Noticias ambientales

Un estudio descubre un gran valor biológico en Baja California y detiene el desarrollo de un complejo turístico


Con un infinito cielo azul de fondo, el sol abrasador golpeaba la arena inexorablemente, lanzando una mirada blanca y cegadora. Bejamin Wilder y su equipo de científicos se detuvieron por un momento bajo la sombra generosa de un acantilado y se deleitaron con la inmensa belleza del paisaje que se desplegaba ante ellos. Cada par de ojos se dirigía hacia algo diferente: aquí un matorral de arbustos, allí un lagarto escurridizo. Entre todos, con su visión experta captaron una imagen profunda de la diversidad del entorno que les rodeaba.



El equipo contaba con los 22 máximos expertos en plantas, aves, mamíferos y reptiles de Baja California en México como representantes de once instituciones de los Estados Unidos de América y México. Su trabajo, un estudio sobre la biodiversidad en la árida región conocida como Cabo Pulmo, se publicó en un informe editado en colaboración con el Instituto de Investigación Botánica de Texas, la Nueva Generación de Investigadores del Desierto Sonoriense y el Instituto de la Universidad de California para México y los Estados Unidos. El informe se publicó en la revista de la NGID, N-Gen, en abril de este año.




Aguas cristalinas y largos tramos de arrecifes de coral rodean Cabo Pulmo. Foto de Ralph Lee Hopkins.



Descubrieron que Cabo Pulmo es una región con un valor biológico de gran importancia y fragilidad que podría estar amenazado por los proyectos de desarrollo que se han propuesto para la zona.




“El informe se publicó en un momento crítico”, afirmó el coeditor, Wilder. El informe, un análisis sobre el estado de la biodiversidad en esta región, se entregó a SEMARNAT (la autoridad mexicana para el medioambiente y los recursos naturales) en el momento en que la evaluación del impacto medioambiental que tendría el proyecto de megadesarrollo Cabo Dorado se estaba examinando. Cabo Dorado, situado en Cabo Pulmo, está respaldado por una asociación entre inversores chinos y estadounidenses. La propuesta consiste en un complejo turístico de 3.600 millones de dólares que incluiría más de 20.000 habitaciones de hotel, una pista de aterrizaje, tres campos de golf y un centro comercial.



El estudio descubrió los asombrosos niveles de biodiversidad que existen en este ambiente delicado de desierto. Se encontraron dos especies de plantas microendémicas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo, especies amenazadas de aves de costa y zonas de nidificación de las tortugas. Cabo Pulmo se sitúa en los límites de la parte sur del desierto de Sonora, justo en la convergencia entre el desierto y los trópicos, donde la vegetación costera se convierte en bosque tropical caducifolio.



“Nos sorprendió ver que estas tierras desérticas reflejaban la riqueza biológica del Mar del Coral”, afirmó Vanderplank. “Esta biodiversidad única surge de fuerzas geológicas regionales que no se habían investigado previamente”.




El sol se pone sobre una gran variedad de microhabitats que anidan en las colinas de Cabo Pulmo. Foto de Alan Harper.



Esta configuración de historia climática y geológica ha permitido la evolución de especies capaces de sobrevivir sólo en este ambiente excepcional. La investigación en el campo de la biogeografía, que estudia dónde viven las especies y cómo llegaron allí, ha sido crucial en el diseño de parques naturales y zonas necesarias para mantener poblaciones sanas de estas especies.




Además de su riqueza biológica, Cabo Pulmo es un lugar con gran belleza natural.



“Es un paraíso salvaje”, comentó Wilder. “Playas largas vacías, aguas color turquesa, impactantes y extensos paisajes, ballenas jorobadas saliendo a la superficie en la orilla. La luna llena se alza sobre el Golfo de California cuando el sol se pone tras la robusta Sierra la Laguna de la península.”


En una reciente cadena de acontecimientos, SEMARNAT rechazó la evaluación de impactos medioambientales del complejo turístico que habían entregado los inversores, ya que no proporcionaba la información necesaria para evaluar los impactos medioambientales del proyecto, basándose en los descubrimientos del estudio sobre la biodiversidad. Esto representa el tercer intento fallido de introducir un proyecto de desarrollo de gran magnitud en esta zona, incluyendo el proyecto de alto nivel Cabo Cortés, que fue rechazado por el ex presidente Felipe Calderón en 2012.



Aun así, sigue habiendo necesidad de un desarrollo sostenible en la zona para preservar la subsistencia de las comunidades locales que dependían de la pesca antes de que se creara el parque marino. Los habitantes locales se han cambiado al ecoturismo desde entonces atraídos por la recuperación de las poblaciones de pescado, y algunos consideran que el desarrollo de un complejo turístico sería beneficioso para su nueva industria.




Cabo Pulmo es una zona importante de nidificación de las tortugas oliváceas (Lepidochelys olivácea). Aquí las crías salen de los nidos y se dirigen al mar. Foto de Benjamin Wilder.


Sin embargo, según el coautor y aclamado conservacionista Exequiel Ezcurra “al final el resultado es que la magnitud del proyecto de desarrollo propuesto no tiene ningún tipo de conexión con la ecología de esta región de desierto. Cualquier desarrollo en la zona debe responsabilizarse de la zona y mantener la riqueza natural con la que cuenta y con las comunidades locales de Cabo Pulmo y el pueblo cercano de La Ribera.



“De este modo podemos perseguir nuestra visión compartida de un futuro próspero que encaje con la grandiosidad del paisaje regional”.




Por ahora, el futuro de Cabo Pulmo está en el limbo. El grupo de inversores ha declarado que su objetivo es entregar una evaluación de impactos medioambientales actualizada, mientras que la coalición de activistas de la conservación se prepara para una batalla continua con el fin de mantener alejados los proyectos de desarrollo desproporcionados. Su trabajo se centra ahora en extender el parque nacional marino de Cabo Pulmo para incorporar las áreas que podrían verse afectadas por el complejo turístico propuesto.





Desde la creación del parque marino, las poblaciones de peces se han recuperado de forma espectacular de la sobrepesca del siglo XX. Foto de Octavio Aburto.





Baja’s Secret Miracle de Eliana Alvarez Martinez en Vimeo.







Citas: