Noticias ambientales

Los ibis eremitas sirios pueden verse reducido a un sólo espécimen

La población oriental de eremitas calvos del norte (Geronticus eremita) podría verse reducida a una sola cría de aves, según informan los ecologistas que vigilan la disminuyente población. Dicha especie se creía extinta desde 1989, hasta que se descubrió un pequeño grupo en Siria en el año 2002. Sin embargo, ahora parece que este último grupo se está desvaneciendo uno a uno a pesar de los esfuerzos por preservar la especie de los grupos de ecologistas.



Solamente uno de la población de eremitas del norte ha regresado esta temporada al criadero localizado en Palmira, Siria. Apodado Zenobia, se ha convertido en el último eslabón, es decir, el último de su especie. Zenobia fue emparejada con un macho, Odeinat, pero su etiqueta vía satélite dejó de transmitir en julio del año pasado. Las aves migran cada año desde Siria hasta las tierras altas de Etiopía.



El Ibis calvo del norte de Siria no representa técnicamente una especie diferente o una subespecie según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, sí son genéticamente diferentes de sus primos occidentales (que se encuentran en el norte de África) y son los únicos miembros de la especie que emprenden migraciones de larga distancia.



«Esta, es probablemente la primera vez, en miles de años, que la cría de especies no se da en el oriente próximo. Esta población migratoria única y legendaria tiene ahora un pie (y medio) en su tumba «, Gianluca Serra, un biólogo conservacionista que ha trabajado con la población, dijo a mongabay, y además agregó que» todavía puede haber algunos pocos especímenes jóvenes vagando dentro península Arábiga «.



Hay una última esperanza para la población oriental de esta especie: actualmente se está criando una población semi-salvaje en Turquía y el número gira en torno a 100 ejemplares. Sin embargo, este grupo no es de estado salvaje y aún no migra. Además, si se liberan, Serra dice que no conocerán la ubicación de sus áreas de invernación ya que se cree que esta información se ha transmitido culturalmente de ave a ave.



El Ibis Eremita aparece en Peligro Crítico de Extinción por la Lista Roja de la UICN y las cifras sólo señalan alrededor de 500 aves salvajes en el norte de África.






Lubomir Peske participó en la colocación de una etiqueta satélite a un ibis calvo del norte de Siria en la primavera de 2006 . Photo @ G. Serra.