Noticias ambientales

Una pequeña isla-nación hace un gran sacrificio, ¿hará el resto del mundo lo mismo?

La República de Kiribati es un archipiélago formado por 33 atolones en el Pacífico, de los primeros países amenazado por anegación con los crecientes niveles del mar. Sin embargo, el país hizo recientemente un compromiso increíble: cerró más de 240.000 kilómetros cuadrados de su territorio a la pesca, una actividad que representa casi la mitad de los ingresos fiscales del gobierno. ¿Qué motivó a este pequeño país a tomar medidas tan drásticas? El presidente Anote Tong, dice Kiribati (pronunciado Kíribas) envia un mensaje al mundo: «Tenemos que hacer sacrificios para ofrecer un futuro a nuestros hijos y nietos.»



El presidente Tong habla con franqueza. Kiribati espera hacer el mayor sacrificio para mediados de siglo, cuando se prevé inhabitable gran parte del país. El aumento en el nivel del mar contaminará los suministros de agua dulce, arruinará los terrenos agrícolas, erosionará las playas y deteriorará las poblaciones, obligando a sus habitantes a abandonarlos. Kiribati no ha hecho nada para merecer ese destino—sus emisiones de gas del efecto invernadero son insignificantes y su población apenas si alcanza los 100.000. Sin embargo, ya está pensando en comprar tierras en otros países para un posible asentamiento de una parte substancial de su población.



Anote Tong. Fotografía de Lawrence Jackson.

Kiribati es uno de los países más pobres del mundo. Tiene pocos recursos naturales excepto peces y copra, la pulpa seca del coco. Sin embargo tiene unos de los arrecifes coralinos más puros y una población piscícola muy saludable, que se han convertido en la base de su contribución al bienestar del planeta: El Área Protegida de las Islas Fénix (PIPA por sus siglas en inglés), que en 408.250 kilómetros cuadrados es el Patrimonio marino más grande de la Humanidad.



PIPA es parte de la iniciativa más grande y ambiciosa del presidente Tong, el proyecto Pacific Oceanscape—(Un futuro seguro para las naciones insulares del Pacífico en base a la conservación y administración del océano)38,5 millones de kilómetros cuadrados (24 millones de millas cuadradas) de océano, un área más grande que los territorios de los Estados Unidos, Canadá y México combinados. En los últimos dos años, el presidente Tong ha reunido a 16 naciones del Océano Pacífico para desarrollar la iniciativa, que busca mantener la salud de los océanos mediante la mejora de la gestión de la industria pesquera, la protección y conservación de la biodiversidad, fomentar el conocimiento científico de los ecosistemas marinos, y reducir los impactos negativos de las actividades humanas.



Los esfuerzos del presidente Tong frente a la increíble adversidad, le han ganado un considerable respeto en el mundo conservacionista. El Dr. Greg Stone, Científico en Jefe de Océanos y Vicepresidente Ejecutivo para la Conservación Marina en Conservation International (CI), lo compara con el «Teddy Roosevelt de Océanos», ya que lo que el presidente Tong está haciendo por los Océanos, es lo que el vigésimo sexto presidente hizo para la conservación de tierras en los Estados Unidos a comienzos del siglo XX.



«Lo que estamos viendo aquí es el amanecer de una nueva era para la gestión del medio marino», dijo el Dr. Stone.



Imagen cortesía de phoenixislands.org

El presidente Tong trajo su mensaje a San Francisco la semana pasada para la conferencia Mundial de los Océanos 2010, en California. En su declaración conjunta con el Congresista del Distrito #17 de California Sam Farr, el administrador de NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) Jane Lubchenco, el filántropo David Rockefeller Jr., la oceanógrafa Sylvia Earle, y cientos de científicos marínos y conservacionistas, el presidente Tong instó al mundo a tomar medidas para proteger los océanos y evitar el cambio climático.



«Es evidente que hay una necesidad de consolidar todos los esfuerzos en la gestión de los océanos en el Pacífico y, de hecho en el mundo si vamos a gestionar con éxito y conservar estos recursos para las generaciones presentes y futuras», dijo Tong.



Después de su discurso de apertura en la conferencia, el presidente Tong discutió el cambio climático y la conservación marina con Rhett Butler de Mongabay.com.



El siguiente es un breve extracto de la entrevista con el presidente Tong.



Imagen cortesía de phoenixislands.org





UNA ENTREVISTA CON SU EXCELENCIA Anote Tong, Presidente de Kiribati



mongabay.com: ¿Cómo siente el pueblo de Kiribati el hecho de que su destino está en manos de gente en países lejanos?



Presidente Anote Tong: Hay una sensación de injusticia, pero también entendimiento de que hasta hace poco, la gente no era consciente de la repercusión de sus acciones. Sin embargo sabiendo lo que sabemos hoy, continuar actuando como si nada es irresponsable e inmoral. El no adoptar medidas, raya con un acto criminal.



Escuela de barracudas Blackfin cerca de la Isla McKean en el Área Protegida de las Islas Fénix. © Randi Rotjan, Acuario de Nueva Inglaterra.



Más de 200 tipos de corales, 500 especies de peces únicos, 18 de mamíferos marinos y 44 especies de aves han sido registradas en el área de las Islas Fénix, de acuerdo a Conservation Internacional (CI).

Pero no somos los únicos que enfrentamos este futuro. Otras naciones insulares, así como países de baja altitud y las zonas costeras, también están en riesgo.



Todos podríamos ser víctimas—incluso los Estados Unidos, con el huracán Katrina y los incendios en California.



mongabay.com: ¿Existe la sensación de que debería haber ayuda del exterior para hacerle frente a los efectos del cambio climático?



Presidente Anote Tong: Kiribati es un país predominantemente cristiano. Durante mucho tiempo la gente vio las inundaciones y otros daños como actos de Dios. Pero ahora algunas personas están llegando a la conclusión de que los niveles del mar están subiendo y esto sólo va a empeorar. Las personas se están movilizando. Ellos quieren ayuda.



Ahora se tiene la sensación de que las personas que más contribuyen al problema deben ser parte de la solución.





mongabay.com: ¿Hay algún mensaje que desee transmitir a la mayor audiencia?



Presidente Anote Tong: Hay que alejarse de la idea de que una persona, una acción, no pueden hacer la diferencia. Un millón es 1 +1 +1 y así sucesivamente. Cada persona y cada acción son importantes.



El Pacífico es un sólo océano. Lo que usted tira en el mar en California termina en nuestras costas. Así que tenemos que trabajar juntos.



mongabay.com: Si pudiera pedir alguna cosa, ¿cuál sería?




Butaritari, un atolón situado en la República de Kiribati en el Océano Pacífico. Image cortesía de Google Earth.

Presidente Anote Tong: Estamos pidiendo a la gente del mundo hacer un sacrificio. El destino de nuestro pueblo, nuestra cultura, nuestros recuerdos está en juego. Yo no creo que nadie quiera ahogar a un pueblo, aunque eso es lo que va a suceder.



El cambio climático es un desafío moral, quizás el mayor desde la esclavitud. La comunidad internacional condena el terrorismo fácilmente, el genocidio y la proliferación nuclear, pero ¿por qué no podemos ver la injusticia ante nuestra falta de acción sobre el cambio climático?



Como país de primera línea del cambio climático, vamos a ser uno de los primeros afectados por la falta de acción de los demás. Así que estamos pidiendo a la gente a hacer un esfuerzo extra, a hacer sacrificios.



Árboles de Navidad de gusanos de colores brillantes (spp Spirobranchus.) filtran con delicadeza desde su casa en una Porita spp. Colonia de corales en Isla Enderbury. © Jim Stringer



A dentro del Área Protegida de las Islas Fénix quedan ocho atolones, dos sistemas de arrecife sumergidos, aproximademente catorce montes submarinos(montañas sumergidas) y entornos de alta mar que figura entre los más isolados y libres del impacto humano en el planeta, se pareciendo como fue el océano hace mil años, según Conservation International.

Con este fin, Kiribati ha hecho un sacrificio. Establecimos PIPA, que cerró la mayor parte de nuestras aguas territoriales a la pesca. Tuvimos que luchar nuestras propias batallas políticas internas y de opinión sobre esta decisión, pero es una gran afirmación de nuestra parte.



La pesca supone alrededor del 45 por ciento de los ingresos fiscales del gobierno y es una fuente importante como medio de subsistencia.



La nuestra es una contribución a la biodiversidad, así como la población de peces del mar. La conservación de nuestros recursos pesqueros trae beneficios a el resto del océano. Las zonas donde la pesca está prohibida, aumentan la población de peces fuera de estas áreas.



Con el proyecto Pacific Oceanscape, hemos reunido a 16 países para adoptar medidas similares y proteger los recursos oceánicos. El Oceanscape es más grande que todo el territorio combinado de los Estados Unidos, Canadá y México.



La idea del Oceanscape es muy lógica. Los países que comparten el Pacífico deberían haber estado colaborando en este tema desde hace mucho tiempo.



mongabay.com: ¿La PIPA atraerá turistas a Kiribati?



Presidente Anote Tong: Nuestro mayor problema para el turismo ha sido la falta de servicio de vuelos regulares, pero estamos trabajando en ello. Estamos a dos horas de Hawái.



Una mantarraya nadando con gracia cerca de la Isla Cantón. © Jim Stringer.

La PIPA ciertamente ha creado mucha publicidad, especialmente en torno a la cuestión del cambio climático que enfrenta Kiribati, que es importante, ya que ¿cómo le puede importar a un país que no conoce?



Podemos ofrecer mucho a los turistas—hay encanto definitivamente allí. Tenemos algunos de los mejores lugares de pesca en el mundo y nuestros arrecifes son algunos de los más prístinos. Hay muy poca vivienda o ruido, lo que hace del área un laboratorio viviente para la investigación del cambio climático. Puede servir como un punto de referencia para los estudios.



mongabay.com: ¿Los arrecifes de Kiribati han experimentado decoloración en los corales?



Presidente Anote Tong: He visto blanqueamiento ciertamente. Ya que este sea el producto del cambio climático, no lo sé.



Sin embargo, algunos arrecifes se recuperan, así que esto nos da una esperanza.



mongabay.com: ¿Tiene dificultad para la vigilancia en sus aguas de flotas pesqueras ilegales?



Tiburón de Arrecife. © Randi Rotjan, Acuario de Nueva Inglaterra.

Presidente Anote Tong: Tenemos una zona económica exclusiva enorme, 3,5 millones de kilómetros cuadrados (1,35 millones de millas cuadradas) y un sólo bote patrullero, por lo que de hecho es un problema. Pero tenemos un acuerdo con los Estados Unidos—tenemos observadores a bordo de sus buques. También recibimos ayuda de otros países.



Tenemos un plan para aumentar la vigilancia con sobrevuelos por parte de los países vecinos.



mongabay.com: ¿Qué le da esperanza?



Presidente Anote Tong: Me niego a creer que cualquier persona con conciencia, continúe deliberadamente como si nada a sabiendas de que sus acciones van a resultar en la desaparición de otros.



Es importante no olvidar que aquí estamos hablando del destino de un pueblo. No estamos hablando sobre los osos polares. Creo que los osos polares son muy valiosos y no quiero verlos desaparecer. Pero tampoco quiero ver a nuestra gente desaparecer.






  • Las Islas Fénix
  • CI’s PIPA page