Noticias ambientales

Zona cero de especies en vías de extinción: un nuevo programa que asiste animales al borde del peligro del Sureste de Asia

Las organizaciones pertenecientes a la comunidad de conservación internacional están uniendo sus fuerzas para minimizar las extinciones inminentes en el Sureste de Asia, donde la destrucción de hábitat, el comercio y la caza han contribuido a un dramático descenso de la vida salvaje. La coalición se ha denominado acertadamente ASAP (Asian Species Action Partnership), en español: El Pacto de Acción por las Especies Asiáticas.



“ASAP comenzó como una respuesta a los alarmantes resultados revelados en una exhaustiva evaluación del 2008 por La Lista Roja de las Especies Amenazadas de la UICN,” comunicó a mongabay.com Rachel Roberts, directiva de coordinación de la red de la Comisión de Supervivencia de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN CSE).



La evaluación reveló una fuerte concentración de mamíferos amenazados en el Sureste de Asia con tendencias similares observadas en otros animales. En respuesta a ello, las organizaciones interesadas en la conservación se unieron en una llamada conjunta para formar un plan de acción.



Este emergente programa está coordinado por al CSE de la UICN en nombre de sus organizaciones miembros. ASAP no llevará a cabo actividades directamente, pero trabajará para ayudar a las agencias de conservación con programas enfocados en el agua dulce y los vertebrados terrestres del Sureste de Asia clasificados como en peligro crítico de extinción por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.





Una de las pocas fotos del saola en la naturaleza, en peligro crítico de extinción, tomada por una cámara trampa en 1999. Descrito por primera vez en 1992, el saola es uno de los únicos mamíferos terrestres de gran tamaño y nuevo para la ciencia de este último siglo; aún así, su futuro es bastante incierto. Foto por cortesía de William Robichaud.


“Esperamos que ASAP pueda ayudar a movilizar ayuda donde se necesita urgentemente mediante la colaboración de los profesionales expertos en conservación,” comentó Roberts.



Aunque continua aún en sus inicios, ASAP está aunando esfuerzos rápidamente. Se ha creado una estructura que ayude a definir objetivos, proveer de experiencia y motivar la colaboración entre agencias. El programa también identificó especies de la Lista Roja de la UICN que reunía los criterios de elegibilidad de ASAP.



La lista contiene 154 vertebrados clasificados en peligro crítico de extinción que coexisten normalmente en hábitats de tierra o de agua dulce del Sureste de Asia. ASAP usará la lista para impulsar la acción mediante el cotejo de las necesidades de conservación de estas especies con el acceso mejorado a fondos y mejor información específica de especies, para finalmente obtener una mayor ventaja administrativa y así influenciar las políticas y modelar intervenciones.



Muchas de las especies listadas no son el objeto directo del plan de conservación a pesar de su alto riesgo de extinción. Sin embargo, hay algunas especies con un perfil alto con organizaciones actualmente centradas en ellas, se incluyen el Rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis), el tamarao (Bubalus mindorensis), el cocodrilo siamés (Crocodylus siamensis), el Siluro gigante del Mekong (Pangasianodon gigas), y numerosas aves.



“Casi todas las especies de ASAP necesitan ayuda inmediata ahora a unos niveles muy superiores”, dijo Roberts.




Orangután en Kalimantan central. Foto por Rhett A. Butler / mongabay.com.



“Mientras que ASAP quiera abordar todas las 154 especies de la lista, es posible que el programa necesite dar prioridad a prevenir que los recursos se diseminen muy escasamente, y dé como resultado un pequeño o no positivo impacto en el estado de conservación de las especies”, continuó Roberts.


“Las decisiones sobre cómo sucederá la priorización, si se da el caso, serán llevadas a cabo por la Junta Directiva del ASAP,” dijo Will Duckworth, refiriéndose al comité encargado de definir los objetivos del programa. Duckworth trabaja como coordinador técnico para consultas científicas y técnicas en el ASAP. “Esto es obviamente controvertido pero la Junta Directiva necesitará adoptar una posición en este aspecto”.



Destrucción del hábitat, caza y comercio



El alto nivel de amenazas que a es de particular interés ya que el Sureste de Asia es considerada una importante región de vida salvaje por su abundancia en puntos complicados de biodiversidad. Muchas especies son esenciales para que funcionen ecosistemas de forma eficaz y la pérdida de especies puede desencadenar problemas en este sistema.




“Reconocemos que ASAP se enfrenta a unos retos bastante duros cuando se dirige a especies de alto riesgo y que ya encaran una seria amenaza de extinción,” dice Roberts. “Muchos de nuestros esfuerzos bien podrían no tener éxito”



Una explicación significativa para el elevado nivel de amenaza de esta región es que el 47,9 por ciento de la población del mundo vive en el Sureste de Asia o en los países colindantes de China, Bangladesh o India, y aún así esta región supone solo el 11,8 por ciento de la superficie terrestre del planeta. El Sureste de Asia por si sola soporta cerca del 9 por ciento de gente con solo un 3 por ciento de superficie terrestre, de acuerdo a un reciente informe escrito por Duckworth y organizaciones asociadas.




Un Tamarao en Mindoro, Filipinas, uno de los animales de la lista del ASAP. Foto por Gregg Yan.
Contribuyen también a la pérdida de especies la tala, fragmentación y degradación de los bosques, particularmente en las tierras bajas. Los bosques han sido convertidos en superficies de plantación agrícola, principalmente para aceite de palma (Elaeis guineensis), para caucho (Hevea brasiliensis), y para celulosa y papel.



“Algunas especies están amenazadas principalmente por el cambio del hábitat, tales como los bosques de las tierras bajas en terreno llano, ríos caudalosos de curso lento de las tierras bajas y los humedales,” comunicó Duckworth. “Muy pocos bosques quedan y, aun así, siguen fragmentándose y degradándose.”



Además, el Sureste de Asia y países vecinos mantienen una abundante caza y demanda de comercio de fauna salvaje, según el informe.



“Respecto a los animales terrestres, el comercio está demandando especies de gran tamaño y sin plumas –mamíferos y reptiles de tamaño superior a una ardilla- destinados al consumo, con el fin de percibir un efecto tónico al comerse,” explica Duckworth. “No para fines estrictamente medicinales, pero tampoco es comida imprescindible para cumplir las necesidades nutricionales básicas.”


Los ejemplares de especies vivas en cautividad y partes del cuerpo sin que estas sean para comer están también muy cotizados. Los cuernos y trofeos similares a escamas de Pangolín y pieles de nutria son artículos muy deseados para exposición o usados como símbolos de estatus. Con el desarrollo de mercados urbanos, la alta demanda de especies ha cambiado de consumo local a comercio a larga distancia.



“El miedo presente se debe a que el exterminio de los reptiles más grandes y los mamíferos en el Sureste de Asia, así como muchos otros de fuera, involucrará a especies más pequeñas y una gama taxonómica más amplia,” Duckworth anotó.



Si las actuales tendencias continúan, muchas especies del Sureste de Asia se extinguirán en el curso de nuestra siguiente generación, de acuerdo con el informe.



Duckworth espera que ASAP ayude a disminuir las extinciones a lo largo de los siguientes 10-40 años, con la creencia de que cualquier cosa que pueda venir de ASAP, por ejemplo una fortalecida red grupal de especialistas o un mayor compromiso de conservación por parte de los contribuyentes o gobiernos de la región, son sencillamente herramientas muy necesitadas para alcanzar el objetivo de disminuir las extinciones.




Este Rinoceronte de Borneo (Dicerorhinus sumatrensis harrissoni), Tam, es un ejemplar en cautividad que representa las esperanzas para la cría ex-situ de subespecies en peligro crítico de extinción del Rinoceronte de Sumatra. Foto por Jeremy Hance.





MENCIONES:
Duckworth et al. Why South-East Asia should be the World’s Priority for Averting Imminent Species Extinctions, and a Cal to Join a Developing Cross-Institutional Programme to Tackle this Urgent Issue. (10 de Agosto de 2012). SAPIENS.

Vol 5 Issue 2 pp. 77-95. Informe: ‘Asian Species Action Partnership’ Conferencias: Bangkok, Tailandia, 9 de Marzo de 2013; Aceh, Indonesia, 21 de Marzo; Hanoi, Vietnam, 22 de Marzo de 2013; Singapur, 4 de Abril de 2013. (2013). IUCN SSC.