Horrores submarinos: el caparazón de los animales marinos de la costa de los Estados Unidos se está disolviendo