Noticias ambientales

El Vuelo de las Mariposas Monarca Revela Conexiones Ambientales a través de un Continente

El otoño llega a Norteamérica, y un sello distintivo de esta temporada es el gentil vuelo de las Mariposas Monarca mientras migran hacia los bosques, refugio de estas especies durante los meses de invierno. Desafortunadamente en México, como en otros bosques alrededor del mundo, las “áreas de hibernación” de las monarcas están sufriendo el incremento de la presión antropogénica. Un grupo innovador de conservación llamada Fundación ECOLIFE ha tomado la iniciativa de proteger los bosques de las monarcas durante el invierno y en este proceso descubrieron que hacer frente a la difícil situación de la mariposa monarca se hizo posible solo después de descubrir las relaciones que nos unen a todos. El siguiente artículo es una entrevista con Bill Toone, el Director Ejecutivo de ECOLIFE.





Mongabay: Cuéntales a nuestros lectores sobre el desarrollo de la Fundación ECOLIFE y como su grupo decidió trabajar con los campos de hibernación de las mariposas Monarcas en las montañas de la Sierra Madre en México.



Las mariposas Monarca llenan el cielo.

Bill Toone: La Fundación ECOLIFE nació en parte por un sentimiento de frustración y la necesidad de un cambio en la comunidad mundial de conservación. En el momento que decidí ayudar a ECOLIFE, había pasado 38 años trabajando en conservación y una de las cosas que me frustraron acerca de este campo fue que el trabajo de conservación siempre parecía estar en conflicto con la gente. Aunque hubieron otros grupos desarrollando “proyectos comunitarios basados en conservación” esta práctica generalmente incluía la contratación de un puñado de personas de la población local como guías, guardabosques, “bioperitos”, etc. Estas personas fueron colocadas en conflicto con sus comunidades locales. En otras palabras, ellos fueron contratados como guardianes para proteger los recursos naturales locales de sus comunidades.



La materialización de mi creencia en la necesidad del “elemento humano” en la conservación vino en el año 2010. En ese año experimenté dos desastres en mi vida, uno personal y otro profesional en Madagascar donde perdí amigos en una aldea local que había sido golpeada por una tormenta catastrófica. Cuando regresé me uní a varios grupos de conservación que habían apoyado mi trabajo de campo y me ofrecí a ayudar a esta gente, ellos se negaron porque no fue percibido como un “problema de conservación”.



Pensé que esto era una visión miope y así se convirtió en nuestra filosofía, de que la conservación ECOLIFE tenía que encontrar la manera de integrarse por sí misma en la vida de todos y que nuestro trabajo no tenía que desarrollarse a expensas de la población local. Para que la conservación sea sostenible, esta tiene que enfocarse de manera diferente, y no como el altruismo impuesto por los países desarrollados en esas áreas en desarrollo.



La decisión de trabajar con Mariposas Monarca fue tanto una elección personal como profesional. Las especies de invierno son, en lo personal y sentimental, mis favoritas: una de mis primeras citas con mi esposa fue a ver los campos de hibernación de las Monarcas. A través de mis extensos viajes y décadas de trabajo en conservación en los cuales he tenido la oportunidad de ver un montón de los grandes lugares silvestres del mundo, y los bosques de las Monarcas en invierno están verdaderamente entre los más espectaculares. Trabajando con las Mariposas Monarca calzaba muy bien con las metas de la organización ECOLIFE: era una especie carismática con un conflicto con los humanos sobre los recursos forestales de la Sierra Madre en México.







“Uno de los grandes espectáculos del mundo natural.” Foto cortesía de la UNESCO.





Mongabay:
¿Cuáles son las mayores amenazas que enfrentan actualmente las Monarca?



Bill Toone: Las Mariposas Monarca enfrentan múltiples amenazas y aunque la especie parece muy extendida y común, las monarca han estado bajo una presión que va en aumento. Cuando miro hacia atrás, hacia mis primeras visitas a las zonas de hibernación de las Monarca en México hace unos 25 años, desde esa fecha hasta hoy el número de mariposas se ha reducido en más del 50%.


Las amenazas que las Monarca enfrentan son muchas, pero el mayor problema es la deforestación de las áreas de hibernación. La razón de esto es más crítica que la amenaza del aumento creciente de pesticidas en los Estados Unidos o la disminución del algodoncillo (una planta de la cual las Monarca dependen), es así que literalmente se tiene todo la población del occidente en un mismo lugar a una misma hora. Como resultado, el impacto en estas zonas de hibernación puede tener implicaciones en todo el continente para las Monarca.



“Las Monarca en sus bosques de hibernación”. Foto cortesía de la US Fish y el Wildlife Service.

Existen dos razones principales por las pérdidas de estos bosques: la primera, es que existe un cartel organizado de tala ilegal operando en la Sierra Madre y que están literalmente robando los registros de los santuarios de las Monarca y de los indígenas o “Ejidos”, quienes también dependen de estos bosques. La segunda, es que hay una enorme demanda local de leña, cada año un cuarto de millón de árboles del área de las reservas de las Monarca han sido usados en los hogares para cocinar y calentar.


Mongabay:
Por favor cuénteles a nuestros lectores acerca del “Programa de Estufas Eficientes de ECOLIFE”


Bill Toone: Elegimos buscar en el corazón del conflicto percibido entre los pobladores y las mariposas y se encontró un problema más complejo de lo inicialmente pensado. Los pobladores locales de los bosques de las Monarca usaban estufas tradicionales dentro de las casas, las cuales son ineficientes y además son una fuente de muchos riesgos a la salud. Estas estufas locales consistían en tres piedras colocadas en forma de “U” donde la parrilla está ubicada en la parte superior para cocinar. A pesar de que estas estufas están dentro del hogar, no hay chimenea, y los hogares locales se construyen en lo que parece ser una manera raquítica, con hoyos en todas partes. Esto se hace intencionalmente en un intento para ventilar el humo. Pero esto es más bien muy poco efectivo para lidiar con este humo, es una manera muy ineficiente para calentar y se puede, literalmente, raspar el alquitrán en la mayoría de techos de estas casas. Una de las pocas cosas que las personas saben es que a nivel global 1.6 millones de mujeres y niños mueren cada año por los efectos peligrosos de los incendios en la cocina dentro de la casa. Las estufas tradicionales de interior han creado un problema tanto para los pobladores locales como para las Mariposas Monarcas.


Pensando en el problema como uno que estuvo relacionado con el uso de la madera, empezamos a trabajar con un grupo de locales en México que habían diseñado una estufa cerrado con una chimenea. Sólo esta chimenea reduce las enfermedades respiratorias en más del 40% en familias locales y virtualmente eliminó las quemaduras infantiles. Y cerrando la caja de fuego, esta estufa redujo el uso de combustible en 70%.


Hemos sido interrogados “¿por qué no les dan estufas solares?”. Estos tipos de estufas no ofrecerán el tipo de cocina que es intrínseca a la cultura local. El sabor a leña y la cocina es parte de la sazón local y la meta de nuestro programa fue crear una estufa que les permitiera usar madera en una manera más eficiente.



Mongabay:
Tu grupo ha tomado un fuerte énfasis en trabajar con la población local de la Sierra Madre a través del “Programa de estufas eficientes”. Háblanos de los retos de este trabajo.






250 millones de Mariposas Monarca hibernan en la Sierra Madre. Fotos cortesía de la US Fish y el Wildlife Service.

Bill Toone: Primero, los retos fueron absolutamente enormes y eso probablemente fue la experiencia aprendida más importante que nuestro proyecto enfrentó. Las primeras estufas que construimos no fueron bien recibidas por los pobladores. A pesar del hecho que estas estufas fueron diseñadas y construidas en el área, no estábamos haciendo frente a las necesidades locales en nuestros esfuerzos de extensión. Las primeras estufas las encontraron muy sofisticadas para las comunidades locales. Cuando preguntamos si podríamos dar a las familias una estufa que ayudara a salvar a las mariposas, todos sonrieron y dijeron que podrían participar. Haríamos acuerdos para dar estufas a las familias locales, pero tan pronto como sean instaladas, estas mismas familias desmantelarían nuestras estufas y las echarían a la basura. (Para ser justos ¿cómo nos sentiríamos nosotros si unos extraños llegaran a nuestras cocinas y nos dijeran como vamos a cocinar?)



Estábamos muy desanimados por la falta de interés local, pero pronto nos dimos cuenta que nos habíamos alejado de un valor fundamental de atender las necesidades de la población local. Convertimos nuestro enfoque englobado y relacionado a como el programa y las estufas podrían ayudar a sus familias: que estas estufas harían sentir a sus pulmones mejor, protegerían a sus hijos de incendios, y que sus esposos no tendrían que pasar mucho tiempo fuera del hogar consiguiendo leña. Haciendo frente a las preocupaciones locales, nuestros constructores de estufas han pasado de ser un grupo al que nadie le importaba a convertirse literalmente en “las estrellas de rock locales”. Ellos no pueden conducir a través de la comunidad sin haber sido perseguidos por mujeres que quieren estufas en sus hogares!



La clave del éxito del desarrollo de este programa fue valorar lo que es importante para todos y cada uno de nosotros: nuestra salud y el bienestar de nuestras familias. En el momento en que nosotros nos enfocamos en este tipo de necesidades, encontramos un campo en común, y ahora no podemos hacer estufas tan rápido como las demandan.



Mongabay:
Desde el punto de vista de los pobladores, ¿cómo están conectadas las estufas con las mariposas?



Bill Toone: Cuando empezamos por primera vez nuestro programa de extensión todas las estufas tenían una baldosa en ellas con una imagen de una Mariposa Monarca que decía “Me llamo Patsari y soy un amigo de las mariposas”. Cuando cambiamos nuestro enfoque a las necesidades de salud de la población, pensamos que podríamos ahorrar dinero quitando las baldosas de las estufas. Los pobladores locales casi me amotinan. Ellos amaban las baldosas y habían comenzado a ver a las mariposas como símbolo de sus bosques y en un sentido sincero veían a las Mariposas Monarcas como benefactores de la comunidad. Los intereses mutuos en los bosques por las partes de los grupos de conservación y los pobladores locales crearon un puente el cual permitió crear ideas que fueran beneficiosos para humanos y las Mariposas Monarca.


Los crecientes intereses y el orgullo por las monarca han sido implicaciones mucho más amplias. La tolerancia del gobierno local por los intereses del cártel de taladores ha colapsado, y el Gobierno de México está tomando ahora una posición agresiva contra las operaciones de tala ilegal. La pérdida de los bosques en los santuarios de las Mariposas Monarca ha caído en 97% este año. Muchos líderes oficiales del Gobierno de México son del estado de Michoacan, lugar de las Reservas de las Mariposas, y estos oficiales ahora tienen una participación puesta en los bosques que son valorados por las comunidades locales y la comunidad mundial. En el 2008, las reservas de las mariposas Monarca fueron designadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad lo cual incrementó estas posiciones en ambas bases locales y globales.







“Me llamo Patsari”. Foto cortesía de Patsari.org. Estufas Patsari: Con cada donación de $ 120, ECOLIFE construye e instala una Estufa Patsari altamente eficiente en la quema de leña para su uso en los hogares de las comunidades Ejido. En promedio las familias Ejido requieren 40 árboles anualmente para calentarse y cocinar. Las Estufas Patsari reduce esto a 12 árboles.






Mongabay:
¿Cuáles son los siguientes pasos para el Programa de las Mariposas Monarca de ECOLIFE? ¿Existen planes para incrementar el alcance público al respecto de las Mariposas Monarca?



ECOLIFE «Construyendo Conexiones». Además pueden ver el video de noticias de CBS: «Salvando a las Monarcas»

Bill Toone: Durante el curso de su migración anual, las Mariposas Monarca viajan a través de tres países: Canadá, estados Unidos y México. Estas especies proveen una oportunidad para que los tres países trabajen juntos en un problema común de conservación. Las Monarca son importantes polinizadores de los cultivos de Norteamérica, en el momento en el que las abejas han luchado con el colapso y estas mariposas están simplemente entre lo más hermoso del mundo. Las Mariposas Monarca, con su asombrosa migración anual, representan un símbolo intangible de las personas que cruzan varios países y de las comunidades que tienen una muy real conexión con la naturaleza y que nosotros tenemos un interés compartido en trabajar unidos para conservar el ambiente.


Mirando al futuro, ECOLIFE continuará enfocándose en la educación de la comunidad y el alcance con los pobladores locales del estado de Michoacan para ampliar el puente entre las comunidades locales, las áreas de bosques y las Mariposas Monarca. Y seguiremos trabajando con otros grupos de conservación en Norteamérica para ayudar a salvaguardar a las Monarcas a través de esta vasta región.



Pienso que el programa de las Mariposas Monarca es solo uno de los proyectos globales de ECOLIFE, nuestro trabajo con especies reforzó nuestra creencia principal de que la conservación necesita ser inclusiva. Todos alrededor del planeta realmente tenemos una responsabilidad compartida, la participación en los resultados.