Noticias ambientales

Greenpeace invoca cero deforestación a nivel global para el año 2020

iglobal deforestation rate
Deforestación global según Naciones Unidas.

Durante una expedición para incrementar la concientización realizada en el Rio Amazonas a bordo del Rainbow Warrior, Greenpeace reiteró la convocatoria a terminar con la deforestación en Brasil en 2015 y a nivel global en 2020.



“Brasil es ahora la sexta economía mundial, el mayor exportador de carne y el segundo exportador de granos. El desarrollo de Brasil para convertirse en la sexta economía del mundo coincidió con varios años consecutivos de disminución de la deforestación en el Amazonas. ” dijo Kumi Naidoo, el Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional. “Brasil ahora debe liderar, como un ejemplo de desarrollo sostenible sin la destrucción de las selvas, a otros países con selvas como Indonesia y Congo.”



El viaje de Greenpeace está pautado para terminar en Rio cuando comience la conferencia sobre desarrollo sostenible Rio +20. Se espera que la conferencia atraiga a miles de líderes de negocios y políticos, así como también a científicos, activistas y académicos.



Mientras que la tasa deforestación anual en la Amazonia brasilera cayó cerca de 80% desde 2004, algunos ambientalistas temen que los políticos brasileros se desvíen de su obligación hacia un crecimiento económico más verde.




Deforestación anual en la Amazonia brasilera.




“Brasil puede ser el ejemplo de una potencia económica que continua creciendo sin destruir los bosques imprudentemente. Sin embargo, las acciones de la presidenta Dilma, sucedidas el año pasado, y el congreso brasilero muestran que estamos en peligro de no lograrlo,” dijo Paulo Adario, Director de la Campaña Amazonia brasilera. “Solamente con un marco legal robusto es que Brasil puede tener las herramientas necesarias para continuar con la lucha contra la deforestación.”



De esta manera, Greenpeace lanzó la petición para una ley de “Cero deforestación” en Brasil. Están buscando conseguir 1.4 millones de votantes brasileros para la iniciativa.



En una declaración, Greenpeace afirmó “La ley propuesta, es una iniciativa que comenzó después del rechazo descarado de la generalizada oposición pública al nuevo Código Forestal que realizara el Gobierno a favor de las influencias de los negocios agroindustriales”. “La selva amazónica brasilera se está enfrentando a una presión intensa por parte de los criadores de ganado, el sector agrícola, la industria maderera y los grandes proyectos de infraestructura, los que amenazan desmembrar la legislación que ayudó a proteger a los bosques brasileros por años.”



Los políticos brasileros y la presidente Dilma Rousseff están contemplando la revisión del código forestal del país, el que regula cuánto bosque un granjero puede cortar. Los ambientalistas temen que la legislación otorgue una amnistía a los terratenientes que ilegalmente cortaron millones de hectáreas de bosques. Los que apoyan la revisión dicen que el Código Forestal estará más claro y será más fácil de hacer cumplir, mientras que al mismo tiempo le otorga a Brasil la posibilidad de expandir la agricultura de exportación hacia la Amazonia.



El voto se espera que ejecute en las próximas semanas. Greenpeace urge a la Presidente Rousseff que rechace la revisión.




Click to enlarge

La deforestación continúa siendo un aspecto crítico en los asuntos ambientales del mundo. Más de la mitad de las plantas y animales terrestres viven en las selvas tropicales, mientras que la deforestación y la degradación de los bosques son responsables de 10-15 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los bosques también proveen de servicios ecositémicos muy importantes, incluyendo la generación de lluvias y la estabilización de climas locales, los que forman la base de las economías rurales y urbanas. Por ejemplo, alrededor del 70% del PBI de América del Sur es producido con ayuda de las lluvias que la selva amazónica produce.



Greenpeace no está sola en esta meta. WWF, una de las organizaciones ambientalistas más grandes del mundo, tiene una política de cero deforestación “neta” para el 2020.