Noticias ambientales

Conoced Biofaces: el Facebook para los entusiastas de la vida salvaje

Un nuevo sitio web proporciona un espacio público en línea para los amantes de la vida salvaje.





Ocelote (Leopardus pardalis) en Brasil. Foto cortesía de Leonardo Avelino Duarte.


¿Amas la vida salvaje? ¿Sueñas con tener un espacio en línea en el que puedes compartir tus fotos, vídeos e historias con otros entusiastas de la vida salvaje ­ como un tipo de Facebook para los amantes de la vida salvaje? Bueno, para de buscar y mira Biofaces, aun nuevo sitio web que ha sido diseñado para “poner contentos a quienes aman la vida salvaje,” según su creador, Leonardo Avelino Duarte.



No se esperaría un tipo de persona como Duarte a hacer arrancar una red social para los amantes de la vida salvaje; es un abogado brasileño competente. Dice Duarte que estaba motivado a crear el sitio web para conocer a nuevas personas que compartían su amor de las criaturas del planeta.



“Se puede imaginar que en mi vida hay poca gente con quien podía compartir mi pasión de la biodiversidad,” contó Duarte a mongabay.com en una entrevista reciente. “Por eso, imaginé un espacio virtual en el que podía conocer a otras personas como yo y con quienes podríamos todos compartir nuestros encuentros inesperados, un espacio en el que podríamos organizar y documentar estos encuentros y enumerar cuántas especies habíamos observado o documentado. Personalmente tengo que estar mucho con la biodiversidad y ver la vida con la que compartimos el mundo.”



Duarte dice que su amor de toda la vida de lo salvaje empezó durante su niñez y que era parcialmente propulsado por lo poco que estaba conocido de la mayoría de los animales del mundo.




Varios grupos de la conservación están utilizando Biofaces, el Proyecto del Armadillo Gigante incluido. En esta foto un armadillo juvenil, llamado Alex, juega con su madre para la cámara. Foto cortesía del Proyecto del Armadillo Gigante.


“No sabemos casi nada de muchas especies,” dice. “También estoy sorprendido que la gente pueda vivir sin saber de toda la belleza y maravilla que nos rodea. Saber de la Naturaleza es algo importante y bueno para nosotros.”



Aunque se supone que el sitio web sea lugar de la interacción en línea, Duarte espera también que ayude los esfuerzos de la conservación porque creará conexiones y despertará conciencia. Ciertamente, numerosos grupos de conservación y de investigación ya han empezado a utilizar Biofaces. Así, puede que el sitio web ayude a juntar información de las especies poco conocidas mientras que acumula observaciones de todas partes del mundo.



“Tenemos que estimular la observación de la vida salvaje y hacer que sea un pasatiempo popular,” dice Duarte. “Es un pasatiempo positivo. Más gente que tiene este pasatiempo, más gente estará convertida a la conservación. Protegemos y defendemos lo que amamos.”




Una entrevista con Leonardo Avelino Duarte




Mongabay: ¿Qué te motivó a crear este sitio web?




Un lechuzón orejudo (Pseudoscops clamator) en Brasil. Foto cortesía de Leonardo Avelino Duarte.

Leonardo Avelino Duarte: ¡La soledad me motivó! Soy abogado así que se puede imaginar que me rodea poca gente con la que puedo compartir mi pasión para la biodiversidad. Por eso, imaginé un espacio virtual en el que podría conocer a otras personas como yo y con quienes podríamos todos compartir nuestros encuentros inesperados, un espacio en el que podríamos organizar y documentar estos encuentros y enumerar cuántas especies habíamos observado o documentado. Personalmente tengo que estar mucho con la biodiversidad y ver la vida con la que compartimos el mundo. Es mi manera de expresar mi amor de la vida, algo poderoso que me hace sentir bien. Sé que no soy el único que se siente así. Tenía que conocer a estas otras personas.



Mongabay: ¿Cuál es la meta del sitio web, es decir, social o educacional o los dos?



Leonardo Avelino Duarte: : La meta principal de este sitio web es hacer que los amantes de la vida salvaje sean felices, que les permita compartir con otra gente con ideas afines sus experiencias de la vida salvaje. Al mismo tiempo, este sitio pretende despertar conciencia de la diversidad valiosa increíble de la vida y lo raro y amenazado que está. Por este motivo seguimos el criterio de la Lista Roja de la UICN, y mencionamos el estado de la especies además de los datos conductuales básicos.



Mongabay: ¿Cuál es la historia del sitio web?




Un venado de las Pampas (Ozotoceros bezoarticus) en Brasil. Foto cortesía de Leonardo Avelino Duarte.



Leonardo Avelino Duarte: Estaba en un rancho con un amigo. En esta época, tenía el trabajo prestigioso de presidente de la asociación bar del estado de Mato Grosso do Sul y por este motivo no compartía mi pasión de la vida salvaje por las redes sociales, sino hablaba de la política o asuntos relacionados con mi profesión. Por el otro lado, echaba mucho de menos no poder compartir mi pasión con otra gente como yo. Por eso, inesperadamente le dije a mi amigo que iba a crear un sitio web para la gente que ama observar la vida salvaje de cualquiera parte del mundo. Así que imaginé exactamente lo que quería y lo escribí, y después busqué un programador. En menos de seis meses después de esta primera conversación, el sitio web estaba en línea.



Mongabay: ¿Cómo empezó tu interés para la vida salvaje?



Leonardo Avelino Duarte: Leonardo Avelino Duarte: Siempre me ha encantado la vida salvaje; no recuerdo una época cuando no era así. Siempre ha sido asi. La curiosidad y la necesidad de aprender más de la vida que nos rodea ha siempre sido una necesidad básica. Mi familia posee un rancho y cuando era niño quería saber todo de los animales allí: dónde y cómo vivían, qué comían, etc… ¿Por qué un tipo de pájaro específico se da solamente en el bosque, por qué unas especies pueden sobrevivir en las ciudades y otras no? Por eso, empecé a leer y estudiar. Estaba verdaderamente estupefacto cuando descubrí lo poco que sabemos de verdad de la vida salvaje. No sabemos casi nada de muchas especies. También estoy sorprendido que la gente puede vivir sin saber de toda la belleza y maravilla que nos rodea. Saber de la Naturaleza es algo importante y bueno para nosotros.



Mongabay: ¿Cómo esperas que un sitio web así pueda ayudar los esfuerzos de la conservación?




Un armadillo de cola desnuda meridional (Cabassous unicinctus) en Brasil. Foto cortesía de Leonardo Avelino Duarte.

Leonardo Avelino Duarte: Hay muchas maneras por las que el sitio web puede ayudar. Primero, puede unir quienes al frente de la conservación (los que trabajan en este campo e investigan para proteger la vida salvaje) y la gente que admira y defiende la vida salvaje. Siento de verdad que los conservacionistas necesitan el apoyo de estas últimas personas. Además, tenemos que estimular la observación de la vida salvaje y hacer que sea un pasatiempo popular. Es un pasatiempo positivo. Más gente que tiene este pasatiempo, más gente estará convertida a la conservación. Protegemos y defendemos lo que amamos.



Además, el sitio web puede encontrar y promocionar datos científicos valiosos, estimular registros de las especies raras que han sido visto casi nunca en la Naturaleza (como la mustela africana), promocionar y compartir lugares que hay que proteger inmediatamente como lugares importantes, y, lo más importante, despertar conciencia de la importancia y rareza de unas especies que necesitan ser protegidas urgentemente para evitar que nuestro mundo llegue a ser pobre biológicamente.



En el fondo, mi objetivo del sitio web es convertir la cantidad más alta posible al pasatiempo de la observación de la vida salvaje. Para crear un ejército de gente que defiende la vida salvaje y la naturaleza… Eso sería genial.



Mongabay: ¿Nos contarás uno de tus encuentros inesperados favoritos de la vida salvaje?



Leonardo Avelino Duarte: Creo que todos los encuentros de la vida salvaje son únicos y que cada uno es especial para mí. Sin embargo, unos encuentros son absolutamente sensacionales y dos me vienen a la mente. Cuando vi un gato de las pampas (Leopardus colocolo) raro, cerca de Corumbá en Mato Grosso, Brasil. Estaba tan contento que olvidé hacer fotos y el gato se quedó mucho tiempo sin moverse que me permitió acercarme bastante.



Otro encuentro increíble era cuando vi un ocelote (Leopardus pardalis) que estaba pescando entre muchos caimanes en el Pantanal. Pareció que al ocelote le diera igual la cantidad de caimanes con la que estaba compitiendo para capturar peces. Era un momento mágico.



Alex, un armadillo juvenil, lucha con su madre. Foto cortesía de El Proyecto del Armadillo Gigante.