Noticias ambientales

Indígenas en Panamá abandonan el REDD+

Giant kapok ('Big Tree') in Panama's rainforest. Photo by: Rhett A. Butler.
Giant kapok (‘Big Tree’) in Panama’s rainforest. Photo by: Rhett A. Butler.


El coordinador nacional de los pueblos indígenas en Panamá (COONAPIP) ha anunciado que se retira del programa REDD+ de las Naciones Unidas después de una serie de desacuerdos. La salida de COONAPIP de la mesa de negociaciones con miembros oficiales de la ONU y el gobierno panameño, será probablemente un golpe a la legitimidad del REDD+ en el país centroamericano. El REDD+, o de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (Por sus siglas en inglés), es un programa para disminuir las emisiones a través de la conservación de los bosques.



En su declaración COONAPIP alega que el programa REDD+ de la ONU y el gobierno panameño “han aparecido para marginalizar la participación colectiva de los siete pueblos indígenas y las doce estructuras nacionales que componen el COONAPIP” y para poner “Obstáculos legales y administrativos en el camino” de la participación completa por parte de la organización. Los grupos indígenas en Panamá, que constituyen más del 5% de la población, ocupan alrededor del 31% del territorio nacional, lo que los hace un negociador mayor en asuntos relacionados con el uso de la tierra.



“El diálogo con el ONU-REDD+ está detenido y no hay señales claras de un compromiso serio para establecer una relación de cooperación”, continúa la declaración. COONAPIP ha expresado su frustración con el proceso desde 2009 se quejó de que la ONU no ha enviado los fondos que se había comprometido a dar.



La organización concluye que el programa REDD en Panamá “no garantiza respeto a los derechos de los indígenas, ni la completa participación de los pueblos indígenas de Panamá en ninguno de los estadios de su implementación.”



La declaración de COONAPIP también advierte a los grupos indígenas en todo el mundo a ser “cautelosos” respecto al programa ONU-REDD para no ser “engañados.”



En una carta de respuesta de parte de ONU-REDD la organización dice que está moviéndose para abordar las quejas del COONAPIP.



“El programa ONU-REDD+ está tomando acción inmediata para responder a las preocupaciones elevadas por el COONAPIP; esto incluirá un propuesta para una mediación independiente así como la implementación inmediata de la evaluación independiente a mediano plazo planeada para evaluar este programa nacional en Panamá”



El cómo integrar programas REDD+ con pueblos indígenas en todo el mundo ha probado ser uno de los muchos puntos problemáticos de este programa naciente.