Noticias ambientales

Bolivia: cuatro claves sobre la deforestación causada por las colonias menonitas en un área protegida

  • En el año 2010 la cifra de deforestación en el Área Protegida Municipal Laguna Pailón sumaba 14 714 hectáreas. Para el 2019 esta cifra creció a 34 094 hectáreas.
  • Global Forest Watch, que en 2020 registró 11 693 alertas de deforestación en la zona sur del lago. Estas alertas aumentan a 18 331 cuando se observa alrededor de la laguna.

En agosto de 2020, una inusual mortandad de peces ocurrió en Laguna Concepción, en Santa Cruz, un sitio Ramsar dentro del Área Protegida Municipal Laguna Pailón. El desastre ecológico se extendió a lo largo de unos 10 kilómetros de playa en la zona sur de la laguna.

Entre quienes acudieron a observar lo sucedido estaba Erwin Menacho, un poblador de 66 años que habita en la comunidad El Cerrito,  a cerca de 10 kilómetros del área protegida.

Menacho había visto una tragedia similar en el año 2001, pero lo que no había visto antes era la enorme deforestación que rodeaba la Laguna Concepción.

La plataforma de monitoreo satelital Global Forest Watch registró entre enero y octubre de 2020, unas 11 693 alertas de deforestación dentro de esta área protegida. Los responsables de esta pérdida de bosque, según pobladores y autoridades locales, son las colonias menonitas.

Lee más | Paraguay: estudio revela que cuando los bosques se reducen, los mamíferos sufren estrés

1.- El avance de la actividad agrícola

La actividad pecuaria alrededor de la Laguna Concepción existía antes de que fuera denominada sitio Ramsar e incluso antes de que se creara el área protegida municipal. En total se han identificado 13 predios alrededor dela laguna.

Esta imagen satelital del Sentinel-2 de noviembre de 2020 muestra cómo ha avanzado la deforestación, así como la reducción del espejo de agua de la Laguna Concepción. Foto: Observatorio del Bosque Chiquitano/FCBC.

En los años 90 aún se podía ver la cobertura boscosa que rodeaba la laguna con especies como cuchi, curupaú, morado, roble, verdolago, jichituriqui rojo y soto, además de palmeras. En esa época existían actividades agrícolas y pecuarias en la zona, principalmente de subsistencia.

Sin embargo, varios predios iniciaron prácticas agrícola a gran escala que utiliza maquinaria pesada como cosechadoras, tractores y sembradoras,. Estos predios son manejados por colonias menonitas que se han asentado dentro del área protegida y en su zona de influencia y se dedican al cultivo de soya, sorgo, maíz y girasol, además de ganadería para la producción de leche y sus derivados.

Hasta el 2009, la Alcaldía de Pailón había identificadas 20 comunidades menonitas en su territorio. Sin embargo, esta población ha ido en aumento. En algunos casos han han adquirido terrenos al interior de esta área protegida a personas que ya tenían títulos de propiedad. Al mismo tiempo se ha intensificado actividad agrícola a gran escala.

“Los últimos 10 años se han ido aglutinando más menonitas, antes no había tanto. Cada vez ocupan más terrenos y en zonas que estaban desocupadas”, manifesta Máximo Montaño, concejal de San José de Chiquitos.

Lee más | Deforestación en Colombia: gobierno insiste en operaciones militares sin llegar a los principales responsables

2.- Deforestación a gran escala

Hasta 1986, dentro del área protegida, el impacto de las actividades humanas como ganadería, agricultura y carreteras sumaban 570 hectáreas: para el 2010 la cifra se incrementó a 14 714 hectáreas.

Imagen satelital de la Laguna Concepción del año 2020. Foto: GFW.

Para el 2019, las hectáreas intervenidas aumentaron a 34 094. Se calcula que a ese ritmo para el 2050, alrededor de 74 841 hectáreas serían afectadas. Más de la mitad del Área Protegida Laguna Concepción habrá sido intervenida.

Las colonias menonitas California y El Cerrito ubicadas dentro del área protegida tienen terrenos a cinco kilómetros de la laguna, situación que preocupa a las autoridades del municipio.

El impacto de la presencia menonita se refleja en las imágenes satelitales de Global Forest Watch, que en 2020 registró 11 693 alertas de deforestación en la zona sur del lago. Sin embargo, estas alertas aumentan a 18 331 cuando se observa alrededor de la laguna. La mayoría fueron  detectadas a fines de octubre.

“Tenemos dos momentos donde se ha avanzando dentro del área protegida en 2020: enero y agosto”, indica Mikaela Weisse, gerente de Global Forest Watch.

La mortandad de peces que se registró en toda la laguna Concepción el pasado 26 de agosto era evidente a lo largo de varios kilómetros. Foto. Hubert Vaca.

La responsable de la unidad de Medio Ambiente de la Alcaldía de Pailón, Nair Arias, señala que contactó con la Gobernación a cargo de la administración del área protegida, para conocer qué acciones o controles se realizaban sobre las actividades agrícolas de las comunidades menonitas, pero le pidieron remitirse a la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT).

Mongabay Latam buscó las versiones de la Central Menonita y de la ABT, pero no obtuvo respuesta.

Lee más | Laguna Concepción: colonias menonitas operan alrededor de humedal de importancia internacional en Bolivia

3.- La biodiversidad en riesgo

En mayo de 2015, el Área Protegida Municipal Laguna Pailón fue catalogada por la Gobernación como Refugio de Vida Silvestre Departamental con una superficie de 135 566 hectáreas.

Alrededor de la laguna se observan zonas donde se concentran una gran cantidad de palmeras, creándose un paisaje característico en esta región. Foto: Hermes Justiniano.

Cada año a la Laguna Concepción llegan a hibernar miles de aves migratorias de Norteamérica y la Patagonia. Se calcula que alrededor de  253 especies de aves se pueden observar en esta zona. También se han identificado 48 especies de mamíferos en la zona, y 54 especies de peces que son el sustento de las comunidades indígenas.

Además de la intensa actividad agrícola, los incendios forestales también han afectado la zona protegida. En 2019, de las 31 124 hectáreas de Laguna Concepción consideradas sitio Ramsar, 2015 fueron afectadas por los incendios.

A ello se debe sumar que en 2003, cuando se secó la Laguna Concepción, se descubrió un desvío que se había realizado en uno de los ríos que abastece a esta reserva de agua hacia una propiedad de 2000 hectáreas en la que se producía arroz.

“A los animales silvestres no se los puede ver, cuando detectan la presencia de personas se esconden (…) el año pasado tuvimos incendios que afectaron a nuestros pobres animales, ojalá no se seque la laguna, qué irá a pasar con ellos”, se pregunta Menacho.

Todavía existe un área boscosa importante en Laguna Concepción pero de no aplicar medidas de remediación más de la mitad del área será intervenida. Foto: Hubert Vaca

Desde la Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) alertan que si este humedal llegara a desaparecer se verían afectadas las aves migratorias que utilizan esta laguna como un paradero de descanso. Además, el espejo de agua es la principal fuente de abastecimiento de la fauna silvestre especialmente durante los periodos de sequía.

Lee más | Bolivia: las 10 historias ambientales que marcaron el 2020

4.- Los problemas de la Laguna Concepción

La mortandad reciente de peces en la Laguna Concepción está asociada al uso de químicos, indican desde la Gobernación de Santa Cruz. Según el estudio realizado por la gobernación con muestras tomadas en agosto y septiembre, una de las causas de este desastre ecológico era la alta concentración de fosfato sodio en el cuerpo de agua.

Las autoridades informaron que se encontró hasta un 1 miligramo de fosfato de sodio por litro de agua en Laguna Concepción, debido a los intensos cultivos agrícolas de las comunidades menonitas. A lo largo de los años, este compuesto químico utilizado en la agroindustria se ha ido acumulando en la laguna por ser la zona más baja del sector.

Imagen satelital de la Laguna Concepción del año 2015. Foto: GFW.

La sequía del 2020 también se sumó a las causas de la mortandad de peces y reptiles en Laguna Concepción.

Como una medida de protección, la Gobernación realizará estudios hidrológicos para analizar el comportamiento hídrico del espejo de agua y construirá diques para controlar las aguas que fluyen desde las colonias menonitas hacia la laguna.

Oswaldo Maillard, de FCBC, considera que también es necesario realizar monitoreos de manera continua no solo del sistema hídrico, sino de la flora y fauna. “Esto ayudará a tomar decisiones a tiempo y no ser reactivos”, precisó.

Imagen principal: Vista aérea de la laguna Concepción demuestra el nivel de deforestación que rodea a esta área protegida. La denominación de sitio Ramsar no es suficiente para su protección. Foto: Observatorio del Bosque Chiquitano/FCBC.

———-

Videos | La situación ambiental en Bolivia

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Bolivia, puedes revisar nuestra colección de artículos.

Si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Facebook | Reservas privadas: ¿la última oportunidad para salvar el Chocó de Ecuador?