasta enero -basado en la carta intensión- algunos temen que las concesiones continúen otorgándose a una tasa explosiva por los próximos seis meses, poniendo en riesgo más bosques y especies.



El anuncio y la donación de 1 billón de dólares americanos desde Noruega es visto como el comienzo del programa REDD+ (Reduced Emissions from Deforestation and Degradation, o Reducción de las Emisiones por Deforestación y Degradación) en Indonesia. De hecho, una porción del dinero irá para establecer un sistema de monitoreo para REDD+ y el comienzo de proyectos REDD+.



La reunión en Noruega incluyó el anuncio de 4 billones de dólares americanos para comenzar proyectos REDD+ en todo el mundo. Los fondos fueron prometidos el año pasado en la Conferencia Climática de Copenhagen y han sido propuestos por Estados Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra, Australia, Noruega y Japón. Dinamarca y Suecia prometieron un adicional de 73 millones de dólares americanos.



Indonesia está en segundo lugar por la deforestación, después de Brasil. Entre 1990 y 2005, Indonesia perdió más de 28 millones de hectáreas de bosques, incluyendo 21.7 millones de hectáreas de bosques vírgenes. La cubierta forestal del país ha decrecido de 82% en los 60´s a menos de 50% hoy.







Vista aérea de la destrucción de una turbera en Borneo indonesio. Rhett A. Butler.