Noticias ambientales

COVID-19: pastor evangélico intentaría contactar poblaciones indígenas remotas en la Amazonía

  • El misionero cristiano evangélico bautista estadounidense Andrew Tonkin, de Frontier International, estaría planeando contactar y convertir a grupos indígenas de la Reserva Indígena Javarí en el estado de Amazonas en Brasil.
  • Tonkin, quien niega la acusación, no es el primero de estos casos. Ethnos360, otro grupo evangélico, tiene planes similares.
  • Líderes indígenas marubo y mayoruna denunciaron que Tonkin había invadido la Reserva Javarí en el pasado, ignorando las regulaciones de FUNAI.
Andrew Tonkin de la organización misionera bautista estadounidense Frontier International. Imagen de Facebook.

En un momento en que los casos de coronavirus superan los 8 mil y las muertes pasaron el límite de los 300 en Brasil, los líderes indígenas de una de las fronteras más remotas de la Amazonía han denunciado lo que afirman son los últimos planes de un famoso misionero estadounidense de contactar y convertir a los grupos de aislados de la región al cristianismo, a pesar de que se sabe que los pueblos indígenas tienen poca resistencia a las enfermedades infecciosas.

Las denuncias de los líderes indígenas marubo y mayoruna se publicaron en O Globo la semana pasada, donde se informaba de que Andrew Tonkin, de Carolina del Norte, Estados Unidos, y líder del grupo misionero bautista estadounidense Frontier International, está planificando un viaje a la gran Reserva Indígena Valle del Javarí en el estado de Amazonas en Brasil, cerca de la frontera con Perú.

“Hemos oído que estaba teniendo reuniones, preparándose para intentarlo otra vez, que estaba comprando suministros”, dijo Lucas Marubo a Mongabay. Él es el director de la Organización de las Aldeas Marubo del Río Ituí (OAMI) y miembro de la Unión de pueblos indígenas del Valle de Javarí (Univaja). “Están armados, tienen drones y GPS, […] un montón de equipamiento para establecer contacto, […] ese es nuestro miedo”, dijo.

El Valle del Javarí es más grande que toda Austria y protege la mayor cantidad de grupos indígenas en aislamiento del mundo. Dieciséis de los 26 grupos indígenas del Valle del Javarí han elegido permanecer aislados. Aun así, esta es la segunda vez en poco tiempo que un grupo evangélico es acusado de intentar establecer contacto y convertirlos. Ethnos360 (anteriormente conocida como Misión Nuevas Tribus) ha comprado un helicóptero con ese propósito en mente.

Los grupos indígenas aislados tienen sistemas inmunológicos extremadamente vulnerables, lo cual significa que las enfermedades respiratorias virales contagiosas como la gripe y el sarampión pueden resultar mortales para ellos. La entrada a la reserva solo se permite con una autorización especial de FUNAI, la agencia de asuntos indígenas de Brasil.

Sin embargo, en los últimos años, los importantes recortes al presupuesto de FUNAI han contribuido a que se observe un aumento pronunciado de las incursiones ilegales de pescadores, cazadores, narcotraficantes, taladores ilegales y mineros, además de los intentos de misiones evangelizadoras de grupos religiosos cristianos en la zona demarcada de forma oficial como Reserva Javarí.




La historia en 1 minuto: Latinoamérica: pueblos indígenas cierran sus territorios frente al avance del coronavirus. Video: Mongabay Latam.

“Es un completo desastre. A estos tipos no podrían importarles menos los indígenas, solo quieren sus almas”, dijo José Carlos Meirelles, pionero de la política de “no contacto” que adoptó la agencia de asuntos indígenas de Brasil (FUNAI), una política aplicada con éxito durante las tres últimas décadas. “Literalmente los matarán, y para los pocos que sobrevivan, su cultura estará destrozada […] Es un genocidio”.

La violencia también ha aumentado en la región de Javarí últimamente. Un contratista de FUNAI fue asesinado por sicarios en Tabatinga el año pasado, y ha habido una serie de ataques armados en la base del río Ituí-Itacoaí, el principal puesto de seguridad de la región, lo que ha forzado a los trabajadores a abandonarlo. En 2018, se filtraron al exterior historias del supuesto asesinato de indígenas aislados por parte de mineros.

El Ministerio Público Federal de Brasil ha pedido a la policía federal que investigue el posible plan de Tonkin de realizar una expedición ilegal a un área conocida como Igarapé Lambança, habitada por la tribu aislada korubo. Sin embargo, aún no se sabe qué acciones emprenderá la policía.

Lee más | Acercando a Cristo y al coronavirus: evangélicos se disponen a contactar a indígenas de la Amazonía

En una carta a Tonkin, el fiscal Antônio Bigonha reiteró la “extrema vulnerabilidad” de los pueblos indígenas a las enfermedades externas, especialmente durante la crisis del coronavirus, y dio al estadounidense veinticuatro horas para contestar sus preguntas sobre la supuesta expedición.

Tonkin, misionero de la Iglesia Bautista Monte Hebrón de Carolina del Norte, ya está siendo objeto de dos investigaciones de las autoridades brasileñas por entrar en la Reserva del Javarí de forma ilegal.

El evangélico Andrew Tonkin y el misionero Cristiano Wilson Kannenberg de “Rescue Wings”, una organización misionera de aviación, fotografiados con un hombre indígena. Imagen de Facebook.

En 2014 aterrizó allí con un hidroavión que pertenecía a Wilson Kannenberg, nacido en Brasil y líder evangélico cristiano de una organización misionera de aviación conocida como Rescue Wings.

Cuando los representantes de la policía federal, el ejército y FUNAI fueron a detenerlo, utilizó un teléfono satelital para pedir una avioneta y escapar, según contó a Mongabay una fuente cercana al caso.

El año pasado, los líderes indígenas denunciaron ante FUNAI que Tonkin había vuelto a entrar en su reserva. En una nota, FUNAI confirmó a Mongabay que le habían pedido a Tonkin que acudiera a sus oficinas en Brasilia para dar explicaciones.




La historia en 1 minuto: Pueblos indígenas: los más vulnerables frente el avance del coronavirus en América Latina. Video: Mongabay Latam.

Lucas Marubo le dijo a Mongabay que él y otros líderes indígenas recibieron información de los líderes mayoruna a través del grupo de Whatsapp de la comunidad, en este mensaje señalaban que Tonkin podría volver este año.

Las capturas de pantalla de una conversación de Whatsapp publicada por O Globo parecen mostrar que los grupos indígenas denuncian una reunión de Tonkin con otro pastor evangélico estadounidense, Josiash Mcintyre, en Atalaia do Norte, una ciudad que se considera la puerta de entrada a la Reserva Indígena Javarí.

“¿Sabes lo que están haciendo?”, dice una de las capturas. “Estoy convencido de que planean hacerlo otra vez”, pone en otra.

Lee más | Pumas, zorros y otros animales exploran ciudades latinoamericanas durante la pandemia del COVID-19

En un correo electrónico enviado a Mongabay, Tonkin negó las acusaciones: “Déjame ser claro, te digo que no estoy intentando contactar con nadie. Ni voy a ir en ninguna expedición”, dijo.

El estadounidense explicó que en estos momentos se encuentra en Irak, donde está desde hace un mes, y compartió un video con fecha del 26 de marzo que le envió a la fiscalía en el que aparece en las calles de un país de Oriente Medio.

Tonkin también invitó a Mongabay a realizar una estancia con su grupo misionero en la ciudad de Atalaia do Norte y el municipio de Benjamin Constant, cerca de la reserva. “Podéis conocer a los misioneros sobre los que escribís. Podéis seguir nuestros pasos”, escribió.




La historia en 1 minuto: Científicos aclaran panorama sobre los vínculos entre la vida silvestre y el coronavirus. Video: Mongabay Latam.

Lucas Marubo le dijo a Mongabay que creía que Tonkin seguramente había dejado Brasil para irse a Irak al saber de las denuncias que presentaron ante la fiscalía. También añadió que el pastor evangélico compañero de Tonkin, Josiash Mcintyre, fue recientemente a la Unión de pueblos indígenas del Valle de Javarí (Univaja) e increpó a las personas que había allí.

“Fue muy agresivo; quería una pelea física con nosotros”, dijo Lucas Marubo. Mcintyre no respondió a los intentos de Mongabay de contactar con él a través de las redes sociales.

En la declaración de la misión de la organización de Tonkin, Frontier International Missions, que se puede encontrar en línea, se habla de “trabajo misionero en los pueblos indígenas no alcanzados de todo el mundo” y describe su trabajo de once años en la cuenca del Amazonas como “establecimiento de iglesias indígenas y trabajo misionero de crecimiento de las iglesias”.

Lee más | Áreas naturales protegidas: riesgos y beneficios del cierre por el coronavirus

La denuncia contra Tonkin es el último episodio en una serie de acontecimientos polémicos relacionados con los grupos religiosos cristianos extranjeros que pretenden evangelizar a los grupos indígenas aislados de Brasil.

Los supuestos planes de contacto y conversión de Frontier International y Ethnos 360 llegan justo cuando las comunidades indígenas se preparan para enfrentar a la inminente crisis del COVID-19 en el país y al aumento de los ataques violentos y la invasión de sus territorios por parte de taladores, acaparadores de tierras y mineros ilegales durante el mandato del presidente Jair Bolsonaro, grupos que avanza para abrir reservas indígenas a la minería y la agroindustria.

Imagen principal: indígenas korubo que viven en la Reserva Indígena Javarí. Imagen cortesía de FUNAI/Globo.

Videos Mongabay Latam | La situación de los pueblos indígenas de América Latina




Conoce más sobre la situación de los pueblos indíenas en América Latina.

Si quieres conocer más sobre la situación de los pueblos indígenas en Latinoamérica, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

El artículo original fue publicado en Mongabay News. Puedes leerlo aquí.