Encontrar a Jacobo: un gato andino cautiva a los conservacionistas