Incendios forestales en Perú: Cronología de un desastre anunciado

En agosto y setiembre de este año Mongabay Latam publicó dos artículos en los que advertía, según la información proporcionada por un grupo de científicos, que varios países de Latinoamérica sufrirían una de las sequías más severas de los últimos años. La primera publicación abordó esta problemática en Brasil, Bolivia y Perú. En esa oportunidad, fuimos el único medio que publicó una carta firmada por 24 especialistas y dirigida a las principales autoridades involucradas en las tareas de prevención y control de incendios forestales en los países. El documento señalaba lo siguiente: “(…) alertamos a las principales autoridades de nuestros tres países y a la ciudadanía en general sobre el advenimiento de lo que podría ser la más grave sequía sufrida por el bioma andino-amazónico en por lo menos medio siglo. Existe, este 2016, un altísimo riesgo de que las quemas agropecuarias, habituales entre agosto y octubre, escapen completamente de control y produzcan intensos incendios forestales, causando perjuicios económicos, humanos y ambientales inaceptables”.

Veinte días después se registró el primer incendio forestal de grandes proporciones en la selva central de Perú. El fuego afectó alrededor de 20 000 hectáreas de bosque en ambas márgenes del río Ene, en el departamento de Junín, y puso en peligro la vida de los pobladores de 11 comunidades indígenas. En ese artículo la Fundación ProNaturaleza, institución firmante y encargada de enviar la carta antes mencionada, confirmó que no habían recibido hasta el momento respuesta alguna de las principales autoridades del gobierno peruano ─Presidencia del Consejo de Ministros, Ministerio del Ambiente y Ministerio de Agricultura.

Tres meses después, los representantes de las tres instituciones se vieron obligados a declarar el estado de emergencia en el norte de Perú, en los departamentos de Cajamarca y Lambayeque. Siete áreas naturales protegidas y áreas de conservación privadas y ambientales han perdido numerosas hectáreas de bosque. Según las autoridades locales y pobladores, la ayuda del gobierno tardó en llegar. Finalmente, el Ministro de Agricultura, José Manuel Hernández, reconoció que “el país no tiene una unidad especializada. Los protocolos los estamos revisando y justamente ayer (lunes 21/11) hemos tenido reuniones largas para manejar este tipo de situaciones, hemos estado preparados para inundaciones pero no estamos preparados para incendios como estos”. Este fue el final de una tragedia anunciada.

En los próximos días podremos saber el número exacto de hectáreas arrasadas por el fuego, los bosques afectados y la cantidad de animales que no pudieron escapar de los incendios. El Perú sigue ardiendo y para comprobarlo solo basta revisar el reporte que cada día el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) publica.

Esta imagen interactiva le permitirá navegar por cada uno de los eventos registrados en los últimos tres meses en Perú.


Artículo publicado por
, , , , ,