Noticias ambientales

Belice suspende exploración petrolera cerca de un Patrimonio Mundial tras protestas públicas

  • Después de la protesta pública, los funcionarios de Belice han acordado suspender sus actividades, y planean realizar una consulta con las partes interesadas para trazar futuras acciones.
  • Proponen que las prospecciones sísmicas, las cuales implican explosivas olas sísmicas usando pistolas de aire, ocurran a menos de una milla de este Patrimonio Mundial.
  • Esto podría poner en peligro la fauna marina del área y amenazar el sustento de más de 190 000 personas en Belice que dependen del turismo y la pesca, dicen los conservacionistas.

Hace unas semanas, el gobierno de Belice anunció que comenzaría la exploración de petróleo en las aguas del Atlántico y el Caribe, muy cerca del segundo sistema de arrecifes más grande del mundo —el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, Patrimonio de la Humanidad. Las prospecciones, programadas para comenzar el 20 de octubre, se iniciaron un día antes, exasperando a ambientalistas, agencias turísticas y otros sectores interesados.

Tras la protesta pública, funcionarios de Belice han acordado suspender sus actividades. También planean realizar reuniones de consulta con las diversas partes interesadas para trazar futuras acciones.

«Acogemos la noticia de que el gobierno de Belice ha suspendido las pruebas sísmicas y que ha prometido llevar a cabo consultas más completas», dijo Nadia Bood, científica de la WWF del arrecife de Belice, en una declaración. «Proceder sin entender los riesgos para la vida del océano y los medios de subsistencia de las personas fue una mala decisión. Suspender las operaciones sísmicas fue la decisión correcta, pero hasta que se legisle una prohibición de petróleo en alta mar, la amenaza continua».

Corales cerebro y tubo del Gran Agujero Azul en Belice. Foto de jeyhem. Fuente: Wikimedia Commons, licenciado bajo CC BY-SA 2.0

El Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice —que comprende siete áreas protegidas— es el arrecife de barrera más largo en los Hemisferios Norte y Occidente. Alberga una gran variedad de arrecifes y corales vibrantes y es el hogar de una enorme diversidad de vida marina, incluyendo especies marinas amenazadas como el manatí del Caribe (Trichechus manatus), la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), la tortuga caguama (Caretta caretta) y el cocodrilo americano (Crocodylus acutus).

Los conservacionistas temen que las actividades de exploración petrolera amenacen esta frágil área.

Proponen que las prospecciones sísmicas, las cuales implican explosivas olas sísmicas usando pistolas de aire, ocurran a menos de una milla de este Patrimonio Mundial, dijo Chris Gee, director de campañas de WWF, a Mongabay. Esto podría poner en peligro la fauna marina del sitio y amenazar el sustento de más de 190 000 personas en Belice que dependen del turismo y la pesca.

«Sabemos que para los delfines y las ballenas puede causar sordera, perturbar su comunicación y alterar sus patrones de migración», dijo Gee. «Además, se ha demostrado que estas prospecciones tienen un impacto negativo en las tasas de captura de los pescadores, especialmente durante los periodos de prueba».

La barrera de coral de Belice es el hogar de especies amenazadas como la tortuga verde. Foto de Brocken Inaglory, con licencia bajo CC BY-SA 3.0

La UNESCO lista el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice como Patrimonio de la Humanidad en estado de peligro, amenazado por el dragado de coral, el turismo insostenible y las actividades pesqueras, la disminución de la calidad del agua, el cambio climático y los posibles derrames de petróleo.

El año pasado, en un intento por eliminar el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice de esta lista, el gobierno de Belice aprobó una política que prohibiría la exploración en alta mar en las siete áreas de este Patrimonio Mundial. Sin embargo, el país todavía debe aprobar la prohibición en la ley.

Los derrames de petróleo en el área del Patrimonio Mundial serían catastróficos, dicen los conservacionistas. Un informe de la WWF estima que la limpieza de un derrame de petróleo en alta mar podría costar 280 millones de dólares, o el 15 % del PIB anual de Belice.

«El arrecife de Belice, como todos los sitios de Patrimonio Mundial, pertenece a todos, y el gobierno tiene la obligación de protegerlo para las generaciones futuras», dijo Bood. «El Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO y las personas en los 192 países que representa están esperando que Belice apruebe leyes que restrinjan el petróleo en alta mar. Esperamos que esto suceda pronto».

Esta historia fue publicada por primera vez en la web en inglés el 24 de octubre de 2016.