Noticias ambientales

Bolivia: incendios arrasan bosques y afectan área protegida de Tucavaca

En Roboré el fuego todavía continúa, pero ahora está sobre la serranía de Chochís, lejos de amenazar a los seres humanos.

  • El fuego arrasó con 2000 hectáreas del área protegida de Tucavaca y del poblado de Chochís en el municipio de Roboré, en Santa Cruz.
  • 9769 focos de quema se registraron este mes en Santa Cruz, el récord más alto de los últimos 10 añosl sociólogo Juan Luis Dammert señala en un reciente estudio que el acaparamiento de tierras en la Amazonía responde al aumento de la adquisición de grandes extensiones de tierras para asegurar la producción de mercancías.
  • Más de la mitad del departamento de Santa Cruz corre el riesgo de ser afectado por incendios forestales y se han reportado tres alertas tempranas por verificar en el Parque Nacional Otuquis, en el área protegida Río Grande-Valles Cruceños y en el Parque Nacional Amboró.

(Este artículo es una colaboración periodística entre Mongabay Latam y El Deber de Bolivia)

Dos incendios forestales que siguen activos en los municipios de San Ignacio de Velasco y Roboré en el departamento de Santa Cruz, y otro registrado en el municipio de Magdalena en el departamento del Beni,  pusieron en vilo a los habitantes de estas regiones durante el fin de semana y ayer lunes. El primer reporte de afectaciones confirmó que el fuego arrasó con 2000 hectáreas de la Reserva Municipal de Vida Silvestre Valle de Tucavaca y del poblado de Chochís, ambos en el Roboré, y se temió que el incendio alcanzara a los habitantes de la comunidad El Portón, pero el fuego fue finalmente controlado.

Pedro Pablo Ribera, responsable departamental del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales de la Gobernación (SATIF),  confirmó que aún están trabajando para controlar el fuego que avanza por encima de la serranía del santuario de Chochís. “Es de difícil acceso, se está esperando que llegue a una parte a la que sí se pueda entrar, pero el peligro para las personas y las viviendas está descartado”.

El incendio ha afectado a la reserva de Tucavaca | Foto: COEM.

Este es un informe preliminar, el reporte oficial sobre la situación en San Ignacio de Velasco y Roboré lo brindará hoy la Dirección de Recursos Naturales. Lo que se confirmó ayer en las primeras horas de la mañana es que en San Ignacio el fuego ya está bajo control y que este fue atendido por el municipio y una unidad militar de la zona.

En cuanto a Roboré, ayer se envió una brigada de la Gobernación de Santa Cruz para asistir al personal del municipio y los guardaparques de Tucavaca.  En esta región el incendio fue reportado el 18 de septiembre.

En Roboré el fuego todavía continúa, pero ahora está sobre la serranía de Chochís, lejos de amenazar a los seres humanos. Foto: Carlos Quinquivi.

Se batió récord

Leer más: Bolivia: incendio forestal destruye 10 600 hectáreas de la Reserva Biológica Cordillera de Sama

La Gobernación de Santa Cruz, a través del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales, comunicó que en setiembre se batió el récord de focos de calor registrados. «Es lamentable, este es el nuevo mes en el que se ha superado el histórico de 10 años, vamos registrando 9769 focos de quema en setiembre«, reportó Yandery Kempff, directora de Recursos Naturales del gobierno departamental.

Kempff dijo que el 59 % del departamento de Santa Cruz corre el riesgo de ser afectado por incendios forestales, pues hay 34 municipios con la categoría de riesgo extremo: seis en riesgo muy alto y uno en riesgo alto. “La mayor cantidad de quemas que se han registrado están en San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos, Concepción y San Miguel», apuntó Kempff.

San Ignacio de Velasco este es el municipio cruceño con más focos de quema (1.615). Según la Dirección de Recursos Naturales, el fuego está bajo control. Foto: Carlos Quinquivi.

La funcionaria detalló que en lo que va del mes se han atendido más de 120 emergencias y que en estos momentos hay tres alertas tempranas en el Parque Nacional Otuquis, en el área protegida Río Grande-Valles Cruceños y en el Parque Nacional Amboró, pero aún falta que el personal de estos lugares realice la verificación en campo y analice la magnitud.

Si bien hoy y el miércoles se registrarán lluvias, estas serán solo locales, en zona metropolitana, pero el jueves se espera una lluvia general a nivel del departamento que podría ayudar a mitigar la situación.

Aún en alerta naranja

Leer más: Indígenas guaraníes promueven reserva para salvar los últimos guanacos del Gran Chaco en Bolivia

Estos incendios están relacionados con la apertura de nuevas zonas para la agricultura, señalaron los expertos consultados. Y añadieron que mientras estos no sean de grandes magnitudes, se cuenta con la capacidad para manejarlos y evitar que la situación se agrave.

“La Gobernación viene advirtiendo con alerta naranja. No hemos declarado alerta roja porque tenemos pronóstico de lluvias generales en esta semana que empieza, pero si no se logran aplacar las condiciones actuales, se puede activar la alerta roja”, explicó Kempff.

Los municipios con mayor riesgo de focos de quema en lo que va del mes en Santa Cruz son: San Ignacio, San José de Chiquitos, Concepción y San Miguel. Foto: Carlos Quinquivi.

En Beni

Leer más: Bolivia: cuando los pequeños agricultores se convierten en aliados de la conservación

El director departamental del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) del Beni, Cristian Cámara, informó el lunes que fue controlado el incendio que afectó el fin de semana al Parque Departamental y Área Natural de Manejo Integrado Iténez, en el municipio de Magdalena de ese departamento.

“Se ha logrado controlar el fuego, un incendio realmente de gran magnitud que alcanzó la categoría forestal. Ingresó a monte virgen, quemó grandes cantidades, todavía no tenemos la evaluación de la cantidad», informó Cámara.

Y agregó que una vez reportado el incendio, se enviaron efectivos de las Fuerzas Armadas a la zona, así como bomberos de la Policía, personal del COE y del Grupo de Búsqueda y Rescate. Detalló que de los cinco focos de calor que amenazaban esa área protegida, tres fueron apagados y dos siguen activos, aunque las llamas son controladas con la ayuda de cortafuegos.

Efectivos de las Fuerzas Armadas fueron enviados a los distintos municipios de Santa Cruz para atender los incendios. Foto: Carlos Quinquivi.

“El fuego está controlado, pero queremos evitar que se pueda mover a otro sector», indicó.  Cámara informó también que han identificado al posible autor del incendio, por lo que se iniciarán las investigaciones correspondientes para sancionar al responsable.

Por su parte, el Ministro de Defensa Reymi Ferreira dijo que lo que quedaba del incendio forestal en el municipio de Magdalena se apagó con la ayuda de una lluvia torrencial que irrumpió a las cinco de la tarde del domingo . “Se han quemado varias hectáreas, esta es una de las pocas zonas donde se extrae el látex de los árboles de la siringa; aquí en Bella Vista se han quemado árboles de goma y de castaña”, adelantó.

En total se reportaron cinco focos de incendios, ayer por la mañana se extinguieron cuatro y la lluvia apagó el quinto, con lo que se cerró cualquier peligro de que el fuego continuara. “Destacó el trabajo que han hecho durante dos días, fueron más de 300 personas conteniendo el incendio”, agregó y confirmó que llegó a ese departamento para ver cómo encarar la fase de reconstrucción y determinar la magnitud de los daños. “Son cientos de hectáreas, no hay una cifra exacta, sería irresponsable darla”, concluyó.

Vecinos de Bella Vista, una comunidad situada en la provincia Iténez de Beni, aseguraron que  “llovió cenizas» y que el fuego arrasó con bosques a lo largo de unos 12 kilómetros.

“El viento amenazaba a Bella Vista, caían cenizas, pero inexplicablemente los vientos cambiaron de rumbo y se llevaron el fuego a otro lado”, contó Édgar Ramos, un poblador de la zona que también confirmó que se vieron muchos animalitos del monte correr despavoridos. “Este es el primer incendio en esta zona, en otras oportunidades se registran pequeños fuegos, pero no de esta magnitud. La Gobernación beniana tuvo que asistir con su gente y con maquinaria y casi a la par habitantes de Bella Vista salieron en procesión con la virgen para pedir que lloviera”.

El susto en Beni pasó, mientras que en Santa Cruz (en San Ignacio y Roboré) aún queda trabajo por hacer.