Juan Carlos Guerra, especialista del sistema de información geográfica (SIG) y teledetección de Conservación Amazónica, describe los puntos que priorizaron durante el entrenamiento. “En la primera fase del proyecto, que fue en el 2017, se realizó una serie de temáticas de capacitación, desde cómo prender el computador, cómo usar el smartphone con esos aplicativos y, finalmente, cómo sobrevolar el dron”, precisa.

El objetivo principal de este proyecto siempre fue enseñarles a los concesionarios a usar nuevas herramientas tecnológicas para que puedan reunir las pruebas necesarias y requeridas por las autoridades de la fiscalía ambiental y la oficina descentralizada del Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR).

“Lo que busca el fiscal es más evidencia que le ayude a dar soporte a su investigación”, indica Guerra.  Sin embargo agrega también que si bien reunir estas pruebas es importante, hay que tomar en cuenta que no siempre son suficientes, pues algunos casos puede ser declarados complejos porque “no existe suficiente evidencia de quien ha realizado la afectación”.

Esto lo confirma Karina Garay, fiscal provincial de la FEMA de Madre de Dios, quien explica que si bien un concesionario o titular de una concesión puede llegar con imágenes (satelitales o de drones), «al final nosotros llegamos al lugar, que suele ser alejado, […] y no encontramos a ninguna persona, entonces tenemos problemas de imputación porque no podemos acreditar quién ha sido o quiénes son los responsables de esos hechos».

Sin embargo, lo que sí reconoce Garay es que el material que llevan ahora algunos concesionarios como Sara, Flor y Félix, sí les permite confirmar el lugar exacto donde se registra el delito ambiental.

«¿Qué sucedía antes? Venía una persona y decía: ‘han deforestado en mi concesión o mi predio’. Entonces uno iba y a veces no había tal deforestación, era hasta una información falsa y no se llegaba al lugar. Pero ahora con imágenes sí, ahora sí se puede, con nuestra propia unidad de monitoreo trabajamos así porque ya determinamos cuál es el lugar, cuál es la ruta a seguir y si efectivamente esa denuncia es verdadera», explica la fiscal, para quien esta evidencia es útil para programar un operativo y encontrar a los infractores en flagrancia.

 

 

El otro punto que reconocen como un logro importante los concesionarios es que ahora pueden reunir las pruebas para presentar una denuncia y demostrarles a los inspectores del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR) que visitan sus concesiones, que los problemas ambientales presentes en los predios no han sido causados por ellos.

Sin esta evidencia, los inspectores podrían llegar y concluir que los propietarios o administradores de la concesión son los responsables del delito y multarlos por el cambio de uso de suelo.

Lee más | Regentes forestales en la red de lavado de madera de los Cumaleros del Oriente

Mineros ilegales en las concesiones

 

El último reporte de MAAP muestra cómo tres concesionarios han podido registrar la presencia de mineros ilegales en sus bosques.

En el caso de la Concesión para Ecoturismo “Sonidos de la Amazonía”, Flor Rumayna cuenta que tras recibir una alerta de deforestación, elevó el dron sobre el punto georreferenciado y encontró a mineros ilegales operando dentro de su propiedad.

 

 

“Ellos tienen su cuadrícula [destinada a la minería] pegada a mi lindero, entonces se han metido dentro de mi cuadrícula, dentro de mi concesión”, señala Rumayna, quien agradece haber sido capacitada en el manejo de drones e incluso contar con un carné que la acredita como piloto oficial de este tipo de tecnología.

Con la evidencia reunida, Rumayna pudo sentar una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Madre de Dios.

Esta investigación, además, que incluye las imágenes georreferenciadas por el dron, le permiten a Flor contar con las pruebas necesarias para mostrárselas a los inspectores de Osinfor.

“Ellos vienen, verifican, hacen un acta y te ponen como cambio de uso [de suelo]”, señala Rumayna, quien sabe muy bien que el paso siguiente es recibir una multa.

Hace siete años, precisamente, por la incursión de mineros ilegales dentro de su territorio, Osinfor la multó por 40 000 soles (11 808 dólares). “No miran el por qué ese minero está ahí, ese es nuestro problema con Osinfor”, confiesa hoy más aliviada, pues ahora cuenta con las herramientas para registrar las actividades ilegales dentro de su concesión.

Félix Vera administra, desde 2005, la Concesión Forestal Maderable “Agrofocma” y también detectó en junio de este año la presencia de mineros ilegales en la propiedad que administra. Recuerda que cuando voló el dron para verificar la alerta recibida, se topó con los invasores operando.

Todas las imágenes registradas fueron utilizada para realizar una denuncia penal ante la fiscalía ambiental de Madre de Dios.

 

 

Don Félix explica que las concesiones mineras próximas a su territorio son las que practican la minería ilegal y contaminan las aguas que abastecen también su territorio. “Esa es una parte plana de la orilla del río, toda esa parte la ha entregado el Estado como concesiones mineras, a esos concesionarios les hemos ido a decir que no sigan agrediendo a la naturaleza de esa forma”, indica.

Desde que administra sus 4800 hectáreas, Don Félix tiene en mente dedicarse al ecoturismo y es en lo que concentra todas sus energías.

“Nuestra meta es dar servicio turístico en la zona, es una zona muy bonita, atrayente, desde la altura se ve el río, hay riachuelos, se presta para hacer piscigranjas, para hacer turismo vivencial […] tenemos bastantes animalitos que se pueden ver”, explica este concesionario, que teme que la contaminación alcance a los riachuelos y la fauna que habita en su concesión.

 

Imágenes de la ilegalidad registrada dentro de la Concesión Forestal Maderable “Agrofocma”


La tala ilegal es otro de los problemas que enfrenta. “Tenemos la imagen de la persona que estaba robando la madera, ya la tiene el fiscal y ese es un argumento más sólido”, precisa Félix Vera, quien está satisfecho de haber podido mostrarle esta vez las evidencias a las autoridades.

El otro caso de minería ilegal que se incluye en el reciente reporte de MAAP es el de la Concesión Forestal Maderable “Inversiones Manu”. El administrador detectó una alerta temprana de deforestación a orillas del río Malinowski, en el límite de su concesión, y de inmediato elevó un dron para verificar la ilegalidad.

En las imágenes no solo apareció una draga, sino también el grupo de personas que estaba operándola. Todo el registro captado y georreferencia por el dron ya fue entregado también a las autoridades de la fiscalía ambiental de Madre de Dios.

 

 

Lee más | Perú: derrames de petróleo exponen el abandono de las comunidades indígenas

Drones sorprenden a taladores ilegales

 

La Concesión Forestal de Castaña “Sara Hurtado” es blanco de los taladores ilegales. Sara Hurtado es precisamente el nombre de la persona que administra este espacio y que aceptó ser capacitada en el uso de herramientas tecnológicas para sorprender a los ilegales que ingresan a su propiedad.

“Nos han enseñado a utilizar para poder vigilar nuestras concesiones forestales para evitar el ingreso de taladores, agricultores, mineros o ladrones de castaña”, explica Hurtado, para quien las alertas de deforestación son fundamentales para detectar las invasiones a sus bosques.

Precisamente, en junio de este año, una de las alertas detectadas por Geobosques, plataforma del Ministerio del Ambiente que monitorea los cambios sobre la cobertura boscosa, llegó al correo de Hurtado y la administradora armó de inmediato un plan para verificar la información.

 

 

Lo que detectó Sara Hurtado al volar el dron sobre la coordenada registrada fueron tablones de cedro recién extraídos ilegalmente del bosque.

“Cuando hay tala ilegal inmediatamente se toman las coordenadas y se hace la denuncia respectiva a la fiscalía para que ellos programen una visita y sigan el proceso”, asegura Hurtado, quien agrega también la importancia que tiene encontrar en flagrancia al talador para que el caso prospere.

Y esto tiene más probabilidades de ocurrir cuando las autoridades, tras revisar la evidencia, programan una visita de campo. Detectar los rostros a través de las imágenes es difícil y requiere incluso de la participación de peritos.

Sin embargo, la fiscal Karina Garay no descarta esta última opción, pues si se obtienen imágenes de buena resolución, cuentan con los expertos para analizar esa evidencia. «Ahora se pueden hacer pericias especiales con el sistema AFIS para determinar quién es esa persona [que aparece en las imágenes], pero es una tarea que ya la realizarían los departamentos de criminología», señala.

Sara Hurtado precisa, sin embargo, que la tecnología funciona muy bien para disuadir a los ilegales —verificaron que se han retirado de la zona— y para evitar ser sancionados por Osinfor por un delito del cual no son responsables.

“A nosotros cualquier acción que se haga en el bosque, si no presentamos el descargo, lleva a pensar que nosotros lo hicimos. Para poder contrarrestar cualquier sanción que podría darse, nosotros tenemos que tener de todas maneras denuncias a la mano”, señala la concesionaria y esa es la razón por la que toda la evidencia reunida es llevada a la fiscalía.

Así como presentaron las pruebas de la presencia de taladores ilegales, hicieron lo mismo cuando detectaron en un terreno vecino un centro de acopio en el que se estaba cargando madera.

 

 

Finalmente, otro de los casos reportados recientemente ante la fiscalía ambiental de Madre de Dios, según MAAP, es el de la Concesión de Conservación Los Amigos, administrada por ACCA, y que está destinado a actividades de investigación, educación, ecoturismo y servicios ambientales.

En las imágenes se observa cómo se han talado y cortado ilegalmente árboles de tornillo (Cedrelinga cateniformis) dentro de la concesión.

drones minería tala perú
Caso A. Tala ilegal en la Concesión de Conservación “Los Amigos,” identificada con sobrevuelo de dron. Fuente: ACCA.

Juan Carlos Guerra precisa que de todos los patrullajes realizados en los últimos meses, los seis casos que presentan en este reporte de MAAP “son los que se encuentran en la FEMA como proceso, ya sea en la parte de investigación o de juzgamiento”.

Lo que toca ahora es darle seguimiento a estos casos, pues los administradores de las concesiones afectadas esperan que la justicia finalmente alcance a los infractores.

Imagen central: Imágenes de la minería ilegal detectada en junio de este año en la Concesión Forestal Maderable «Agrofocma». Foto: ACCA.

Artículo publicado por alexa
, , , ,