Noticias ambientales

El 62% de todos los elefantes de la selva de África han sido sacrificados en 10 años (advertencia: Imágenes gráficas)


Elefante de bosque en Gabón

Más del 60 por ciento de los elefantes de la selva de África han sido sacrificados en la última década debido al comercio de marfil, informa un nuevo estudio publicado en la revista en línea PLOS ONE.



El estudio advierte que la especie de elefantes diminutos, genéticamente diferente de la más conocida elefantes de sabana, va rápidamente en rumbo a la extinción.



«El análisis confirma lo que los conservacionistas han temido: La rápida tendencia hacia la extinción del elefante de bosque, posiblemente en la próxima década «, dijo la coautora del estudio Samantha Strindberg de Wildlife Conservation Society (WCS por sus siglas en inglés) [Organización para la Protección de la Flora y la Fauna Silvestre].



«El salvar la especie requiere de un esfuerzo global coordinado en los países donde existen los elefantes, a lo largo de las rutas de contrabando de marfil y en el destino final del Lejano Oriente», agregó la coautora Fiona Maisels, también de WCS. «No tenemos mucho tiempo antes de que los elefantes hayan desaparecido».



El estudio se basa en el conjunto de datos más grande de la historia proveniente de las encuestas en cinco países del área de distribución del elefante de bosque: Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Gabón y República del Congo. En el estudio participaron más de 60 científicos, quienes dedicaron 91,600 jornadas estudiando los elefantes, caminando más de 13,000 kilómetros (más de 8,000 millas).




Elefante de bosque muerto, con los colmillos arrancados por los cazadores furtivos de marfil. Crédito de imagen: Andrea Turkalo / WCS.




El estudio muestra que los elefantes son cada vez más escasos en las zonas de «alta densidad humana, alta densidad de infraestructura tales como caminos, alta intensidad de caza y mala administración», según un comunicado de la WCS.



«Históricamente, los elefantes iban a todos los bosques de esta vasta región de más de 2 millones de kilómetros cuadrados (más de 772,000 millas cuadradas), pero ahora se agazapan en tan sólo una cuarta parte de esa área», dijo el coautor John Hart de la Fundación Lukuru. “Aunque la cubierta forestal sigue [en pie], la misma está desierta de elefantes, demostrando que este no es un problema de degradación del hábitat. Esto se debe casi exclusivamente a la caza furtiva.»



La disminución de las poblaciones de elefantes tiene implicaciones importantes para el ecosistema forestal. Los elefantes son considerados «[los] arquitectos de la selva» por el papel [que juegan] en la apertura de los claros del bosque y el mantenimiento de los senderos.



«Una selva tropical sin elefantes es un lugar estéril», explicaba Lee White. «Ellos le dan vida, crean los senderos y mantienen abiertos los claros del bosque usados por otros animales; ellos dispersan las semillas de muchos de los árboles de la selva, siendo los elefantes jardineros forestales a gran escala. Sus llamados resuenan a través de los árboles, recordándonos la grandeza de la naturaleza virgen. Si no cambiamos la situación rápidamente, el futuro de los elefantes en África está condenado al fracaso. Estos nuevos resultados ilustran crudamente cuán dramática se ha vuelto la situación. Nuestras acciones en la próxima década determinarán si esta especie icónica sobrevive. »




Distribución porcentual del total de elefantes de bosque por país: Durante 3 períodos: antes de 1970, en 1989 y en el 2011. Cortesía de Maisels et al (2013)





El estudio emerge mientras representantes de 178 países están reunidos en el encuentro de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), que se celebra en Bangkok para debatir temas acerca del comercio de la fauna y la flora silvestres, incluyendo el mercado de marfil. Los críticos del comercio de marfil plantean que el sistema actual, donde a menudo el marfil legal es utilizado para encubrir el mercado negro de marfil, no está funcionando, citando el rápido aumento de la caza furtiva de elefantes. Se estima que en el último año más de 50,000 elefantes fueron cazados furtivamente por sus colmillos. La demanda proviene principalmente de Asia oriental, especialmente China, Taiwán, Vietnam, Tailandia y Filipinas.



El hacer frente a la demanda está visto cada vez más como una prioridad para la conservación del elefante.



«Este estudio ofrece una evidencia inequívoca de la rápida desaparición de una de las especies más carismáticas e inteligentes del planeta», dijo George Wittemyer de Save the Elephants y Colorado State University. «El mundo debe despertarse para detener esta destrucción de especies debido al notable consumo».




CITA: Maisels F, Strindberg S, Blake S, Wittemyer G, Hart J, et al. (2013) Devastating Decline of Forest Elephants in Central Africa. PLoS ONE 8(3): e59469. doi:10.1371/journal.pone.0059469