Más adelante y agudizando la vista pudimos ver a un mono machin negro (Sapajus macrocephalus) concentrado en la corteza de un árbol, con la mirada fija y arañando la superficie en busca de uno de sus bocadillos favoritos: insectos.

 

 

Este mono capuchino (Cebus apella) forma parte de ese grupo de animales que se desplaza por el bosque de la estación con libertad y sin temor. No hay amenazas ni perturbaciones a su hábitat en este rincón de la Amazonía peruana y eso se evidencia en el comportamiento de este primate.

 

 

Pero los primates comparten el mismo espacio con cientos de aves. Y no es una exageración. Los estudios realizados en Cocha Cashu indican que existen alrededor de 528 especies y toparse con ellas en un entorno tan bien conservado no es difícil. Esta pequeña monjita, por ejemplo, le muestra a la cámara su merienda del día.

 

 

Muy cerca de ahí, aterriza de pronto un grupo de trompeteros (Psophia crepitans) que recorre el bosque imperturbable, sin tomar en cuenta nuestra presencia. El sonido de las pequeñas pisadas de estas aves sobre la hojarasca se puede percibir si se mantiene un poco de silencio.

 

Las distintas especies de hormigas presentes alrededor de la estación se desplazan imparables por el bosque. Una de estas trabajadoras incansables que llevan a cuestas alimento, pedazos de hojas o ramas pudo ser captada en medio de su faena por Yannet Quispe, la joven bióloga que las estudia.

 

 

Ver caer la tarde en Cocha Cashu es un espectáculo imperdible. Algunos prefieren disfrutar ese momento nadando en la cocha —con todos los riesgos que eso implica— , otros simplemente buscan su trípode para conservar un segundo de ese paisaje y poder rememorarlo luego en la ciudad.

 

 

Cuando la noche cae, aparecen otras especies, esas que prefieren la oscuridad, camuflarse detrás de una rama y mirar desde un rinconcito del bosque. Sin embargo, los ojos entrenados en la búsqueda de estos pequeños habitantes siempre logran detectar esos leves movimientos que las delatan.

 

 

En otra rama de un árbol, una rana se ve descubierta y mira fijamente al lente de la cámara. La noche suele ser el momento predilecto de los herpetólogos, tomando en cuenta que se han identificado alrededor de 82 anfibios en ‘Cashu’.

 

 

La mañana es un momento ideal para caminar por las trochas y observar los árboles milenarios distribuidos alrededor de la estación. Es en el bosque que uno se puede encontrar con las aletas gigantes de una imponente lupuna o de un shihuahuaco.

 

 

Desde la orilla de la cocha Cashu es posible mirar a los lobos de río revoloteando en el agua y buceando para atrapar a sus presas. En la laguna de herradura que rodea a la estación vive una familia que se deja ver sin problemas todas las mañanas.

 

 

Esta es una de las tantas escenas que puede regalar Cashu: la luna adelantándose a la tarde. Con esta imagen cerramos esta galería de fotografías que representa una pequeña travesía por una de las estaciones biológicas más importantes de Latinoamérica.

 

*Imagen principal: Caiman negro (Melanosuchus niger). Foto: ©Fortunato Rayan Perez.

Videos Mongabay Latam | La situación ambiental en Perú



Conoce más de la situación ambiental en Perú: cámaras trampa, minería ilegal, narcotráfico y más.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental de las áreas naturales protegidas, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Artículo publicado por alexa
, , , ,