Noticias ambientales

Animación de Google Earth muestra los planes brasileños de convertir la amazonía en una serie de reservorios estancados

La decisión tomada la semana pasada por el gobierno brasileño de avanzar en la represa de US$17 billones en Belo Monte, sobre el río Xingu pondrá en marcha un plan para construir más de 100 represas en la cuenca amazónica, con el riesgo de convertir a los tributarios del río más largo del mundo en una interminable serie de reservorios estancados, según un video corto distribuido por Amazon Watch y por International Rivers.



El video, narrado por Signoury Weaver, usa una aplicación 3-D de Google Earth para ilustrar el impacto potencial de la represa. El video, narrado por Signoury Weaver, usa una aplicación 3-D de Google Earth para ilustrar el impacto potencial de la represa. Los reservorios de Belo Monte inundarán 668 kilómetros cuadrados, incluyendo partes de la ciudad de Altamira, desplazando más de 20.000 personas. Reducirá el caudal del poderoso río Xingu a un débil arroyo durante algunos momentos del año, reduciendo el suministro de agua para las poblaciones indígenas río abajo, bloqueando la migración de los peces y por lo tanto interrumpiendo la actividad pesquera local y condenando muchas especies acuáticas a la extinción. La inundación de áreas de bosque generará cantidades masivas de metáno, un gas de invernadero 25 veces más potente que el CO2, e incrementará el riesgo de malaria en las áreas cercanas. Más allá, si se toman como modelo represas anteriores en el Amazonas, Belo Monte promoverá la deforestación en gran escala por parte de los habitantes de la zona que no podrán seguir obteniendo ingresos de la pesca o de sus formas de vida tradicionales. Las redes de transmisión eléctricas y las vías de acceso pondrán presiones adicionales sobre la selva húmeda.


La represa de Belo Monte será un “desastre para el río Xingu, para la selva húmeda y con seguridad para todos los indígenas y familias que viven a lo largo del río”, dice Weaver, una actriz que protagonizó el éxito del año pasado Avatar. “Su forma de vida va a desaparecer”.



La represa de Belo Monte ha enfrentado una fiera oposición por parte de indígenas, activistas y celebridades como Weaver y James Cameron, el director de Avatar, Titanic, y la serie de Terminator. Pero el proyecto está soportado por intereses poderosos, incluyendo el sector minero: Belo Monte se construye para proporcionar energía eléctrica a nuevas minas en el Amazonas. El video incluye un sobrevuelo a través de Google Earth, mostrando la cercana mina de Carajas, una de las minas más grandes de mineral de hierro en el planeta.




El video de 10 minutos, creado por Amazon Watch y por International Rivers con la asistencia técnica de Google Earth Outreach, es parte del movimiento “Río Xingu para siempre”, una campaña contra la represa, con base en Altamira.



Antonia Melo, líder y vocera de “Río Xingu para siempre” afirma que el video ayudará al público a entender mejor los impactos del proyecto.



“Los impactos de represar el río son difíciles de entender, aún para las personas que viven a lo largo del río Xingu. Esta animación ayudará a la población local a visualizar el daño que podría causar Belo Monte, y los retará a tomar acción”, dijo Melo en una declaración.


Rebeca Moore, del departamento de Extensión de Google Earth Outreach espera que el video genere mayor compromiso con la causa.



“Como Google Earth” provee un modelo tan realista de la tierra, puede facilitar que tanto la gente del común como los tomadores de decisiones visualicen y entiendan los complejos asuntos ambientales y sociales con mayor facilidad y en mayor profundidad”, afirmó Moore en una declaración. “Idealmente, esto puede conducir a un diálogo constructivo y mejor informado, especialmente para temas controversiales como la represa de Belo Monte”.



La versión de Google Earth de este video puede descargarse en Belo Monte Tour.



Belo Monte está entre las más controvertidas de las 146 grandes represas planeadas en la cuenca del Amazonas para las siguientes dos o tres décadas. Hace unos pocos días, International Rivers lanzó una nueva página Web: Dams in Amazonia, señalando los lugares y los impactos de estas represas con un mapa interactivo.