Noticias ambientales

La marca de ropa Stella McCartney se compromete a usar tejidos que no afecten a la deforestación


Plantación con la selva de fondo en Indonesia. Foto de Rhett A. Butler.


La lujosa marca de ropa Stella McCartney se ha comprometido a eliminar de su cadena de suministros los tejidos que se obtengan a través de la destrucción de bosques antiguos o en peligro para abril de 2017.



Este movimiento, que se anunció la semana pasada, sigue la línea de otros compromisos parecidos de H&M y Zara, que también se unieron a la iniciativa Fashion Loved by Forest, una campaña dirigida por Canopy, una ONG estadounidense.



Las tres empresas “supervisarán las cadenas de suministros, aumentarán la transparencia, eliminarán las fuentes de tela que contengan fibras de bosques en peligro y avanzarán en la conservación de las regiones de prioridad con bosques amenazados”, según un comunicado de Canopy, que añade que las marcas empezarán a utilizar fibras de plantaciones certificadas y telas obtenidas a partir de materiales reciclados y residuos agrícolas.



Las fibras forestales acaban en la ropa con los tejidos de celulosa como el rayón y el modal. Según Canopy, alrededor de un tercio de las fibras que se usan en esos tejidos se obtienen con la conversión de “bosques antiguos y en peligro”, entre ellos los bosques boreales y la selva de Indonesia.



Aunque puede que el papel de la industria de la moda en la deforestación en estas regiones sea pequeño si lo comparamos con las industrias del aceite de palma, el papel, la ganadería y la madera, no deja de representar una cantidad de más de 25 millones de árboles, y el consumo está aumentado rápidamente.



En consecuencia, la Directora Ejecutiva de Canopy, Nicole Rycroft recibió la decisión de Stella McCarteney con los brazos abiertos.



“Estamos absolutamente encantados de que Stella McCartney haya decidido unir su importante caché y su reputación de tener gran responsabilidad social al trabajo de Canopy para proteger los bosques, las especies y el clima del mundo”, afirmó Rycroft en unas declaraciones. “La iniciativa Fashion Loved by Forest está consiguiendo mucha fuerza y estamos emocionados por poder trabajar de cerca con Stella McCartney y otras marcas para aplicar un trabajo que tendrá efectos reales en los bosques amenazados del mundo y en las comunidades que dependen de los bosques”.