Noticias ambientales

Conservacionistas usan redes sociales para encarar el pujante comercio ilegal de vida silvestre en Perú

Hace mucho que el comercio ilegal de vida silvestre en Perú es ignorado, pero eso está por cambiar



Spider monkey which was rescued from a circus in Bagua, just after the rescue, waiting for the paperwork and the carrying cage to be ready so he can be transported to the rescue center. Photo credit by Noga Shanee/NPC
Pies de un oso joven confiscados del mercado de brujas. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC

El tráfico ilegal de vida silvestre está en auge en Perú, pero ahora una organización peruana está usando una campaña pública, a través de redes sociales y comunicados de prensa, para rastrear y rescatar vida silvestre en tenencia ilegal en el país.



«Presenté 47 denuncias de 14 estados en Perú, entre ellas, cientos de animales a los que se comercializa ilegalmente en mercados, se tiene como mascotas y se usa como atracciones turísticas», dijo Noga Shanee, cofundadora y directora de proyectos de Neotropical Primate Conservation (NPC), (NPC, Conservación de primates neotropicales), la organización que se esfuerza por dar fin al comercio ilegal de vida silvestre de Perú.


El equipo de NPC también intenta recabar información sobre las rutas y tendencias del tráfico de vida silvestre en el país. Además, su campaña busca destacar los problemas de lidiar con el comercio ilegal de vida silvestre en Perú, algo que apenas solía recibir atención del gobierno peruano y de otras ONG. Los principales problemas, según Shanee, son la falta de recursos y de personal capacitado, un sistema de justicia extremadamente lento, y la falta de conciencia pública.





Un mono capuchino enjaulado. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC



«Me di cuenta de que la gente no sabe cómo ni dónde presentar denuncias sobre animales silvestres cautivos», dijo Shanee, «y le inquieta hacer estas denuncias directamente por temor a meterse en problemas con amistades y vecinas(os).»




Sin embargo, gracias a las redes sociales puede denunciar anónimamente a quien es propietaria(o) ilegal de animales silvestres. Es la ONG NPC la que recaba la información confidencialmente y la que presenta las denuncias a su propio nombre.


Por ejemplo, hace poco, gracias a una denuncia en Facebook, el equipo de Shanee rescató a dos monos araña peruanos (Ateles chamek) de un circo. Los monos estaban en un estado lamentable – habían sido atados y dejados bajo el sol sin comida ni agua, estaban gravemente desnutridos y habían perdido la mayoría de sus dientes.




Noga Shanee con un mono araña de vientre blanco rescatado de un circo. Foto cortesía de Alejandro Alarcón Pardo/NPC.

«El dueño dijo a las autoridades que hace once años que viaja con estos monos, inclusive por ciudades grandes. Una vez, hasta montó su carpa de circo frente a la oficina de la autoridad en vida silvestre», dijo Shanee. «Él sabía que era ilegal estar en posesión de estos animales pero jamás lo visitó una autoridad estatal en relación a los monos».




Sobre los monos araña de Perú se cierne la seria amenaza de ser capturados para servir de mascotas y para el comercio de carne de animal silvestre, y figuran como Especie Amenazada en la Lista Roja de UICN.


Asimismo, varias otras denuncias ayudaron a revelar sitios en que se mantienen animales ilegalmente, como centros turísticos, restaurantes, mercados, comerciantes a la vera del camino e inclusive domicilios. Para citar un caso, con la campaña se pudo confiscar más de 200 animales del mercado de Bellavista, uno de los mayores mercados abiertos de vida silvestre en Perú.




Los loros — hasta el ave nacional de Perú, el tunqui andino o gallito de las rocas (Rupicola peruvianus) — y otros pericos y guacamayos son los animales que más comúnmente se comercian.





Un mono araña acabado de rescatar de un circo en Bagua, a la espera de que se concluyan los trámites y se arme la jaula que lo va a transportar al centro de rescate. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC

«De cuando en cuando, las autoridades encuentran traficantes viajando con miles de pericos de la selva tropical a las ciudades costeras, en barco o en auto, lo que les toma al menos una semana», dijo Shanee. «Durante todo el viaje tienen a las aves en cajas pequeñas sin alimento ni bebida; obviamente, a muchas las hallan muertas al llegar a la costa. Calculamos que ocho de cada diez mueren antes de que se las haga mascotas»


También los primates son grandes favoritos.



Por ejemplo, una encuesta que condujo Shanee entre 2007 y 2011 mostró que los primates eran los segundos animales más cazados en el noreste de Perú y que, de esos primates cazados, el 85 por ciento eran capturados vivos para venderlos como mascotas. La caza de primates es insostenible debido a sus bajos índices reproductivos y sus poblaciones menguantes, y los llevan a extinciones locales, escribió Shanee en 2012, en un artículo publicado en Endangered Species Research [Investigación de especies en peligro de extinción].




Pese al vasto nexo de tráfico en el país se ha hecho poco por identificar la red de tráfico de vida silvestre en Perú. Mas Shanee cree que está estrechamente ligado con otros comercios ilegales, como las armas, las drogas, la tala ilegal y hasta la trata de seres humanos.



«La campaña ahora tiene el apoyo y el interés de dos de las principales coordinadoras nacionales de todas las autoridades de vida silvestre en Perú», dijo. «Esto significa que están prestas a hacerle seguimiento a las denuncias y dispuestas a enterarse de los resultados de la campaña, que esperamos conlleve cambios reales – como juicios exitosos en casos de tráfico de vida silvestre».




24 animales: loros, guacamayos, un tucán y un oso hormiguero gigante, incautados de un domicilio en Pucallpa. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC.



Un mono capuchino flaco y viejo atado a una pila de desechos; la herida en la punta de su cola es el resultado de un comportamiento estereotípico de arrancarse el pelo debido al estrés. Fue rescatado y ahora vive con una hembra capuchina de la que se enamoró. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC




Autoridades de vida silvestre y un guacamayo verde y rojo rescatado. Foto cortesía de Noga Shanee/NPC


Citas: