Noticias ambientales

Leones en peligro de extinción en África occidental: sobreviven menos de 250 ejemplares



Un león macho en el Parque Nacional de Pendjari durante la inspección de Panthera del complejo W-Arly-Pendjari, situado en Benin, Burkina Faso y Níger. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.


Los leones de África occidental, que podrían representar una subespecie distinta, están al borde de la extinción. Un nuevo estudio en PLOS ONE informa que menos de 250 leones adultos sobreviven en esa zona. Los científicos ya sabían que la situación de los leones de África occidental era problemática pero nadie esperaba que la situación fuera tan grave como realmente lo es. De hecho, en 2012 los científicos estimaron la población en más de 500. Sin embargo, los científicos se sorprendieron cuando observaron 21 parques y se dieron cuenta de que tan solo cuatro leones habían conseguido sobrevivir en lo que había sido una población de más 50 individuos.



«Debido a la falta de carreteras en algunas áreas protegidas tuvimos que llevar a cabo todos los sondeos a pie en esas zonas y, durante los reconocimientos individuales, realizamos rutas de hasta 600 kilómetros por terrenos muy complicados», indicó el autor principal del estudio, Philipp Henschel con Panthera a mongabay.com. «Eran frecuentes los encuentros con cazadores furtivos agresivos, y, en algunos países, grupos rebeldes. Fue devastador darse cuenta de que a pesar de todo este esfuerzo físico y a pesar de haber pasado semanas en busca de algún rastro, no había ningún indicio de la existencia de leones».



Henschel tiene un encuentro poco común con un cachorro de león, que podría contar con entre 8 a 10 meses de edad, en el Parque Nacional Yankari de Nigeria. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.


El auge de las poblaciones humanas, la ampliación de la ganadería, la disminución de las poblaciones de presas debido a la pérdida del hábitat y a la caza furtiva, además de una mezcla de pobreza y parques que carecen de financiación suficiente han empujado al león de África Occidental al borde del precipicio. Peor aún, los conservacionistas han sido testigos de la desaparición de los leones de África Occidental, incluso cuando los científicos solo empezaban a comprender su importancia. Un sorprendente estudio en 2011 descubrió que el león de África Occidental se acerca más genéticamente a los leones asiáticos (que hoy en día solo se pueden encontrar en una única población en la India), incluso más cercanos que sus primos de África Oriental y Meridional. Los científicos sostienen la teoría de que las barreras naturales como la Selva tropical del Congo y el Valle del Rift, junto con los cambios climáticos permitieron que África Occidental fuera colonizada por los leones que emigraron desde Asia a través de África del Norte. Probablemente estos mismos colonizadores también guiaron al león de Atlas del norte de África, que se extinguió en la década de 1940. De hecho, los leones de África Occidental son generalmente más pequeños que sus homólogos africanos, tienen la melena más corta y el cráneo de diferente forma.



En otras palabras, si los leones de África Occidental se extinguen desaparecerá esta particular línea evolutiva.



«Los leones de África Occidental poseen secuencias genéticas únicas que no se encuentran en otros leones, incluyendo los que están en zoológicos o en cautiverio», comenta Christine Breitenmoser, co-presidenta del IUCN/SCC Cat Specialist Group. «Si perdemos el león de África Occidental, perderemos a una población única, adaptada a nivel local, y que no existe en ningún otro lugar».



De hecho, el nuevo estudio recomienda que los leones de África Occidental sean designados como una subespecie distinta por la Lista Roja de la UICN, pero añade que «independientemente de la situación taxonómica, recomiendan que se registre al león como una especie en peligro de extinción en África Occidental». Además, lo que convierte esto en un asunto más alarmante es el hecho de que, que se sepa, no existe ningún león de raza pura en África Occidental en cautiverio, ya que la mayoría de los leones cautivos son híbridos de varias poblaciones.





Mapa de distribución de los últimos leones que han sobrevivido en África Occidental. Gráfico cortesía de Panthera. Haga clic aquí para ampliar.


Mientras tanto, el área de distribución histórica de los animales en su hábitat natural se ha reducido al 98,9 por ciento. Las encuestas llevadas a cabo en esta región muestran datos bastante pesimistas, ya que se ha descubierto que los leones de África occidental estaban presentes solamente en cinco países: Senegal, Nigeria y en una sola población que cruza a través de Benin, Níger y Burkina Faso en un complejo transnacional de tres parques conocido como W-Arli-Pendjari. Estos leones componen más del 80 por ciento de la población total de leones de África Occidental y representan la única esperanza para las subespecies. Sin embargo, una encuesta reciente descubrió 50.000 cabezas de ganado en la zona oriental del Parque Transfronterizo de W. Más sorprendente aún es que la caza de leones como trofeos todavía se permite en Burkina Faso y Benin. Aunque los leones restantes podrían sobrevivir en dos parques en Guinea, los científicos creen que las poblaciones están a punto de extinguirse si no lo han hecho ya.



Los investigadores revelaron que, como es lógico, es más probable que existan leones en las grandes áreas protegidas que en las pequeñas. Pero más importante si cabe es que las áreas protegidas que cuentan con presupuestos más altos tienen más posibilidades de preservar a los leones.



«Casi todas las áreas que se analizaron eran básicamente parques de papel sin presupuesto para gestión ni para personal de vigilancia, y habían perdido a todos los leones y a otros grandes mamíferos representativos», señala Henschel.



Los leones están desapareciendo rápidamente también en el resto de África. Los científicos estiman que solo alrededor de 15.000-35.000 leones sobreviven hoy en el continente, frente a los 100.000 en 1960. Las mismas presiones que están diezmando los leones de África Occidental —el crecimiento de la población humana, disminución de poblaciones de presas y la mala gestión de los parques— están haciendo mella en las poblaciones de leones africanos de África Oriental y Meridional. Aun así la situación sigue siendo más crítica en África occidental, aunque también han sido las poblaciones más ignoradas por los conservacionistas.



Los guardabosques recogen muestras genéticas de excremento de león en el Parque Nacional Niokolo-Koba, Senegal, durante la inspección del parque llevada a cabo por Panthera en 2011. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.


Según los investigadores, la conservación del león de África Occidental «está limitada por escasos datos recogidos en el terreno sobre la distribución actual de las especies, la abundancia y los impulsores de los descensos predominantes. Mientras que en algunas partes de África Oriental y meridional se ha llevado a cabo una gran labor de investigación sobre los leones, la zona de África Occidental ha estado desatendida en gran medida». Estas encuestas recientes estaban destinados a subsanar la escasez de datos y comenzar a implementar programas para salvar a estas especies.



«Por fin sabemos dónde se localizan los leones que quedan y hacia dónde debemos dirigir nuestros esfuerzos para salvarlos», aclara Henschel. «Este has sido un primer paso muy importante pero la verdadera labor para salvarlos no ha hecho más que empezar. Incluso las áreas protegidas que conservan leones disponen de poco personal. Por eso, tenemos la intención de ayudar a los países en los que sobreviven los leones con el objetivo de mejorar la eficacia de su gestión proporcionándoles ayuda para aumentar las cifras, los conocimientos sobre el tema y los presupuestos operativos de personal de vigilancia en las áreas protegidas con leones, en un esfuerzo por frenar la matanza de leones como presas y las incursiones ilegales en las áreas protegidas por los pastores».



Los científicos informan de que una inversión rápida y sustancial en los últimos parques de leones de África Occidental también beneficiaría a muchas otras especies en peligro, entre ellas los dos guepardos saharianos (Acinonyx jubatus hecki) y el eland gigante (Tragelaphus derbianus derbianus), así como las últimas poblaciones de perros salvajes africanos (Lycaon pictus) en la región.



Henschel (el segundo por la izquierda) y un equipo de investigación de leones en el Parque nacional de Nigeria Gashaka-Gumti. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.


Aunque la «amplia investigación» fue desalentadora, Henschel explica que también obtuvieron algunas satisfacciones. De hecho, el suceso más positiva tuvo lugar en el Parque Nacional de Senegal Niokolo-Koba, según el líder del equipo, «donde después de llevar más de un meS trabajando en el sondeo y, cuando ya parecía casi imposible llevarla a cabo debido al calor extremo (más de 35 °C incluso por la noche), finalmente avistamos un león».



Aunque los cuatro miembros del personal del parque que le acompañaban llevaban prestando servicio mucho tiempo, Henschel explica que era la primera vez que alguno de ellos había visto un león en el parque.



«Fue muy gratificante ver lo emocionados que estaban por haber visto finalmente el animal que es, además, un símbolo del orgullo nacional en Senegal».



Sin embargo, para que la próxima generación de senegaleses tenga la oportunidad de ver a los leones de África Occidental se requiere no solo una considerable inversión y un mayor esfuerzo por parte de grupos internacionales de conservación, sino también de los gobiernos locales y la gente.



Campamento de un cazador furtivo llena de antílopes ruanos en el Parque Nacional de Comoé, Costa de Marfil. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.




Un león hembra con un antílope ruano que ha matado en el Parque Pendjari Natl de Benin durante la encuesta de Panthera del W-Arly-Pendjari Complex en Benin, Burkina Faso y Níger. Foto por: Philipp Henschel / Panthera.


Citas: