Noticias ambientales

El gobierno Chino está creando una demanda secreta de tigres según la song (atención, imá genes explícitas)

Tiger bodies in freezer in Guilin Tiger Bear Farm. Photo by: Belinda Wright/WPSI.
Cuerpos de tigres congelados en la granja de tigres y osos Guilin. Foto de: Belinda Wright/WPSI


El número de tigres que han sido capturados en China para su consumo excede a los que quedan en estado salvaje -en 13 países- en más de un tercio, según un nuevo informe de la Agencia de Investigación Medioambiental (EIA en inglés). El informe Escondidos a plena vista alega que mientras que el gobierno chino ha tomado una postura clara para la conservación del tigre en el extranjero, ha estado creando una demanda en secreto para la prohibición internacional de la compra-venta de tigres.Pocos animales en el mundo han atraído tanta atención sobre su conservación como el tigre (Panthera tigirs), incluyendo una cumbre internacional en 2010 que recaudó cientos de millones de dólares para la desaparición de los felinos salvajes.



“La fuerte contradicción entre la postura de China apoyando internacionalmente los esfuerzos para salvar a los tigres y sus políticas domésticas que estimulan la demanda y llevan a la caza y captura de tigres salvajes representa una de las mayores tomaduras de pelo en la historia de la conservación del tigre” asevera Debbie Banks, encargada de la campaña por los tigres de EIA.



En 1993, China prohibió el uso de huesos de tigre, un artículo muy popular en la medicina tradicional china. Sin embargo, investigaciones secretas de EIA han descubierto que “los huesos de tigres en cautividad no están siendo destruídos, lo que conlleva a pensar que el almacenamiento y su compra-venta por parte de los consumidores es o será muy pronto legal”.




“Vino fortalecedor de huesos” tradicional chino. Observar la botella en forma de tigre. Foto de: EIA

Sin embargo aún se produce y vende vino hecho a partir de huesos de tigre en China, y la EIA denuncia que el gobierno ha estado favoreciendolo a través de una notificación “secreta” a los compradores en 2005. Según esta notificación cualquier granja de tigres que tenga más de 500 ejemplares puede producir y vender vino de hueso de tigre; para evadir la ley de 1993, el hueso de tigre no está contemplado como un ingrediente.



“Obteniedo un permiso especial, puedes vender huesos de tigre a ciertas empresas de medicinas y dichos productos circularán por los hospitales” afirmó uno de los comerciantes.



La medicina tradicional no es la única amenaza para los tigres en China. La EIA denuncia que la piel de tigre está siendo vendida y en muchos casos ilegalmente. Mientras que la venta de piel de tigre se supone que está estrictamente regulada en China, la EIA confirma que el sistema tiene muchos puntos débiles y que encubre al mercado negro, incluyendo la reutilización de permisos y la falsificación de originales”, según este informe. La ONG alega que la compraventa de la piel de los felinos en China está acelerando el consumo no sólo de los felinos capturados, sino la caza de los salvajes.



“Tan sólo en unos pocos días, a los investigadores de EIA les fueron ofrecidas pieles de tigres recién capturados,una piel de un leopardo, otra de un leopardo de nieve y huesos de felinos, así como dientes y garras” denuncia el informe. En 2011 las ONG medioambientales advirtieron que China había vuelto a abrir la compraventa de pieles de felinos salvajes.




El agente distribuidor, Beilan, anuncia en este power point disponible en línea, que suministran “Vino real de Tigre” Sanhong a oficiales de alto rango y miembros de clubes privados. Foto de: EIA

La EIA pone en entredicho que las políticas de China estén estimulando activamente la demanda de partes de tigre, debilitando los esfuerzos globales para doblar la población de tigres para el 2022. Los tigres ya están en la lista roja de especies protegidas de la IUCN; los expertos afirman que tan sólo quedan unos 3500 tigres en libertad, al contrario de los 5000 de China y las 200 granjas de tigres. Se calcula que en 1900 había más de cien mil tigres en el mundo, lo que quiere decir que la población ha menguado en un escalofriante 96.5 por ciento en poco más de un siglo. A ello ha contribuído no sólo la caza y compraventa de tigres, sino también la pérdida de su hábitat natural y el descenso de presas para poder alimentarse.


Banks afirma que China debe terminar con este indeseable desacuerdo entre palabras y hechos que está afectando negativamente los esfuerzos internacionales para salvar a los tigres”.



La EIA advierte que China debe cambiar sus leyes para proteger a los tigres, destruir todos los productos de tigre almacenados y hacer saber a los compradores que el “objetivo es terminar con la demanda y la compraventa”



Banks añade que no sólo los extranjeros están pidiendo estos cambios, sino también muchos ciudadanos chinos.


“La sociedad civil en China ya ha pedido cambios en las leyes de protección de animales, y representantes de Congreso Nacional han enviado diversas propuestas en años anteriores para cambiar las leyes y regulaciones (…) y para terminar el uso comercial de especies como osos y tigres” asevera.








Tigres capturados en el poblado Xiongsen. Foto de: EIA







Alfombra de piel de tigre en la taxidermia Xiafeng. Fotdo de: EIA







Cabeza de tigre congelada en la taxidermia Xiafeng. Foto de: EIA