A cambio de su colaboración recibirán ahora incentivos económicos para invertir en el mejoramiento de sus acequias y para tener el mobiliario necesario para atender a los turistas.

Como un gran ejército de salvación, los ‘Guardianes de colonias’ dieron el primer paso para lograr un cambio. Ahora, convencidos de la labor que realizan, esperan que más instituciones y autoridades se sumen a la lucha por la conservación de la paraba frente roja.

Saben que hay pocos recursos, que se avanza lento, pero también se sienten orgullosos de los primeros cambios, esos que se evidencian en la creación de áreas protegidas y la concientización de los habitantes de las comunidades.

Lee más | Bolivia: paraba frente roja, a un vuelo de la extinción 

1. Comarapa

 

El gobierno municipal se unió activamente a las actividades que se vienen realizando para educar a la población sobre la importancia de estas aves. “Hemos tenido un acercamiento a la gente, de la mano de la Fundación Conservación Loros Bolivia. Firmamos un convenio con los comuneros de la zona orientado a tres ejes principales: la conservación, la explotación del turismo y el buen manejo de los recursos naturales”, precisó el secretario municipal administrativo de Comarapa, Jhonny Vocal.

2. Aiquile y Pasorapa

 

En 2010, después de tres años de trabajo con las comunidades de Aiquile y Pasorapa, el Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón acompañó y apoyó la decisión de ambos municipios para la creación de dos áreas protegidas para la conservación de la paraba frente roja y de los valles secos interandinos.

La primera fue el Área Natural de Manejo Integrado municipal de Lagarpampa-Mollepampa y, la segunda, el Área Natural de Manejo Integrado de Pasorapa. Allí, la paraba frente roja fue declarada patrimonio del municipio, colocando una estatua en honor en su plaza principal.

 



Visita la galería de imágenes

 

3. Toro Toro

 

El área protegida abarca más de 21 000 hectáreas. Para aportar con el trabajo de conservación de la paraba frente roja realizan censos continuos. En el último, que fue en febrero de este año, se registraron 119 individuos. También construyeron un mirador para avistar estas aves. “Con las comunidades que están al interior del área protegida se trabaja el tema de sensibilización y educación ambiental, aunque no contamos con suficiente personal”, comparte Tomás Calahuma, guardaparque.

4. El Palmar

 

El área protegida está ubicada en Chuquisaca y cuenta con guías especializados para las largas caminatas que se dan por los senderos. En ellas, el personal del parque educa sobre los animales que viven en la zona y la importancia de su conservación. Entre las especies que habitan ese ecosistema está la paraba frente roja y el puma.

Videos Mongabay Latam | Los animales de Latinoamérica



Conoce más sobre la situación de animales emblemáticos de Latinoamérica como el jaguar, el oso de anteojos y más.

 

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Bolivia, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Artículo publicado por alexa
, , , ,