El felino más enigmático del mundo fotografiado en una explotación forestal