Noticias ambientales

Perú: 221 indígenas han dado positivo al COVID-19 en Loreto

Triple forntera - tikunas - Omar Montes

  • Las zonas de mayor preocupación en la región Loreto son las comunidades del pueblo tikuna, en la triple frontera; el distrito de Trompeteros y el centro poblado de Santa Clotilde.
  • La Organización Regional Aidesep Ucayali asegura que, por la información constante que reciben de los líderes indígenas, la cifra de fallecidos es mucho mayor a los 12 casos reportados por la Diresa de Loreto.

El domingo 24 de mayo, el obstetra Omar Montes salió a recorrer tres comunidades del pueblo indígena tikuna ubicadas en la Amazonía peruana, en la zona conocida como la triple frontera que comparten Perú, Colombia y Brasil.

Su viaje que duró toda la mañana del domingo lo llevó por Erene, Buen Paraíso de Erene y Buen Jardín de Callarú para realizar pruebas rápidas con el fin de confirmar sus sospechas de que el COVID-19 también ha llegado a estas poblaciones.

Un equipo del centro de salud de Bellavista de Callarú visitó tres comunidades del pueblo tikuna para realizar pruebas de descarte de COVID-19. Foto: Omar Montes.

Montes, que trabaja en la triple frontera, en el centro de salud de la comunidad nativa de Bellavista de Callarú, narra que ese día llevó consigo once pruebas rápidas para el descarte en las tres comunidades que juntas tienen una población que bordea las 1400 personas. “Todas las pruebas resultaron positivas”, dice Montes con angustia.

A esa cantidad reducida de pruebas se suma la preocupación de haber constatado que gran parte de las personas que viven en estas tres comunidades presentaba síntomas de la enfermedad.

Las comunidades indígenas de la triple frontera en Perú figuran entre las que han sufrido el mayor impacto por el COVID-19 en la región Loreto. En esa lista también están el distrito de Trompeteros y el centro poblado Santa Clotilde en el distrito de Napo.


El último reporte de la Dirección Regional de Salud de Loreto confirma que 221 indígenas han resultado positivos a las pruebas de COVID-19. En el mismo informe actualizado al 27 de mayo de 2020 también se reporta 12 fallecidos, 5 de ellos confirmados mediante test y 7 que figuran como sospechosos. El coronavirus se está extendiendo por los pueblos awajún, achuar, urarinas, matsés y otras etnias, así como en comunidades de otras regiones amazónicas.

“Hemos formado equipos de intervención inmediata para tres zonas de Loreto que eran urgentes: Trompeteros, Caballococha [triple frontera] y Santa Clotilde”, señala Gerardo Seminario, asesor del Despacho ministerial de Salud, al explicar las acciones que se están tomando bajo la estrategia del Plan de intervención del Ministerio de Salud para comunidades indígenas y centros poblados rurales de la Amazonía peruana frente a la emergencia del COVID-19, publicado el 21 de mayo.

Lee más | Perú: líderes indígenas reportan 58 fallecidos por COVID 19 en comunidades shipibo konibo de Ucayali

Una epidemia que se extiende en la Amazonía

“He regresado muy triste de ver a tanta gente mal y no poder dar alternativas de solución para esas personas. Apenas si pude llevar algunas medicinas para una de las comunidades, porque ya no nos queda nada”, confiesa Omar Montes en una conversación telefónica con Mongabay Latam.

El personal de salud de Bellavista de Callarú recorrió tres comunidades tikuna. Foto: Omar Montes.

El obstetra explica que en Erene hay una población de 800 personas y de las cinco pruebas realizadas todas resultaron positivas. En Buen Paraíso de Erene, que cuenta con alrededor de 300 personas, solo pudo hacer tres pruebas, todas positivas; mientras que en Buen Jardín de Callarú, también con 300 indígenas tikuna, las dos pruebas realizadas resultaron positivas para COVID-19.

Una última prueba la aplicó en Bellavista de Callarú, a un paciente de unos 40 años que presentaba todos los síntomas. También dio positivo. Siete personas fallecieron en esta comunidad entre el 30 de abril y el 7 de mayo como reportó Mongabay Latam en un artículo publicado el 11 de mayo.

Aún le falta visitar las comunidades nativas de Yauma 1 y Yauma 2 que también pertenecen a su jurisdicción. Por ahora, Montes se prepara para posibles fallecimientos que podrían ocurrir en las tres comunidades que ha visitado. “He visto pacientes graves y en casi todas las viviendas había personas con los síntomas”.

Días después de este recorrido, el miércoles 27 de mayo, un equipo de atención rápida de la Dirección Regional de Salud de Loreto llegó hasta Bellavista de Callarú —cuenta Montes—, tres médicos arribaron a la comunidad nativa y realizaron al menos 15 pruebas más. Todas resultaron positivas.




La historia en 1 minuto: COVID-19: muerte y contagios en comunidades tikuna de la triple frontera. Video: Mongabay Latam. 

Para este fin de semana se ha programado recorrer las otras comunidades para realizar más pruebas y entregar medicinas, además de iniciar una campaña de vacunación para neumococo e influenza.

“Se ha logrado destinar 50 mil pruebas rápidas para pueblos indígenas que han sido distribuidas entre ocho regiones”, dice Seminario y comenta que “ha sido inédito” destinar 88 millones de soles en el sector salud para atender comunidades indígenas en Perú, algo que antes no había sucedido. Aunque reconoce que con los retrasos en la emisión de las normas y el contexto actual podrían ser insuficientes.

Imágenes registradas por el obstetra Omar Montes durante el recorrido por las comunidades tikuna. Foto: Omar Montes.

Seminario precisa que el problema que se ha presentado en las comunidades tikuna de la triple frontera se debe al intercambio frecuente que hay con Leticia, la ciudad fronteriza de Colombia, una de las zonas más complicadas de ese país.

La ciudad de Leticia, en la frontera de Colombia, presenta 1721 casos confirmados de COVID-19 y tiene que enfrentar las deficiencias de un sistema de salud colapsado. En Tabatinga, la ciudad fronteriza de Brasil, los casos positivos suman 760, según el Gabinete de Gestión Integrado de Frontera.

“Lamentablemente el coronavirus se está expandiendo con rapidez en la Amazonía. Es alarmante el incremento significativo de los contagios y las muertes por la COVID-19, especialmente en los pueblos aledaños al río Amazonas”, dice Alicia Abanto, adjunta de la Defensoría del Pueblo para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas.

Lee más | COVID-19: organizaciones indígenas demandan acciones concretas en la estrategia aprobada para estos pueblos en Perú

 

Sobre la situación en la triple frontera, Abanto manifiesta que las comunidades de esta parte de Perú enfrentan la precariedad de los establecimientos de salud, la falta de una conexión aérea para la provisión de servicios públicos y la pérdida de personal médico que enferma gravemente.

“Los gobiernos de Perú, Colombia y Brasil deben unir esfuerzos para atender a la población de las zonas fronterizas”, agrega la funcionaria y advierte que la Defensoría del Pueblo solicitará un informe al Ministerio de Relaciones Exteriores para que detalle las medidas adoptadas ante el aumento de personas afectadas por la pandemia en la triple frontera.

Comunidades reclaman atención

Jorge Pérez, presidente de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), asegura que según los reportes que tienen de los líderes indígenas, la cifra de fallecidos en las comunidades nativas de Loreto por el COVID-19 es mucho mayor a la que maneja la Dirección de Salud. Aunque no han logrado confirmar que se trataba de casos de coronavirus, asegura que los síntomas que presentaban los fallecidos correspondían a esta enfermedad.

Otra de las grandes preocupaciones del líder indígena es la grave situación de vulnerabilidad que enfrentan las comunidades indígenas que viven en la triple frontera. “En el Trapecio Amazónico [triple frontera] existe un intercambio intenso de personas y de comercio que ha facilitado un contagio muy rápido entre la población”, dice el presidente de ORPIO.

A fines de abril, una comitiva de la Municipalidad de Trompeteros recorrió 20 comunidades en el río Corrientes. En el grupo había once personas con COVID-19. Foto: Comunidad de Pucacuro.

Pérez asegura que muchos de los contagios en las comunidades indígenas de Loreto están asociados a la migración que se ha presentado en Perú durante los meses de abril y mayo, cuando más de 160 mil personas realizaron viajes incluso a pie para retornar a sus lugares de origen. “Muchas personas empujadas por el hambre han regresado a sus comunidades llevando el virus”, indica el presidente de ORPIO.

Pero el líder indígena menciona que los contagios no solo se presentan en esta parte de la frontera, sino también en otras cuencas de la región. “Además del Putumayo, el coronavirus se ha extendido a las comunidades de los ríos Corrientes, Tigre, Pastaza, Morona, Marañón y el Pacaya Samiria”.

A fines del mes de abril, 20 comunidades nativas del río Corrientes estuvieron expuestas al contagio del COVID-19 cuando una comitiva de la Municipalidad Distrital de Trompeteros, en la que participó el alcalde Lorenzo Chimboras, recorrió esta cuenca para entregar las canastas con víveres que ofreció el gobierno.

El alcalde de Trompeteros, Lorenzo Chimboras, recorrió la comunidad de Pucacuro sin implementos de bioseguridad. Foto: Facebook de Municipalidad de Pucacuro.

Durante la visita a la comunidad de Pucacuro, personal del centro de salud se percató que algunos de los integrantes de la embarcación presentaban síntomas de COVID-19. Luego de ser trasladados a la ciudad de Nauta, 16 de los 21 integrantes de la comitiva dieron positivo a la enfermedad.

Jacson Shuña, director encargado de la Red de Salud de Nauta, contó a Mongabay Latam que luego de presentarse todos estos casos visitaron la ciudad de Trompeteros para realizar pruebas de descarte a la población, pues fue desde este lugar que partió la embarcación con los víveres. “De las 100 pruebas practicadas, casi la mitad resultó positiva. Además, en Trompeteros ya han fallecido tres personas a causa de este mal. Lamentablemente, el virus ha llegado por los ríos con aquellas personas que viajaban pese a la cuarentena”.




La historia en 1 minuto: Perú: COVID-19 golpea la economía de pescadores artesanales. Video: Mongabay Latam. 

Shuña también indicó que los reportes de indígenas contagiados están llegando desde lugares como Tutto, en la cuenca del río Marañón y Santa Rita de Castilla en el río Tigre. “Hemos enviado medicamentos y test rápidos, pero necesitamos que lleguen equipos desde Iquitos para realizar intervenciones en las cuencas de la provincia de Loreto. Si las autoridades hubieran actuado a tiempo no tendríamos estos problemas ahora”.

Shuña dijo que estos equipos también deben recorrer las 40 comunidades del río Corrientes y en especial las 20 comunidades a las que llegó el alcalde de Trompeteros llevando los alimentos.

La municipalidad de Trompeteros entregó las canastas ofrecidas por el Estado en 20 comunidades del río Corrientes. Foto: Comunidad de Pucacuro.

El presidente de la Comunidad indígena de Pucacuro, Emerson Mucushua, asegura que 600 personas, de sus 800 habitantes, presentan algún síntoma de la enfermedad. Recuerda, además, que un equipo de salud de Nauta llegó hasta la comunidad luego de que se comprobaran los casos positivos entre las personas de la comitiva de la Municipalidad de Trompeteros.

En esa ocasión, de las diez pruebas realizadas, una resultó positiva. “Hemos solicitado medicinas, pero hasta ahora no han llegado. Estamos usando nuestras medicinas tradicionales”.

Mucushua dice que de comunidades cercanas como Peruanito, Nueva Vida, San Ramón y Dos de Mayo llegan hasta el puesto de salud de Pucacuro en busca de ayuda, pero no encuentran medicamentos.




La historia en 1 minuto: Pueblos indígenas: los más vulnerables frente el avance del coronavirus en América Latina. Video: Mongabay Latam. 

“Debe haber por lo menos 500 hermanos infectados de los pueblos indígenas”, dice el director regional de Salud de Loreto, Carlos Calampa, quien también menciona a Caballococha y, principalmente, Bellavista de Callarú, como la zona que más preocupa en Loreto.

Calampa también comenta lo sucedido en Iquitos, donde una gran cantidad de indígenas quedaron varados cuando se inició la cuarentena. “Se realizaron 350 pruebas entre los indígenas nativos en Iquitos y encontramos que el 63 % era positivo. Es una cifra altísima”.

Mongabay Latam consultó al Ministerio de Cultura sobre la situación que enfrentan las comunidades indígenas en Loreto, principalmente en la frontera, así como por la demora en implementar protocolos y acciones para atender los pueblos originarios y evitar el avance de la pandemia, pero voceros del sector indicaron que no se pronunciarán sobre estos temas.

*Imagen principal: El domingo 24 de mayo, personal de salud de Bellavista de Callarú viajó por las comunidades tikuna. Foto: Omar Montes.

Videos Mongabay Latam | La situación ambiental en Perú



Conoce más de la situación ambiental en Perú: cámaras trampa, minería ilegal, narcotráfico y más.

Si quieres leer más sobre la cobertura de la pandemia del COVID-19 y su efecto en los pueblos indígenas, ecosistemas y animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.