Noticias ambientales

Excursiones por la naturaleza costarricense: ¿una alternativa económica al aceite de palma?

Por casi veinte años las plantaciones de palma oleaginosa vienen cundiendo por los trópicos a raíz del gran rendimiento de la producción de aceite de palma, pero este aceite no es, necesariamente, la forma más rentable de usar la tierra en áreas de abundante vida silvestre, como lo demuestra un empresario de la conservación en Costa Rica.



David Lando Ramírez, terrateniente en Sarapiqui, al noreste de Costa Rica, hizo de un pequeño terreno con palma oleaginosa un floreciente negocio de ecoturismo que se apoya en la atracción que despierta la asombrosa diversidad de la vida silvestre en esta nación centroamericana. El Nature Pavilion [Pabellón de la Naturaleza] de Ramírez ofrece senderos de excursionismo; actividades de conservación, como plantar árboles; e instalaciones para observar aves, ranas venenosas y otras especies silvestres. En un viaje de un sólo día se puede observar docenas de especies de aves— más de 230 tipos de aves fueron registrados en el sitio, alrededor de la cuarta parte del total registrado en los Estados Unidos.



En una entrevista concedida a Mongabay.com en octubre, Ramírez nos habló de su iniciativa y de los esfuerzos educativos en la región para aumentar la conciencia sobre el medio ambiente.





Vista desde el mirador de Nature Pavilion que muestra el producto de 25 años de acertada reforestación.



Mongabay.com: ¿Qué fue lo que lo llevó a Costa Rica?



David Lando Ramirez: Mi madre, Zeneida Ramírez, nació y se crió en una pequeña población rural en Sarapiqui, al noreste de Costa Rica. Mi padre, David Lando, se graduó de la Universidad de California en Berkeley en 1972. Dejó California en pos de aventuras y en 1976 llegó a Costa Rica, donde conoció a mi madre y se casó con ella. Trabajaron juntos administrando grandes granjas agrícolas e iniciaron nuestra familia. En 1985 compraron 6 hectáreas en Sarapiqui, de una plantación de palma oleaginosa africana que había quebrado; así comenzó nuestro trabajo en reforestación.



El deseo y la pasión de transformar la propiedad familiar en un negocio de turismo sostenible me atrajo a Costa Rica y a este proyecto en particular. Mi meta era generar capital para adquirir más tierras y así expandir el proyecto de reforestación.




David Lando y su hijo David Lando Ramírez.



Mongabay.com: ¿A qué se dedicaba antes de venir a Costa Rica?



David Lando Ramirez: Cuando mis dos hermanas mayores y yo ya estábamos en edad de ir a la escuela, mis padres nos llevaron al Área de la Bahía de San Francisco para que nos educáramos ahí. Pasábamos las vacaciones de verano en la propiedad familiar y trabajábamos activamente en reforestarla. Después de graduarme de la escuela Woodside Priory en 2001 comencé 4 años de estudios en la Universidad de Santa Clara. Mi doble especialización en Estudios Ambientales y en Antropología me ayudó a prepararme para volver a nuestro proyecto de reforestación en 2008.


Mongabay.com: ¿En qué estado estaban sus tierras cuando las adquirió?



David Lando Ramirez: La sección de 6 hectáreas de tierra que compraron mis padres era parte de los restos de una plantación de palma oleaginosa africana que llegó a cubrir 1.000 hectáreas y que fue abandonada.


Mongabay.com: ¿Cómo fue que estableció Nature Pavilion?



David Lando Ramirez: La idea de transformar la propiedad familiar en una iniciativa de turismo sostenible surgió del deseo de canalizar los ingresos por turismo hacia la expansión de los hábitats de vida silvestre. Para maximizar el efecto y el alcance me propuse diseñar experiencias de expediciones por la naturaleza que pudiera disfrutar cualquier turista en Costa Rica. El acierto se basa en el simple modelo de brindar vistas impresionantes de la vida silvestre en condiciones cómodas y convenientes. Diseñé balaustradas especiales de madera para que las visitas se sientan cómodas y seguras mientras observan la vida silvestre a escasos metros, en claros de la selva tropical por donde se aventuran tucanes silvestres, ranas venenosas, colibríes e iguanas.









La experiencia de Nature Pavilion promueve conciencia del medio ambiente con este tipo emocionante de encuentros personales y cercanos con la naturaleza. A su vez, estas experiencias permiten apreciar cuán vital es la función de la reforestación en el medio ambiente.


Mongabay.com: ¿Cómo le ha ido hasta a?



David Lando Ramirez: En los primeros 2 años en esta empresa, Nature Pavilion ha superado mis expectativas. Miles nos visitan desde todas partes del mundo y disfrutan la experiencia de Nature Pavilion y contribuyen a nuestros esfuerzos por reforestar. Los ingresos que nos dejan y las donaciones nos están ayudando a acercarnos a nuestra meta de adquirir tierras y multiplicar los hábitats de vida silvestre. Los grupos de estudiantes y las familias que vienen de Norteamérica y Europa nos han ayudado a plantar más de 1.500 árboles en nuestra reserva. Nuestra reforestación en curso ahora alberga más de 230 especies de aves y les brinda sitios en donde alimentarse.




La actividad de plantar árboles en Nature Pavilion







La calidad de las expediciones que ofrecemos aquí en Nature Pavilion fue reconocida por grupos como la Organización para Estudios Tropicales y Rainforest Alliance [Alianza para Bosques]. También National Geographic Traveler nos menciona e incluye en su lista, y Rainforest Alliance nos recomienda por sostenibilidad en su sitio en la web, SustainableTrip.org.


Mongabay.com: ¿Cómo hace la mayoría de sus visitantes para encontrarlos?



David Lando Ramirez: Quienes nos visitan por primera vez nos encuentran simplemente siguiendo nuestros carteles en el camino. Como estamos ubicados en la carretera principal que conecta dos de las atracciones turísticas más populares de Costa Rica, tenemos asegurada mucha visibilidad, pero, sin sombra de duda, nuestra publicidad más exitosa viene de quienes nos visitaron y disfrutaron su experiencia y luego la recomiendan a otras(as) viajantes. Nuestras visitas también comparten y califican su experiencia en línea, en el sitio de TripAdvisor que reúne evaluaciones de viajantes. Nuestro sitio en la web, www.costaricanp.com, y nuestras páginas en Facebook, Youtube y Flickr aumentan nuestra visibilidad en línea. Asimismo, mucha gente que ahora nos visita nos encontró al hacer sus reservas en agencias de viajes que recomiendan visitar Nature Pavilion.




Un tucán alza el vuelo. Foto por Jan Pedersen



Mongabay.com: ¿De qué manera contribuye Nature Pavilion a la conservación?



David Lando Ramirez: Con cada árbol que plantan, las visitas ayudan a acercar a Costa Rica al objetivo de neutralidad de carbono. Coordinamos la reforestación con la Organización para Estudios Tropicales (OET). Equipos de investigación científica de OTS realizan estudios territoriales y asesoran a Nature Pavilion sobre las mejores especies de árboles a plantar para mantener el equilibrio ecológico de nuestros 4 hábitats. El gobierno costarricense ofrece un incentivo fiscal a las corporaciones si sus empleadas(os) vienen voluntariamente a plantar árboles. OTS recoge a estas(os) voluntarias(os) en un bus que, después de detenerse en un vivero de árboles, se dirige a Nature Pavilion para que las visitas planten árboles en nuestra isla en el Río Sarapiqui. Después de plantar los árboles disfrutan de un delicioso almuerzo cultural que ofrece una opción vegetariana. Todas(os) salen ganando. La corporación paga menos impuestos mientras sus empleadas(os) gozan de un día libre en el campo plantando árboles. La experiencia de plantar un árbol para multiplicar los hábitats de vida silvestre tiene un efecto empoderador, pues muestra que, gracias a esta acción, centenares de especies de animales y plantas seguirán prosperando por décadas y siglos. Las(os) empleadas(os) dejan Nature Pavilion habiendo entendido cómo la acción de una sola persona en una hora puede revitalizar un bosque por generaciones. También invitamos a escolares y a sus familias a plantar árboles en el Día del Árbol y les ayudamos a entender la importancia de administrar la tierra y de servirla.








Mongabay.com: ¿Cuál es su siguiente paso?



David Lando Ramirez: La meta de Nature Pavilion es adquirir más tierras y extender el proyecto de reforestación para recuperar más hábitats. Nuestra pasión por proteger e incrementar los hábitats seguirá configurando el futuro y la dirección de Nature Pavilion. En 2014 implementaremos nuevas expediciones por la naturaleza e inauguraremos un sitio para almorzar que tiene vista al Río Sarapiqui. Cuantas más visitas atraigamos a Nature Pavilion, más hábitats de vida silvestre tendremos en Costa Rica.



Si está pensando en viajar a Costa Rica le invitamos a visitarnos y a apoyar nuestro proyecto con el sólo hecho de disfrutar nuestras expediciones. Para más información, visite nuestro sitio en la web: www.costaricanp.com.