Noticias ambientales

El sonar utilizado por una compañía petrolífera causa el varamiento masivo de cetáceos

El uso de un sistema de localización sónar de alta frecuencia por parte de una compañía petrolífera fue el responsable del varamiento masivo de cetáceos en el noroeste de Madagascar en 2008, según un informe recién publicado.



El informe, hecho público hoy por una publicación científica independiente, reveló que el varamiento de aproximadamente 100 delfines de cabeza de melón fue provocado principalmente por unas pruebas sísmicas realizadas por ExxonMobil Exploración y Producción (norte de Madagascar).




En mayo-junio de 2008, la Wildlife Conservation Society lideró un equipo internacional de intervención durante el varamiento masivo de aproximadamente 100 delfines de cabeza de melón en una zona de manglares del noreste de Madagascar. Foto: T. Collins/WCS




El informe fue elaborado después de un largo proceso de investigación llevado a cabo por agencias gubernamentales malgaches y norteamericanas; científicos de la Wildlife Conservation Society (WCS) y el Fondo Internacional par el Bienestar Animal (IFAW), cuyo personal realizó las necropsias después de los varamientos; y la Comisión Ballenera Internacional. El informe concluye que “El potencial para alterar el comportamiento y causar de forma indirecta lesiones o la muerte derivado del uso de MBES (sistemas de ecolocalización multihaz) debería considerarse en futuras evaluaciones ambientales, planes operacionales y decisiones regulatorias”.




Investigadores y otros miembros del equipo de intervención de la WCS capturaron algunos de los delfines cabeza de melón y los trasladaron a aguas abiertas. Foto: T. Collins/WCS

La WCS, que ayudó a rescatar a los delfines vivos tras su varamiento, coincide en señalar que estos resultados siembran la alarma en lo que al impacto de las pruebas sísmicas en los mamíferos marinos se refiere.



“En base a estos hallazgos, cabe preocuparse por el impacto del ruido en los mamíferos marinos, ya que estos sistemas de cartografiado del fondo marino son utilizados por la industria petrolífera, el ejército y por buques de investigación pertenecientes a otras industrias”, señaló la WCS en un comunicado.



“Las consecuencias no afectan únicamente a la industria petrolífera y gasística, ya que estos sistemas de sónar son de uso común a bordo de buques militares y de investigación que los utilizan para generar mapas batimétricos (submarinos) de mayor precisión”, añadió Howard Rosenbaum, director del Programa Gigantes del Océano de la WCS. “Esperamos que estos resultados sean utilizados ahora por la industria, autoridades competentes y demás agentes implicados para minimizar riesgos y mejorar la protección de la vida marina, con especial atención a las especies de mamíferos marinos que son especialmente sensibles al creciente ruido causado por la actividad humana en los océanos.”



Este no es el primer informe que advierte de los potenciales efectos adversos del cartografiado mediante sónar en ballenas y delfines. Una gran cantidad de estudios han relacionado las exploraciones de hidrocarburos y maniobras militares con el varamiento de ballenas. Un artículo de mayo de 2013 publicado en Nature señaló que no había habido varamientos masivos en las Islas Canarias –antaño un punto negro de varamientos de cetáceos- desde que el gobierno español estableció una moratoria sobre las maniobras navales en las islas en el año 2004.