Noticias ambientales

Las autoridades brasileras imponen multas de 1.2 billones de dólares a los comerciantes de ganado ligados a la deforestación, trabajo esclavo

Las autoridades brasileras planean recaudar en multas 2 billones de reales (1.2 billones de dólares) contra 14 compañías acusadas de la compra de carne vacuna proveniente de hacendados que deforestaron la selva amazónica o explotaron a los trabajadores en el estado de Acre, según reporta AFP.



Las autoridades fiscales federales de Acre declaran que el ganado ilegal genera 500 reales (300 dólares) de multas por libra comercializada. Esta acción viene dada por más de un año de esfuerzo en tratar de involucrar a la industria ganadera.



Las autoridades destacaron a JBS-Friboi, el empacador de carne más grande del mundo. Ellos señalaron que la firma ha continuado la compra de carne a hacendados que utilizan trabajo esclavo y talan la selva lluviosa.



El organismo brasilero de control ambiental IBAMA también se nombra en el pleito. Los agentes dicen que la agencia no hizo cumplir las leyes ambientales.



Las noticias llegan luego de casi dos años desde que el empacador más grande de Brasil acordara una moratoria de no cortar más selva para la producción bovina. El acuerdo fue incitado por la campaña de Greenpeace que relacionó la deforestación de la selva tropical amazónica con algunas de las marcas más prominentes del mundo #8212; Nike, Timberland y Adidas #8212. Las compañías respondieron a la medida al establecer rehusarse a comprar productos bovinos a menos que se mostrara no tener relación con la deforestación.