Noticias ambientales

Nueva especie de cucaracha bioluminiscente probablemente extinta por erupción volcánica

Various reconstructions of Lucihormetica luckae. Images courtesy of Vršanský et al.
Varias reconstrucciones de Lucihormetia luckae. Imágenes por cortesía de Vršanský.


Mientras nuevas especies son descubiertas diariamente, el descubrimiento de una especie de cucaracha fosforescente denominada ‘Lucihormetica luckae’ por Peter Vršanský y compañía en Ecuador es notable por muchas razones y la posibilidad de que ya esté extinta.



Esta nueva especie representa el único caso de mimetismo por bioluminiscencia en un animal terrestre. De la misma manera que una kingsnake bate su cola en advertencia, imitando a serpientes de cascabel, Lucihormetia luckae usa patrones de fosforescencia casi idénticos a escarabajos venenosos, con los cuales comparte (o compartía) su habitat.



La bioluminiscencia, que es más común en aguas profundas, de donde evolucionó originalmente, son reacciones químicas que le dan a ciertos organismos la habilidad para producir luz. Otras especies luminiscentes usan la luz para comunicarse, aparearse o evadir depredadores, al mismo tiempo que iluminan sus alrededores y medio ambiente.




La posiblemente extinta Lucihormetia luckae, que curiosamente se parece a Jawa el personaje de Star Wars.

Según el estudio publicado en Naturwissenschaften, Lucihormetia luckae, es el primer caso que se encuentra de bioluminiscencia asimétrica. Tiene dos puntos que parecen ojos en la parte superior de la espalda y el tercero es un pequeño punto que se encuentra en el costado derecho solamente. Éstas pequeñas luces estan cubiertas por una superficie reflectiva, similar a las luces delanteras de un automóvil, le dijo Vršanský a mongabay.com. Ésto hace posible al insecto de esconderse detrás de su propia luz.



Tan pronto como la especie fue descubierta por la ciencia, puede que ésta haya sido extinta por la erupción del volcán Tungurahua, donde vivía. Aunque los documentos mostrando el descubrimiento fue publicado el pasado mes de julio, ningún espécimen han sido encontrado desde la erupción en el año 2010.



Vršanský, quién fué orignalmente inspirado por la belleza de Parque Nacional Poloniny, entre las fronteras de Ukrania, Polonia y Eslovakia, y estudió los efectos del alumbrado en la ecología de los estanques, cree que sus estudios muestran que hasta criaturas como las cucarachas, que usualmente son consideradas como terribles, son ‘muy preciosas y sensibles’.





El volcán Tungurahua visto en Google Earth.




CITATION: Vršanský, P., & Chorvát, D. (2012). light-mimicking cockroaches indicate tertiary origin of recent terrestrial luminescence. Naturwissenschaften, 99(9), 739-749.