Noticias ambientales

La recompensa por información sobre el asesinato del conservacionista

Organizaciones conservacionistas y otras personas han juntado U$S 56.000 por
información que aporte al arresto y condena de aquellos cazadores furtivos de huevos de
tortuga que asesinaron a Jairo Mora Sandoval a principios de este mes, un conservacionista
de tortugas marinas de 26 años de edad.

Las contribuciones hechas por 10 organizaciones incrementaron la recompensa 5 veces más
durante las últimas semanas. Estos grupos, además, constituyeron un fondo en memoria de Sandoval.

¨Jairo Mora Sandoval fue un joven biólogo de lo más dedicado y valiente¨, dijo Todd
Steiner, biólogo de la vida silvestre y director ejecutivo de SeaTurtles.org, en una
declaración. ¨No puede existir mayor prioridad que proteger a aquellos que dedican su vida
a proteger a otros; apelamos al gobierno de Costa Rica a redoblar sus esfuerzos para
encontrar a los asesinos de Jairo¨.

Sandoval fue golpeado hasta morir luego de ser secuestrado y torturado por al menos 5
agresores enmascarados. Cuatro mujeres voluntarias que estaban con él, también fueron
secuestradas pero lograron escapar.


Una tortuga laúd, con Sandoval en segundo plano. (derecha) Sandoval caminando en la
playa donde murió, luego de liberar a más de 100 tortugas laúd en el 2012. Fotos por:
Carlyn Samuel.

Los ambientalistas de Costa Rica pagan con su vida por su dedicación a las
tortugas marinas.


(06/10/2013) En la tarde del 30 de mayo, Jairo Mora Sandoval de 26 años fue asesinado en
la playa Moin cerca de Limón, en Costa Rica; el mismo tramo de arena en donde Sandoval
valientemente monitoreó los nidos de tortugas marinas por años, aún a riesgo de amenazas
de los cazadores furtivos, incluso a punta de pistola. Sandoval, este dedicado
conservacionista, fue secuestrado junto con cuatro voluntarias (tres americanas y una
española) mientras conducían por la playa en busca de nidos de tortugas marinas. Sandoval
fue separado del resto de las mujeres (estas últimas al final lograron escapar de sus
captores) pero el joven costarricense fue desnudado, atado y severamente golpeado. La
policía lo hallo al día siguiente en la arena, boca abajo y atado de manos con esposas.
Según el reporte policial, Sandoval murió por asfixia.