Noticias ambientales

Nuevas imágenes satelitales confirman la mayor deforestación de bosques en la selva central de Perú

MAAP #37. Deforestación en la región de Huánuco. Datos: UMD/GLAD.

  • Entre el 2013 y el 2015 se ha deforestado lo equivalente a más de 32 campos de fútbol profesional.
  • La principal causa de la deforestación es la conversión incontrolada del bosque en pasto para ganado.
  • La información fue obtenida y publicada por Finer M., Novoa S., Cruz C., Peña N. (2016) en el último reporte de MAAP #27.

Perú tiene un nuevo escenario de deforestación en evolución y podría seguir los pasos de las regiones de Loreto, Ucayali o Madre de Dios. La principal causa de que en dos años se hayan perdido 23 mil hectáreas de superficie boscosa en la región de Huánuco es la tala del bosque para ceder espacio al cultivo de pastos para ganado. De esta forma dicha zona se ha convertido en la más deforestada en toda la selva central del Perú, según MAAP.

Desde 2013, el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), encabezado por Matt Finer, ha registrado como se ha desarrollado exponencialmente este tipo de deforestación a causa de las actividades ganaderas, dándose el 87 % de esta práctica fuera de los predios rurales. Tan solo en el 2015 se ha deforestado más de 7 mil hectáreas en el área este de la región de Huánuco.

En un reporte anterior, elaborado entre 2013 y el 2014, ya se tenía constancia de una deforestación de más de 16 mil hectáreas en la zona este de la selva central. Por supuesto, la transformación del bosque a pasto para ganado era la causa de esta deforestación. La información se basó en los datos obtenidos de las alertas generadas por GLAD, la University of Maryland, Google y Global Forest Watch.

La deforestación en la región de Huánuco se desarrolla desde hace dos años. Imagen: MAAP/Digital Globe (NextView).

Sin embargo, este tipo de deforestación no es nueva en la selva central. En la región de Junín se registró el año pasado que debido a la falta de fiscalización del Gobierno sobre las actividades agrícolas, la deforestación afectó las fuentes de agua naturales en la zona conocida como Alto Chincarnas, en la provincia de Satipo.

“Se verificó que los ojos de agua de la zona vienen disminuyendo debido a la tala indiscriminada que realizan algunos agricultores que, tras verse afectados por la roya amarilla del café, vienen cambiando de cultivos hacia rocoto, caigua y otros”, dijo Samuel Mayta, biólogo y vocero de la Administración Local del Agua (ALA) Perené, a un medio local.

La deforestación se dio desde el 2013 y se ha ido incrementando. Imagen: MAAP/ACA/ WorldView-2 de Digital Globe (NextView)