Noticias ambientales

La respuesta inadecuada de los zoológicos frente a la crisis de anfibios a nivel global

  • Las poblaciones de anfibios han sufrido grandes reducciones en el mundo entero.
  • El 6,2 % de los anfibios amenazados que habitan en zoológicos no se compara al 15,9 % de pájaros, el 23 % de mamíferos y el 38 % de reptiles que viven en zoológicos a nivel global.
  • Existe gran frustración en la comunidad de conservacionistas sobre la repuesta de los zoológios a la crisis.

Los anfibios han sufrido grandes reducciones en sus poblaciones a nivel global, y los científicos calculan que hasta 200 especies de ranas han desaparecido en tan sólo las últimas dos décadas. Un estudio reciente, publicado en la revista Conservation Biology, analiza como las colecciones de anfibios en cautiverio dentro de la red internacional de zoológicos, han cambiado en los últimos 20 años como respuesta a las reducciones en sus hábitats naturales. Con tan sólo un 6,2 % de los anfibios amenazados actualmente viviendo en colecciones a nivel global, los cientiíficos les están pidiendo a los zoológicos que hagan un mayor esfuerzo para conservar las especies y prevenir su extinción.

El 6,2 % de los anfibios amenazados que habitan en zoológicos no se compara al 15,9 % de pájaros, el 23 % de mamíferos y el 38 % de reptiles que viven en zoológicos a nivel global. Sin embargo, los anfibios son el grupo de especies más amenazados en todo el mundo.
“Los anfibios están en el medio de una crisis y lo han estado por mucho tiempo. Están en la vanguardia de lo que llama ‘la sexta extinción masiva’. A pesar de esto, todavía reciben mucha menos atención por parte de la comunidad de conservacionistas que los otros grupos», explicó Jeff Dawson, el autor principal del estudio y director del programa de anfibios del Durrell Wildlife Conservation Trust.

Los autores del nuevo estudio examinaron veinte años de datos de zoológicos registrados en el Sistema Informativo de Especies Internacionales (ISIS), entre el 1994 y el 2014. Aquel período de tiempo representa los 10 años antes y los 10 años después de la Evaluación Global de Anfibios (GAA) de 2004, la cual fue la primera en revelar que casi un tercio de las 5.743 especies anfibias conocidas se encontraban amenazadas con la extinción. Los investigadores analizaron cambios en las colecciones de anfibios en los zoológicos antes y después de la GAA para determinar cualquier incremento proporcional en las especies amenazadas en las colecciones, cómo las poblaciones de anfibios en los zoológicos cambiaban de región a región, y cuales eran los lugares de orígen de las especies conservadas.

La información utilizada en ISIS fue tomada de una red de más de 800 instituciones zoológicas registradas en la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA) en 84 países.

Incubadora de ranas en el Durrell Wildlife Park. Foto de Matt Goetz.

Los esfuerzos de conservación de anfibios son menos de lo esperado

Existe gran frustración en la comunidad de conservacionistas con respecto a la respuesta de los zoológicos frente a la crisis de anfibios, de acuerdo a los autores, quienes explican que “la mayoría de las organizaciones conservacionistas aún no reconocen que haya una crisis, mientras que los anfibios siguen con poca representación en los proyectos in situ de hábitats naturales, a menudo fundados por los mismos zoológicos”. Las colecciones de anfibios también son «mucho menores de lo que se espera para especies cautivas ex situ”, comentan los investigadores.

El estudio especula que los anfibios amenazados podrían ser víctimas de «la parcialidad de los coleccionistas». Los autores van más allá, explicando que “los zoológicos deben balancear las necesidades de sus visitantes y de dedicar recursos para la conservación de la biodiversidad. Mientras que muchos anfibios representan exhibiciones atractivas, muchas especies amenazadas son pequeñas, crípticas, y de colores opacos. Esto hace que sean exhibiciones menos interesantes para el público”.

“Las especies globalmente amenazadas [EGA] resultan también más costosas en su cuidado que las que no son EGA, y los factores geográficos y ecológicos que aumentan su riesgo de extinción también pueden actuar como barreras a su representación en los zoológicos. Los zoológicos con conocimiento limitado en la cría de anfibios probablemente se centren en especies más fáciles de cuidar», explican los autores.

Por ello, un mayor número de especies globalmente amenazadas en los zoológicos requiere un conocimiento especializado.

La sala de crías de Dendrobatid en el Durrell Wildlife Park en la Isla Jersey, Reino Unido. Foto de Matt Goetz.

Aumento en la conservación de anfibios después del 2004

El estudio analizó datos sobre cada especie para determinar el número total de zoológicos y el número total de especies individuales que fueron mantenidas cada años desde el 1994 al 2014. Las especies anfibias fueron categorizadas en dos grupos basados en su condición en la Lista Roja de la UICN: las EGA incluían todas las Especies Extintas en sus hábitats, Críticamente Amenazadas, en Peligro de Extinción, y Vulnerables; todas las otras categorías no fueron agrupadas como EGA. Las especies también fueron categorizadas por su región de orígen.

El estudio descubrió que entre el 1994 y el 2014, el número de especies en cautiverio a nivel global subió de 256 a 506 y el número de EGA subió de 44 a 121.

Con respecto a la región de orígen, las especies norteamericanas representaban la mayor proporción de todas las especies (22,6 %) y todas las EGA (20,3 %) de 1994 a 2014. Las especies europeas también tuvieron una buena representación. De todas las EGA conocidas, Amérida del Norte y Oceanía fueron las más representadas, y Suramérica y Asia las menos representadas, con tan sólo el 2,5 % y el 3,1 % de todas las EGA en cautivero, respectivamente.

Los zoológicos en las tres regiones ISIS –América del Norte, Europa, y el resto del mundo– vieron un aumento en el número total de especies en cautiverio de 1994 a 2014. Sin embargo, la tasa del aumento fue mayor después del 2004 en Europa y el resto del mundo, mientras que no hubo un cambio en América del Norte.

La rana zanja gigante (Leptodactylus fallax) se encuentra en peligro de extinción y está al centro del proyecto de conservación de Durrell. Foto de S.L. Adams.
Las instalaciones de cría de ranas pollo de Durrell Wildlife Park. Foto de Matt Goetz.

Dando pasos adelante en la conservación de anfibios

No se sabe si el aumento en el número y la proporción de EGA en zoológicos a nivel internacional desde el 2004 representa una respuesta a la crisis global de anfibios, o si refleja un cambio en las políticas de los zoológicos. Mientras que el cambio es positivo, la cantidad de EGA –especialmente especies en peligro de extinción– es aún muy baja. En el 2014 habían 121 EGA en zoológicos ISIS (23,9 % de todas las especies de anfibios, y sólo 6,2 % de los anfibios amenazados a nivel global.

Los autores del estudio enfatizan la importancia de mantener la diversidad genética en todas las especies anfibias en cautiverio. Las poblaciones cautivas grandes pueden ayudar a conseguir una sustenabilidad genética, y «considerando las necesidades de su vida en cautiverio, podría ser más fácil mantener poblaciones genéticamente diversas de anfibios que de mamíferos grandes o aves», como lo explica Dawson.

Basándose en los resultados que muestran que los anfibios más amenazados no están lo suficientemente representados en zoológicos ISIS, el estudio propone que se genere mayor capacidad dentro de las colecciones ya existentes de especies globalmente amenazadas. Un conocimiento a fondo de todos los esfuerzos de conservación de anfibios a nivel global, tanto en el campo como en los zoológicos –e incluyendo a todas las instituciones– será esencial para crear programas eficientes que puedan prevener futuras extinciones.

 

Citación:

Dawson, J., Patel, F., Griffiths, R. A. and Young, R. P. (2015) Assessing the global zoo response to the amphibian crisis through 20-year trends in captive collections.Conservation Biology.