Noticias ambientales

Científicos: una carretera a través del Serengeti probablemente terminará con la migración de ñu

Un nuevo estudio encontró que la carretera propuesta a través del Parque Nacional Serengeti probablemente tendrá consecuencias devastadoras para una de las últimas migraciones en el mundo. Según el estudio, dicha carretera puede llevar a una pérdida de 35% de la manada de ñu, famosa en el parque, esencialmente reduciendo la manada en más de medio millón de animales. A pesar de las dichas preocupaciones, y la disponibilidad de una ruta alternativa que evitaría las planicies del Serengeti, el gobierno de Tanzania ha declarado que continuará adelante con la controversial carretera.


En un comunicado de prensa, John Fryxell, profesor de biología integradora de la Universidad de Guelph y autor del estudio, dijo “Este proyecto tiene el potencial de transformar una de las grandes maravillas del mundo y uno de los parques nacionales más icónicos a nivel mundial”.


El estudio, publicado en la revista de acceso irrestricto PLoS ONE, se enfocó sólo en las consecuencias directas de la carretera, por ejemplo, la fragmentación del hábitat de los ñu. Aunque los autores afirman que la carretera per se no frenará la migración, “sin embargo, hay razones para pensar que a medida que el tráfico aumenta, lo que continúa es el establecimiento de cercas y el desarrollo, eventualmente transformando un proyecto de una simple carretera en una barrera de facto”.


El resultado final podría ser inclusive peor de lo que el estudio predice, ya que no considera otros posibles impactos en la manada, por ejemplo la colisión de vehículos con animales, el aumento de la caza ilegal, y más desarrollo en el parque. La carretera no sólo impactará a los ñu.


Fryxell dijo “la migración de los ñu juega un rol importante en una variedad de procesos ecológicos esenciales, de este modo, esto tiene ramificaciones hacia la biodiversidad de ecosistemas, su estructura y función”. Por ejemplo, con menos presas disponibles, las poblaciones de grandes felinos, que ya están en declive, seguramente sufrirán aún más.


Recientemente, el Banco Mundial propuso ayudar en la financiación de una ruta alternativa para salvar al parque de ser seccionado. Sin embargo, el presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, insiste que el plan original debe seguir adelante.







Manada de ñu en Tanzania. Foto: Rhett A. Butler.