Noticias ambientales

Se insta a las empresas de pasta y papel a proyectar 1,2 millones de hectáreas de selva designado para la tala

La respuesta de APP’s al articulo



Forest to pulp mill in Riau Province, Sumatra, Indonesia
Bosque para hacer pasta de papel en la provincial de Riau, Sumatra, Indonesia. Eyes on the Forest presenta su caso para una moratoria más fuerte en el informe enviado a Kuntoro Mangkusbroto, líder de las tareas ejecutivas de REDD en Indonesia, una autoridad especialmente dirigida por el Presidente Susilo Bambang Yudhoyono. Esta imagen pertenece a Eyes on the Forest archivada con Kuntoro.


Los grupos medioambientales indonesios han iniciado una petición a dos grandes compañías de pasta y papel solicitando no talar 800,000 hectáreas de bosque y turbera en sus concesiones en Sumatra.



Eyes on the Forest, una coalición de ONGs indonesias, ha diseñado mapas para mostrar que Asia Pulp and Paper (APP) y Asia Pacific Resources International Limited (APRIL) controlan terrenos que representan un 31 por ciento de los restos de bosque en la provincia de Riau, que posee más densidad de bosque de Sumatra. Muchos de los bosques están situados sobre turbera profunda que emite una gran cantidad de carbóno cuando drenada y secada para las plantaciones forestales.



Otras 400.000 hectáreas de bosque son controladas por otros operadores.



Eyes on the Forest afirma que la propuesta de moratoria forestal, que se debería haber firmado el 1 de enero de 2011 pero que ha sido retrasada debido a las presiones del colectivo forestal, no protegerá las áreas desde que dichos terrenos ya han sido concedidos. La moratoria se aplicaría solamente a las nuevas concesiones en tipos de bosques que todavía no han sido especificados.



“Eyes on the Forest pide a ambas compañías que detengan voluntaria e inmediatamente toda tala de bosque natural y drenaje de turbera para apoyar al comité del presidente y reducir las emisiones de Indonesia en un 26%,” afirmó Susanto Kurniawan de Jikalahari en una declaración. “Los instamos a que pasar a ser partes de la solución en vez de que sean una vergüenza continuado para el país.”



Concesiones controladas por afiliados a Asia Pulp and Paper (APP) y Asia Pacific Resources International Limited (APRIL) en Riau.
Imagen cedida de Eyes on the Forest.

“El reducir a pulpa los bosques naturales de suma importancia a Riau y el drenaje de la turbera profunda han hecho estas empresas las dos principales razones por las que la provincia de Riau se ha convertido en el mayor emisor de dióxido de carbono en Indonesia,” añadió Suhandari de la Programa Riau de WWF Indonesia. “Tememos que ambos grupos incrementarán sus extracciones de madera en sus concesiones de Riau tan pronto como la moratoria les impida talar en otras partes.”



Eyes on the Forest estima que APP, propietario de la multinacional Sinar Mas Conglomerate y APRIL, controlado por Royal Golden Eagle Group, han destruido alrededor de 2 millones de hectáreas de bosques naturales en Riau, contabilizando cerca de la mitad de las recientes pérdidas en los bosques de la provincia. Riau ha perdido 4,4 millones de hectáreas de un total de 6,9 millones (63%) entre 1985 y 2009.



Eyes on the Forest dice que la transformación de los bosques de las zonas concedidas para pasta de papel en Riau generarían unos 500 millones de toneladas en emisiones de CO2.



La demanda se produce en un momento difícil para APP y APRIL. Ambos grupos son el objetivo de las críticas de grupos medioambientales y de los derechos humanos que alegan transgresiones, incluyendo deforestación, drenaje de zonas de turbera y conflictos sociales.



Por ejemplo, APP sostiene que extrae su madera de forma responsable, mientras que ha incumplido sistemáticamente sus objetivos en la extracción de pasta de papel. Según Greenpeace, uno de los grupos que ha hecho campaña contra APP, el gigante de productos de papel ya ha declarado dos veces que solo utilizaría la madera basada en plantaciones. El primer comité fue la eliminación progresiva en 2004 de toda fuente de bosques naturales para 2007. Después de haber fallado en su objetivo, APP no tuvo éxito en el plazo límite de 2009. APP dice ahora que lo cumplirá en el plazo de 2015. Además APP y APRIL han presuntamente vulnerado la ley. La agencia de la auditoría estatal (BPK) convocó a tres afiliados de APP, PT Wirakarya Sakti, PT Rimba Hutani Mas y PT Tebo Multi Agro, por incumplir el pago de derechos forestales o multas al servicio forestal Jambi. Al mismo tiempo, se llamaron a algunos partidarios de APP y afiliados de APRIL para acudir a un caso de tala ilegal en Riau que fue “repentinamente cerrado” en diciembre de 2008, palabras de Eyes on the Forest. APP y APRIL tienen grandes redes de compañías afiliadas fuera de Indonesia. Además, se cree que traspasan parte de sus beneficios a plataformas petrolíferas para evitar tasas. De hecho, el departamento de tasas de Indonesia ha investigado a Asian Agri, una compañía que se dedica al aceite de palma, subsidiario de APRIL.



Las concesiones de los afiliados de Asia Pulp and Paper (APP) y Asia Pacific Resources International Limited (APRIL) en Riau. L’Image cedida de Eyes on the Forest.

APP y APRIL han sido también relacionadas con casos de emisiones sustanciales en la producción de sus productos de papelería. La nueva declaración de Eyes on the Forest afirma que APRIL está actualmente destruyendo turbera profunda en Semenanjung Kampar, que es “el ecosistema de pantano más extenso e intacto de la isla con posiblemente la mayor concentración de carbón de turba en el sureste de Asia.” APP argumenta que la producción de papel es aproximadamente neutral en carbono, pero según los grupos medioambientales su contabilización ignora las emisiones procedentes de deforestación y drenaje de turbera. Rainforest Action Network y Japan Tropical Forest Action Network declaran el año pasado en una evaluación que las emisiones reales de APP son 500 veces mayor de las declaradas. Desde entonces, APP ha iniciado una nueva iniciativa para cuantificar el impacto de desarrollo de las plantaciones y las emisiones de gases de efecto invernadero.



Además, ambos proveedores de papel han sido objeto de críticas ya que han contribuido a poner en peligro a animales poco comunes como los tigres y rinocerontes, incluyendo a los elefantes de Sumatra. Anteriormente, en este año, APP inició lo que llamó una iniciativa de conservación de los tigres. Dicha iniciativa consistió en reubicar a los tigres en peligro de extinción de las concesiones madereras a áreas protegidas en las que habitan poblaciones de tigres de su especie. APP ha establecido recientemente un grupo de conservación de tigres para la causa—Sumatran Tiger Preservation Foundation – YPHS. Investigadores y grupos para conservación de los tigres, contactados por Mongabay.com toma nota de esta iniciativa con una cierta perplejidad.



Contraatacando



Transformación forestal en Jambi, Sumatra, en Febrero de 2011. Foto de Rhett A. Butler.



Norway ha prometido un billón de dólares para ayudar a Indonesia a reducir su índice de deforestación. Como se ha destacado en un informe reciente diseñado por Greenomics, una ONG indonesia, la Norway Pension Fund ha invertido en PT Indah Kiat Pulp and Paper (IKPP) y su subsidiaria APP.

Los grupos medioambientales han propiciado la pérdida de grandes clientes de APP y APRIL en los Estados Unidos y Europa Occidental. APP ha sufrido especialmente, perdiendo clientes como Carrefour, Tesco, Kraft y Unisource entre otros desde 2007 y ha perdido el derecho a llevar la etiqueta FSC sobre sus productos. Mientras todo, el Programa Smartwood de la Rainforest Alliance se lo ha reprochado APRIL y en Abril 2010 suspendió su Certificacion FSC. Las deserciones han causado muchos daños a ambas firmas, que han tenido que recorrer un largo camino para recuperar a sus clientes.



APP se ha centrado sus estrategias en relaciones públicas y marketing para rehabilitar su imagen. Más allá de sus iniciativas ya mencionadas, ha publicado muchos informes sobre sostenibilidad y ha llenado páginas con anuncios en publicaciones como The Economist anunciando sus récords medioambientales. Además, APP ha utilizado métodos más que cuestionables, incluyendo contratar grupos como World Growth International y el Consumer Aliance for Global Prosperity, afiliado al Tea Party, para realizar ataques públicos contra compañías que han hecho caer sus ventas y a las organizaciones medioambientales que han expresado sus preocupaciones con respecto a conducta ambiental. Cuando los organismos auditores han presentado resultados que no le gustaron a APP, la empresa ha contratado consultarías de PR, incluyendo ITS Global y Greenspirit, a manipular los hechos de las conclusiones y redactar informes favorables en lo que pasaron por “auditorías independientes”. Mientras no se aclaraba si las medidas son obra de APP, de los cabilderos o de las empresas de relaciones públicas que APP ha mantenido en los últimos años, como Ogilvy & Mather, Weber Shandwick, Cohn & Wolfe, Clark & Weinstock, el mensaje ha sido congruente: APP pretende que están protegiendo el medioambiente y que están reduciendo la tasa de pobreza en Indonesia. Para ser ciertos, incluso se están cuestionando estas últimas afirmaciones acerca la económica. Investigaciones independientes muestran que el sector de pasta y papel crea un relativo y limitado número de puestos de trabajo si tenemos en cuenta la cantidad de terreno que poseen. Mientras tanto, la deuda sigue pendiente y los subsidios no se cumplen. Además, la evasión de tasas aparente por algunas compañías reduce el total de las contribuciones de las industrias para el fomento de la economía de Indonesia.




Muestra de empleo por hectárea
APP dice que emplea alrededor de 70.000 personas y mantiene 2,4 millones en sus concesiones o sobre una persona por cada 34 hectáreas de concesión en Indonesia (o un trabajador por 20 hectáreas si el área de conservación se ha excluido). En comparación, una media de un minifundista agroforestal en Java Occidental (Ginoga 2004) fue de 0,5 hectáreas, 2 hectáreas de aceite de palma a lo largo de Indonesia (IPOC 2009), y cacao de 0,5 a 1,5 hectáreas (Yasa 2007) (un minifundista agroforestal se cuenta como una persona individual).

Sin embargo, la influencia del sector de pasta y papel sigue siendo fuerte en Indonesia. El año pasado, el padre de APP Sinar Mas Group contrató a Cameron Hume, el pasado embajador de Estados Unidos en Indonesia, como “consejero”. Esto sucedió después de haber dejado hacía menos de cuatro meses sus cargos en la embajada. Los movimientos de Hume sorprendieron en algunos entornos ya que, técnicamente, era una violación de la guía étnica de búsqueda de trabajo para los ex-empleados del Departamento de Estado de los Estados Unidos.



“La contratación de Hume es bastante borrosa” dijo el oficial del Departamento de Estado interrogado por mongabay.com. “Pero siempre nos han comunicado que era mejor ‘evitar parecer deshonesto’ por lo que podemos comprobar el por qué no casa bien con unos personas.” El oficial quiso permanecer anónimo.



Esta medida se tomó mientras APP contestó una decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos a imponer un sistema de tariff anti-dumping sobre unos productos de papelería. Se mantiene incierto si la contratación de Hume estuvo relacionada a la disputa o del tipo de papel que el pasado embajador juega en este conglomerado.







El apoyo de la moratoria no es suficiente para los grupos medioambientalistas



Por su parte, APP dice que apoya la moratoria de dos años para las nuevas concesiones forestales.



“Pienso que tener un descanso es realmente bueno,” Aida Greenbury, la que fue más adelante directora de sostenibilidad de Asia Pulp & Paper, dijo el año pasado en Voice of America. “Hemos estado bajo el punto de mira de numerosas críticas en todo el mundo. Así que déjenos para todo ahora mismo, díganos dónde hemos fallado y déjenos analizarlo para ver dónde podemos mejorar según las regulaciones nacionales y encontrar nuevos sistemas de regulación”



No obstante, los grupos medioambientales quieren que las compañías de pasta y papel hagan más: renunciar a la transformación del bosque y la turba en las concesiones que ya se han asegurado.



Eyes on the Forest “recomienda…una nueva moratoria que englobe todo tipo de operación de transformación del bosque y turbera natural en Riau para evitar la destrucción del bosque que con el tiempo puedan llegar a ser ilegal de una manera u otra.”