Noticias ambientales

Evidencia del impacto del cambio climático se ve cuesta arriba del Volcán Chimborazo en Ecuador

  • El equipo de científicos visitó al Chimborazo en 2012, 210 años luego de la expedición del geógrafo Alexander von Humboldt.
  • El estudio ofrece evidencia de que el calentamiento global está transformando la distribución de plantas tropicales, siguiendo el razonamiento de Humboldt sobre el clima y la distribución altitudinal de la vegetación.
  • Se observaron especies de plantas creciendo a una altura de 5.185 metros, lo que constituye un desplazamiento hacia arriba de más de 500 metros desde el año 1802.
Plate from Alexander von Humboldt's "Geography of equinoctial plants", 1802.
Plate from Alexander von Humboldt’s «Geography of equinoctial plants», 1802.

Con una altura de 6.268 metros, el volcán extinto Chimborazo es la montaña de mayor elevación del Ecuador y también, sobre la línea del ecuador. A principios del Siglo XIX se creía que era la más alta del mundo.

Esa creencia atrajo a tres exploradores y a tres guías al Chimborazo el 23 de Junio de 1802. Entre ellos, se encontraba el famoso naturista y explorador alemán, Alexander von Humboldt. Su intención era ambiciosa: medir con exactitud las alturas, temperaturas, presiones ambientales, y otros datos que le ayuden a descifrar las diferencias entre las especies y cualidades geográficas de las diferentes regiones del mundo.

Más de un siglo después, un equipo de científicos de Dinamarca, Ecuador, y Estados Unidos siguió los pasos de Humboldt, recogiendo muestras de la presencia de plantas entre 3.800 y 5.200 metros de altura. Lo que descubrió — comparado a los datos recogidos hace 100 años por el propio Humboldt — confirma que el calentamiento global está llevando a que la vegetación nativa vaya desplazándose cada vez más a mayores alturas.

«Observamos que plantas provenientes de semilla están creciendo a una elevación de 5.185 metros, lo que constituye un desplazamiento hacia la cima de más de 500 metros desde 1802», relata el estudio que acaba de ser publicado por el Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Cuando Humboldt se encontró en la misma elevación, observó que el límite superior del creciemiento de plantas de semilla era de 4.600 metros. Pero el año pasado, el equipo de investigadores documentó dos especies de plantas nativas a una altura de 5.185 metros.

Hasta hace poco, existía poca evidencia empírica de que el cambio climático esté afectando la biodiversidad de regiones temperadas tanto como se sabe que está ocurriendo en zonas tropicales o en glaciares. Al seguir los pasos y la metodología de Alexander von Humboldt, el equipo liderizado por Naia Morueta-Holmea de la Universidad de California-Berkeley, muestra que la magnitud de los cambios en la vegetación y en la cobertura de glaciares en Chimborazo son mayores de que lo que se esperaba.

«Los nuevos límites son consistentes con la evidencia de que los glaciares están reduciéndose en el Chimborazo», explica el estudio. «Esto ha hecho que crezca el espacio disponible para la colonización de plantas».