Noticias ambientales

Cámaras trampa sacan a la luz la diversidad de la fauna de un parque ‘olvidado’

Gaur caught on camera trap in Virachey National Park. Photo by: HabitatID.
Gaur pillado con una cámara trampa en el Parque Nacional de Virachey. Foto de HabitatID.

Las cosas parecían ir en alza en el inmenso Paque Nacional de Virachey de Camboya a principios de la década de 2000. Grupos ecologistas estuvieron estudiando la zona y el Banco Mundial había prometido cinco millones de dólares en fondos. Pero luego el gobierno de Camboya dio luz verde a un permiso de exploración minera que cubría el 90% del parque. El Banco Mundial desestimó el proyecto, hubo una fuga de ONG, los guardabosques se quedaron sin trabajo, las plantaciones de caucho empezaron a desaparecer, y Virachey fue abandonado como el conocido «parque de papel». Hasta que surgió una ONG llamada HabitatID.

Mediante el uso de cámaras trampa, esta nueva ONG se asentó para probar que el Parque Nacional de Virachey —con todos sus problemas ilegales de tala indiscriminada, caza furtiva, usurpación e indecisión del gobierno—seguía dando cobijo a especies raras y amenazadas. El grupo instaló cámaras trampa a lo largo de 300.000 hectáreas del parque, incluidas algunas de las regiones más remotas y vírgenes. Un nuevo video, publicado por HabitatID, desenmascara unos cuantos de sus hallazgos, incluidas las poblaciones aparentemente sanas del oso negro asiático, el oso malayo, el gaur, los ciervos Sambar, el leopardo nublado y los cuones, entre otros. El equipo también consiguió en el parque la primera grabación del serau chino. El programa ha demostrado que Virachey sigue siendo importante.

“[Nuestro] objetivo ahora mismo es motivar a otras ONG a que vengan y financien cualquier programa que puedan reunir”, dijo Greg McCann, cofundador y coordinador de campo del grupo. “A tenor de nuestro trabajo, tres ONG han solicitado financiación para trabajar [en Virachey]”.

McCann añadió que esto era lo que esperaban las ONG desde el principio, y explicó “vamos y hacemos la captura inicial de cámara para las que otros podrían no tener fondos o tiempo. Demostramos que el parque o refugio bajo priorización en realidad sigue albergando una significativa fauna, y luego les aportamos las pruebas para que vengan y suministramos el plan de gestión que se necesita para que el hábitat pueda continuar siendo el hogar de esta excepcional fauna”.

McCann también expuso que este año esperaba reunirse con el Ministerio de Medio Ambiente de Camboya para mostrarles los resultados del programa de captura de cámara.

En cuanto al video, McCann dijo que particularmente ha tenido el placer de pillar con la cámara por fin al binturong.

“Nos encantó y sorprendió pillar al binturong, dado que la especie ha demostrado allí ser particularmente huidiza en más de un año de captura de cámara”, contó a Mongabay. “Cuando llegamos a la selva más alta de las montañas fronterizas para obtener una mejor calidad, finalmente lo encontramos (en varias cámaras)”.

Pero al hablar sobre el futuro de Virachey, McCann señaló que “diariamente en mi corazón, el miedo se mezcla con la esperanza. No puedo responder a esta pregunta de manera concluyente. Creo que muchos ecologistas hoy día saben de qué hablo”.