Noticias ambientales

Livia Wagner: “El tráfico del oro ha superado el valor del tráfico de drogas” | ENTREVISTA

Aerial drone photographs showing the extent of the deforestation impact from alluvial gold mining on the tropical forests of the Madre de Dios region. The ponds took water from local rivers and wetlands for liquifying and sorting soil to extract gold. This also impacted trees near the cleared areas due to the dramatic changes in the watertable. Following Peru's February 2019 militarized crackdown on illegal and unofficial alluvial gold mining in the La Pampa region of Madre de Dios, Wake Forest University's Puerto Maldonado-based Centro de Innovación Científica Amazonia (CINCIA), a leading research institution for the development of technological innovation for biological conservation and environmental restoration in the Peruvian Amazon, is applying years of scientific research and technical experience related to understanding mercury contamination and managing Amazonian ecosystems. What they learn will help guide urgent remediation, restoration, and reforestation efforts that can also serve as models for how we address the tropic’s most dramatically devastated landscapes around the world. La Pampa, Madre de Dios, Peru.

  • Mongabay Latam conversó con especialista en crimen organizado sobre la minería ilegal y las actividades ilícitas conexas.
  • También habló de cómo se realiza esta actividad ilegal en otros países de América Latina.




La historia en 1 minuto. Video: Mongabay Latam. 

Cuenta Livia Wagner que no fue fácil entrar a La Pampa, en Madre de Dios. Lo intentó tres veces hasta que pudo llegar para investigar el vínculo entre la minería ilegal y el crimen organizado en el Perú. Eso fue hace cinco años, entonces esta experta de la Iniciativa Global Contra el Crimen Organizado Transnacional se dedicó a estudiar cómo funcionan las mafias dedicadas a la explotación de oro y el tráfico de personas en uno de los lugares más afectados por la minería ilegal en Latinoamérica.

En ese momento se realizó una investigación en cuatro países del continente: México, Colombia, Brasil y Perú. Así pudo conocer cómo se interrelacionan las actividades ilegales y cómo se presentan en cada país.

Livia Wagner estuvo en Perú para hablar sobre la minería ilegal y el crimen organizado. Foto: Yvette Sierra Praeli.

Recientemente estuvo en el V Congreso Nacional de Fiscales Especializados En Materia Ambiental de Perú y conversó con Mongabay Latam sobre cómo se realiza esta actividad ilegal y la cadena de actores que se deben tener en cuenta para enfrentar al crimen organizado.

Usted ha dicho que la minería ilegal y el tráfico de oro han superado al narcotráfico en cuanto a ganancias

Sí, y eso tiene que ver con el precio del oro, que es volátil. Por ejemplo, actualmente ha aumentado bastante. La minería ilegal produce mucha ganancia y eso atrae a los grupos criminales. Además, están en áreas remotas y sin presencia fuerte del Estado, factores favorables para que las redes criminales se expandan. Por eso ha superado el valor del tráfico de drogas y de la cocaína.

¿Desde cuándo sucede esto?

Eso tiene que ver con el incremento del precio del oro, porque el precio de la droga siempre ha estado estable, pero después del 2011 y 2012, cuando aumenta la fiebre del oro, empezó a superar el valor de las drogas.

¿El precio del oro sigue aumentando?

En el 2012 hubo como un pico y después bajó. Ahora está al nivel del precio del 2013, casi tan alto como en el 2012 y estamos esperando que también se incremente, no solo la producción, sino también los crímenes conexos a la minería ilegal como la trata.

Las actividades ilegales se interrelacionan entre sí, explica la experta. Foto: Policía de Medio Ambiente PNP.

Usted ha explicado que los crímenes ambientales no van solos, sino que se conectan…

En la minería ilegal es muy obvio, especialmente aquí en Latinoamérica, la conexión con la explotación sexual y cuantos más trabajadores hay, entonces hay más explotación sexual. Incluso, hace 5 a 10 años, había explotación laboral de los mineros. Es algo de lo que ya no se habla, pero existía el reclutamiento forzado de los trabajadores antes de la fiebre del oro. Ahora lo que está aumentando es la forma o estructura de la trata de personas, pues hasta el perfil del traficante de mujeres ha cambiado. Antes eran hombres, pero actualmente son las mismas mujeres que han sido explotadas sexualmente quienes se dedican a esta actividad porque, muchas veces, no pueden regresar a su lugar de origen, entonces se dedican a la trata o la explotación sexual.

¿Qué otros delitos se conectan con la minería ilegal?

A nivel de fuerza laboral hay una conexión con el tráfico de drogas. Significa que los trabajadores que un día están en la minería, también se mueven a la producción de cocaína. Otra cosa que tiene que ver con la producción de drogas o el transporte de drogas es que usan los mismos aviones para trasladar oro. Es decir que las avionetas para transporte ligero de 200 a 300 kilos y las rutas que se usan para transportar la droga a Bolivia se usan para el oro también.

¿El oro y la cocaína se trasladan juntas?

No se puede decir que un grupo maneja los dos productos. En Perú, solo hay un caso que se sabe que usaba la minería formal para lavar activos que fueron producto del narcotráfico, que fue el de Sánchez Paredes, pero el resto de grupos no están en las dos cosas, están como en paralelo.

Lee más | México: 83 defensores del ambiente y el territorio asesinados entre 2012 y 2019

Más allá de los mineros ilegales

 

Desde que vino a Perú, hace 7 años, ha seguido este problema aquí y en Latinoamérica. ¿Qué ha visto todo este tiempo?

Lo que no está cambiando en todos estos años es que la mirada está principalmente y casi explícitamente en el minero ilegal. En mi presentación he tratado de destacar que no es suficiente abordar al trabajador. Obviamente el trabajador es el que comete la actividad ilícita, pero para el ecosistema de la minería ilegal uno necesita múltiples actores en diferentes niveles y jerarquías. Y eso no ha cambiado. Todavía se enfocan en la criminalización del minero, pero con eso no basta y con eso no se va a resolver nada.

La Pampa, en Madre de Dios, ha sido una de las zonas más devastadas por la minería ilegal. Foto: Jason Houston / CINCIA WFU.

¿Cuál debería ser el enfoque?

Uno debe enfocarse más en los actores que facilitan, voluntariamente o no, que la minería ilegal pueda pasar los flujos ilícitos financieros, los bancos que están aprovechando que la minería está prosperando, las empresas que proveen maquinaria, son todos actores que están involucrados. Enfocarse en el trabajador es lo más fácil para presentar que se está haciendo algo, pero no es la solución y no es nada eficaz porque hasta ahora uno ve que no ha cambiado nada y la Operación Mercurio lo que está haciendo es un desplazamiento de esta actividad, pero no está enfrentando el problema. Además, las operaciones tienen que ser coordinadas entre las diferentes fiscalías.

Acaba de mencionar los bancos y las empresas que proveen maquinaria ¿Cuál es el papel que juegan ellos?

La ganancia financiera es un elemento primordial del crimen organizado. Si además de seguir las rutas del oro, también se siguen las del dinero, se sabrá hacia dónde llegar. Mirando las rutas uno ya sabe quiénes son los actores que forman parte de esa ruta del dinero y de toda la cadena de suministro. Es incómodo porque se van a encontrar actores que en realidad no deberían estar involucrados.

¿Cuáles?

Creo que la expansión o la presencia de la minería ilegal es al mismo tiempo una expresión de la corrupción en todos los niveles. Es el policía que les avisa a los mineros que habrá una interdicción. Ese es un primer nivel, pero llegando a niveles más altos, hay muchos más involucrados. El ecosistema de actores formales deja que eso suceda.

Lee más | Día Internacional de los Bosques: comunidades, aliadas en su conservación

Una mirada a Latinoamérica

 

¿Este problema se repite en toda América Latina?

La minería ilegal es muy diferente en cada país. Lo único que se puede decir que los une es que todos son parte de la cuenca amazónica y que hay redes criminales que están involucradas, en diferentes niveles. Antes en Perú el involucramiento era de redes criminales, pero no era el crimen organizado como en Colombia o en México. Pero la trata de personas con fines de explotación sexual siempre está presente, es un elemento que siempre está ahí.

El precio del oro ha aumentado la demanda del mineral. Foto: Vanessa Romo.

¿Cuáles son las principales diferencias?

Que los niveles del involucramiento de las redes criminales eran diferentes. En Colombia, las FARC y el ELN manejaban las minas y la trata de personas para fines de explotación sexual y explotación laboral. Eso no había en Perú, donde la gente migraba hacia la región de Madre de Dios voluntariamente. En Colombia era diferente, la gente no podía salir de la mina porque las FARC y el ELN las manejaban. Significa que eran diferentes niveles de cómo manejaban las minas ilegales.

Algo que se ha mencionado en este Congreso es cómo se legaliza lo ilegal. Desde su experiencia, ¿qué nos puede decir sobre esto?

El problema con el oro ilegal es que uno lo puede ‘legalizar’ fácilmente a través de las refinadoras y después no se sabe de dónde vino. En una barra de oro el 5 % podría venir de la minería ilegal de Madre de Dios, pero todo lo juntan y lo refinan. Mientras el oro no ha sido refinado se puede hacer la trazabilidad porque en el caso de la minería aluvial la pureza del oro es un poco más baja que la minería de roca. Es posible hacer la trazabilidad, aunque es costoso y las empresas no tienen interés en hacerlo. Ese es el problema, no solo se puede tener el oro de minas certificadas porque esas minas certificadas producen muy poco oro. La demanda sube y las empresas no tienen suficiente oro, entonces ahí comienzan a traer oro de fuentes informales e ilegales.

¿Estos esquemas se dan en toda Latinoamérica?

Yo creo que por lo menos en Perú y Colombia, sí. En México es un poco diferente porque ahí trabajan también con licencias de los ‘garampeiros’ y las falsifican para que puedan hacer minería. Cada país tiene sus estructuras y se tiene que mirar a cada uno en específico.

¿Considera que la minería ilegal está en aumento?

Depende del precio del oro. Todo lo que está dentro del crimen organizado depende del lucro o de la guanacia financiera. Si el oro baja, la gente se irá a la pesca ilegal o a otra actividad. Siempre depende del precio del oro.

Se ha hablado de trabajar en conjunto, de crear redes entre las fiscalías en América Latina. ¿Se ha avanzado?

Está comenzando. Creo que se deben hacer operaciones coordinadas, pero son entidades diferentes, cada una tiene su forma de trabajo. Creo que tienen que trabajar en conjunto y cuando eso se establezca, las entidades verán sus beneficios.

Videos Mongabay Latam | La situación ambiental en Latinoamérica



Conoce más de la situación ambiental en Latinoamérica con los videos más vistos de nuestro canal de YouTube.

Si quieres conocer más sobre el impacto ambiental de la minería en Latinoamérica y el mundo, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.