Noticias ambientales

En video | Conozcamos a la foca monje del Mediterráneo en #LaVidaSecretaDeLosAnimales | Episodio 42

Foca monje

  • La fotógrafa y bióloga Romi Castagnino nos presenta nuevos animales captados en cámaras trampa de todo el mundo.

¿Sabías que solo quedan entre 350 y 450 focas monje del Mediterráneo en edad reproductiva? Estos animales son una de las especies de focas más amenazadas del mundo.

Las focas monje del Mediterráneo son mamíferos marinos costeros que alguna vez vivieron en todo el Mediterráneo y en partes del Atlántico oriental y el Mar Negro.

Ahora las focas se encuentran dispersas en solo cuatro poblaciones aisladas en Mauritania en África, la isla portuguesa de Madeira y las costas griegas y turcas.

Las fotos de este video fueron tomadas en las cuevas del área marina protegida del interior de las Islas Jónicas Occidentales. Estas cuevas marinas generalmente incluyen una o más entradas por encima o por debajo del nivel del agua, un corredor de entrada, una piscina interna y un área seca. Las focas las usan para descansar y criar a sus cachorros.

Al nacer, los cachorros tienen un pelaje de color negro a marrón oscuro (también conocido como pelaje «lanugo») con una mancha blanca en el vientre. Ellos pesan entre 15 y 26 kg y cuando son adultos hasta 300 kg.

Durante el período de lactancia, las hembras salen a buscar alimento y dejan a sus crías solas por períodos de nueve horas en promedio. Durante esas horas, a veces las focas hembra cuidan de cachorros que no son suyos, y también hay ocasiones donde los cachorros roban la leche de otras focas hembra.

Lee más | Venezuela: las ranas de Mucuchíes vuelven a su hábitat en plena pandemia de COVID-19

Los cachorros comienzan a entrar al agua después de su primera semana de vida. Su capacidad de buceo aumenta gradualmente con la edad. La inmersión más larga registrada para una foca monje adulta en Madeira y Turquía fue de 18 minutos.

Las focas también viajan largas distancias, por ejemplo en Grecia se ha registrado viajes de hasta 288 km en tres meses. Se sabe que las focas monje se alimentan de más de 70 especies de presas; con peces, cefalópodos y crustáceos en su dieta.

En el pasado, los humanos cazaban a las focas monje del Mediterráneo por su piel, aceite y carne. Hoy no existe explotación comercial de la especie. La mayor parte de su disminución en la actualidad se debe al impacto humano, por la contaminación de los océanos y la destrucción de hábitats costeros.

Lee más | Guillermo Blanco: una década tras la pista de la paraba frente roja | ENTREVISTA

También son víctimas de matanzas por parte de pescadores en represalia por comer pescado; y los enredos accidentales y ahogamientos en redes de pesca. Afortunadamente en el 2015, la UICN actualizó la especie de En Peligro Crítico a En peligro de Extinción. Para ver un mayor aumento en sus poblaciones, los científicos recomiendan la protección urgente de su hábitat y mitigar los conflictos entre las focas y las pesquerías.

En el próximo episodio conoceremos a un pájaro del sudeste asiático que lleva su nombre gracias a las marcas de ojos que tienen en sus alas. ¡Cuéntanos en los comentarios si sabes de qué animal se trata! ¡Hasta la próxima!

Imagen principal: La contaminación de plástico pone en peligro a los animales marinos como esta foca monje joven, que puede quedarse atrapada o ingerir basura. Foto: the Ocean Cleanup/Matthew Chauvin.

Video | Cazatesoros en Chile: la polémica excavación para desenterrar un millonario botín en parque nacional

Si quieres conocer más sobre la situación de los animales en la región, puedes revisar nuestra colección de artículos.

Si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Facebook | Guillermo Blanco: una década tras la pista de la paraba frente roja | ENTREVISTA