Noticias ambientales

Perú: cinco nuevas áreas de conservación privada protegen bosques y fauna en Cusco y Madre de Dios

  • Las cinco nuevas áreas protegidas están en predios de comunidades nativas y campesinas, empresas de turismo y una organización ambientalista.
  • Especies emblemáticas de fauna como el jaguar y el oso de anteojos, y de flora como el shihuahuaco son algunas de las razones para la creación de estas nuevas zonas protegidas.

En Perú hay actualmente 151 Áreas de Conservación Privada (ACP). Lugares que están dedicados a proteger muestras representativas del ecosistema en el que se ubican, pero que tienen la particularidad de ser predios privados y cuyos propietarios deciden de forma voluntaria dedicar estos espacios a la conservación.

Cinco de estas ACP fueron reconocidas recientemente, el 29 de diciembre de 2021, y corresponden a bosques con diversas características ubicados en las regiones Cusco y Madre de Dios.

El ACP Collpapampa está ubicada en la cordillera de Vilcanota. Foto: Mountain Lodge of Perú.

«Las Áreas de Conservación Privadas tienen un rol importante en términos de conservación de biodiversidad porque están localizadas en puntos estratégicos; pero también tienen un rol de conectividad para las áreas protegidas. Eso las hace cruciales», dice Enrique Ortiz, director del Programa Andes Amazon Fund.

Ortiz agrega que actualmente se crean más áreas protegidas regionales o subnacionales que áreas protegidas nacionales. «Hoy en día las áreas de conservación subnacionales, bajo la legislación de cada país, son la regla. Y en algunos países ya no se espera la creación de más áreas de corte nacional», comenta Ortiz.

Como ejemplo, Ortiz menciona que en Colombia se habla de que la última área protegida nacional que se creará es Serranía de Manacacías. En cuanto a Perú, dice que solo quedan algunas zonas reservadas que deben ser categorizadas, como ha ocurrido recientemente con la Reserva Nacional Illescas.

La ACP Los Amigos conserva una gran cantidad de fauna silvestre. Foto: ACCA.

Las áreas de conservación privada creadas recientemente son Nihii Eupa Francisco, Tambopata Ecolodge I y Los Amigos, en Madre de Dios, así como Predio Collpapampa Huadquiña-Mesada Chico y Misquiyaco, en Cusco.

Lee más | Los desafíos ambientales para el Perú en 2022: reducir la deforestación de la Amazonía, proteger a los defensores ambientales y mirar el mar y los ríos

Los bosques conservados del Cusco

1.- ACP Misquiyaco

Ubicada en la cordillera de Vilcabamba, cerca del nevado Salcantay y dentro de la zona de amortiguamiento del Santuario Histórico Machupicchu, el Área de Conservación Privada Misquiyaco nació para proteger el bosque relicto de tasta (Escallonia myrtilloides) y chachacomo (Escallonia resinosa), especies nativas clasificadas como Vulnerables de acuerdo con la Categorización de Especies Amenazadas de Flora Silvestre del Estado Peruano.

La ACP Misquiyaco conserva bosques relictos de tasta y chachacomo. Foto: ACCA.

Esta nueva ACP es una iniciativa de la comunidad campesina Misquiyaco-Urpaypujio —ubicada en el distrito de Limatambo, provincia de Anta— que ha destinado 1798 hectáreas de su territorio para la protección del espectacular bosque que alberga estas dos especies nativas. Además, la conservación de esta zona le permite a la comunidad mantener sus fuentes de agua.

«Es un área colindante a otras áreas protegidas, por tanto, cumple una función de conectividad. Además, está frente al nevado Salcantay y toda la cadena de montañas del Vilcanota. El lugar realmente es una belleza», comenta Enrique Ortiz, de Andes Amazon Fund, que a través de la organización Conservación Amazónica (ACCA) acompaña a la comunidad en el proceso de establecimiento de la ACP.

Ortiz también explica que dentro de la nueva ACP Misquiyaco se encuentran varios tipos de ecosistemas. Según la ficha técnica elaborada para el proceso de creación, el área de conservación tiene una muestra representativa de pajonal de puna húmeda y matorral andino; así como bosque relicto mesoandino, uno de los ecosistemas cuya distribución es muy restringida y que tiene poca cobertura dentro del sistema nacional de áreas protegidas.

El área de conservación privada Misquiyaco está cerca del nevado Salcantay. Foto: ACCA.

«Misquiyaco tiene bofedales, ecosistemas que aseguran la disponibilidad permanente de agua. Ese rol de ser esponjas naturales es importante en estos tiempos del cambio climático», señala Ortiz.

Este bosque relicto de tasta y chachacomo también es el hábitat de especies endémicas de fauna, principalmente aves. En el estudio elaborado para su creación se identificaron diez endémicas para Perú, dos de ellas, cola espina de Apurímac (Synallaxis courseni) y Matorralero de Vilcabamba (Atlapetes terborghi) consideradas en situación Vulnerable, según la Lista de clasificación y categorización de las especies amenazadas de fauna silvestre legalmente protegidas de Perú.

«Que existan 10 especies endémicas de aves en un bosque pequeño como este significa que se trata de un ecosistema sumamente importante, además, es un indicador de que puede haber más animales endémicos en ese lugar», menciona Ortiz.

La ACP Misquiyaco es una iniciativa de la comunidad campesina Misquiyaco-Urpaypujio. Foto: ACCA.

Los bosques de tasta y chachacomo son, además, importantes para la economía local pues su madera se usa para elaborar herramientas para la agricultura y como combustible. Sin embargo, su sobre explotación ha ocasionado que estas especies estén en riesgo de extinción.

Esta ACP también es importante por su rol en la conectividad del hábitat de especies como el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), pues se ubica entre el Santuario Histórico de Machupicchu y el Área de Conservación Regional Choquequirao. Otras especies que habitan en la zona son el puma (Puma concolor), el gato andino (Leopardus jacobitus) y el gato de pajonal (Leopardus colocolo). El listado de especies de flora y fauna de Misquiyaco incluye 286 especies de plantas; 74 especies de aves y 9 de grandes mamíferos.

La ubicación de Misquiyaco —en la cordillera de Vilcabamba y cerca del nevado Salkantay de 6270 metros de altura— es una oportunidad para la comunidad de ofrecer actividades turísticas como caminatas, observación de aves y turismo comunitario.

La ACP Misquiyaco está ubicada en la cordillera de Vilcabamba. Foto: ACCA.

Ronald Catpo, director de Áreas para Conservación en Conservación Amazónica —organización que acompaña a la comunidad en este proceso— cuenta que entre las razones para que los campesinos de Misquiyaco-Urpaypujio apostaran por la creación de la ACP estaba la posibilidad de que el bosque se convierta en parte de las rutas turísticas hacia Machu Pichu y Choquequirao.

Catpo menciona que una empresa de turismo les propuso formar parte de sus rutas, pero a los comuneros les preocupaba que, en algún momento, el bosque sufra el impacto de la deforestación, principalmente porque en la zona se han extendido los cultivos de palta y la ganadería. «Después de evaluar sus opciones acordaron que la figura de área de conservación privada era lo que necesitaban para seguir manteniendo y protegiendo sus bosques», señala Catpo.

Lee más | #MongabayExplica: ¿Por qué son importantes las cámaras trampa en la conservación?

2.- ACP Predio Collpapampa Huadquiña-Mesada Chico

Esta área de conservación privada está ubicada en la cordillera de Vilcabamba, en una zona llamada Huadquiña-Mesada Chico que corresponde al distrito de Santa Teresa, en La Convención, Cusco.

La ACP Collpapampa se ubica entre las áreas protegidas de Machu Picchu y Choquequirao. Foto. Mountain Lodge of Peru.

La nueva ACP Predio Collpapampa Huadquiña-Mesada Chico es un predio de 43 hectáreas de la empresa Mountain Lodge of Perú que se ha destinado a la conservación del bosque montano húmedo. Se extiende entre la zona de amortiguamiento del Santuario Histórico de Machu Picchu y el Área de Conservación Regional Choquequirao, convirtiéndose así en parte del corredor biológico que existe entre Apurímac y Cusco.

«Son 43 hectáreas de un corredor interesante que además tiene una gran variedad de fauna silvestre y de orquídeas naturales», señala Ricardo Hernández, gerente corporativo de la compañía. Un lugar—continúa Hernández— dedicado al turismo de aventura desde el año 2006.

El hotel Refugio de Montaña Collpapampa forma parte de la ruta Salcantay. Foto: Mountain Lodge of Perú.

En este bosque, Mountain Lodge of Perú instaló el hotel Refugio de Montaña Collpapampa como parte de la ruta Salcantay. «Este proyecto hotelero fue un reto increíble pues debíamos cumplir con la normativa ambiental. Actualmente formamos parte del comité de gestión del ACR Choquequirao, por estar dentro de su área de influencia», agrega Hernandez.

El biólogo Miguel Luza, de Mountain Lodge of Perú, señala que en el bosque se han registrado árboles y arbustos como Cornus peruaviana, Clethra cuneata, Barnadesia horrida y Morella pubescens, entre otros que forman un relicto intacto de selva.

En estos bosques también hay más de 60 especies de orquídeas, entre ellas Epidendrum bambusiforme, Cyrtochilum myanthum, Lepanthes sp, Telipogon sp.

La ACP Collpapampa alberga más de 60 especies de orquídeas. Foto: Mountain Lodge of Perú.
Plantas del género Myrsine forman parte de este bosque montano húmedo. Foto: Mountain Lodge of Perú.

En cuanto a la fauna, señala Luza, «la zona es parte del centro de diversidad de aves andinas de la región Cusco». Entre las especies representativas destacan el Gallito de las rocas (Rupícola peruviana) y otras endémicas como Cola espina de Marcapata (Cranioleuca marcapatae), Tororoi rojo y blanco (Grallaria erythroleuca) y Hemispingus de Parodi (Hemispingus parodii).

La ACP Collpapampa recibe científicos e investigadores de universidades. «Buscamos desarrollar investigación en todos los campos de la Biología y otras carreras. Esto nos permite contribuir al conocimiento científico sobre la biodiversidad y enfocarnos en su conservación», agrega Luza.

Lee más | Historia gráfica | ¿Qué pasa con el hogar de las abejas en Yucatán?

Madre de Dios: protección contra la minería ilegal

1.-  ACP Los Amigos

La historia de esta área de conservación privada se remonta a inicios del siglo XXI, cuando, en el 2001, la organización Conservación Amazónica (ACCA) recibió del Estado peruano la Concesión para Conservación Los Amigos.

La nueva ACP Los Amigos alberga fauna espectacular. Foto: ACCA.

Poco después, ACCA adquirió un predio contiguo a la concesión, que ahora se ha convertido en el Área de Conservación Privada Los Amigos, con una extensión de 140 hectáreas, ubicada en el distrito de Madre de Dios, provincia del Manu.

La ACP Los Amigos protege dos tipos de ecosistemas: bosque de colina baja y bosque aluvial inundable, los más representativos de la Amazonía del sureste del Perú. «Es una zona con fuerte presión por la actividad minera, por tanto, este espacio se convierte en una zona de protección muy fuerte de este valioso ecosistema», dice Ronald Catpo, director de Áreas para Conservación en Conservación Amazónica (ACCA).

El inventario realizado en estos bosques registra 297 especies de plantas vasculares, que incluye 200 tipos de helechos y especies protegidas por la legislación peruana e internacional como la lupuna (Ceiba pentandra) y el sihuahuaco (Dipteryx micrantha).

La ACP Los Amigos forma parte de la Estación Biológica Los Amigos, un lugar dedicado a la investigación. Foto: ACCA.

La lista de aves es extensa pues registra 617 especies, que incluye 15 especies categorizadas con algún nivel de amenaza como el águila arpía (Harpia harpyja), el guacamayo cabeza azul (Primolius couloni) y el tucán pico de canal (Ramphastos vitellinus), entre otras.

En cuanto a los mamíferos, la información sobre las especies presentes en estos bosques proviene de cámaras trampa y de huellas encontradas en los caminos que transitan. Entre los animales registrados figuran 21 categorizados con algún grado de amenaza como el jaguar (Panthera onca), el ocelote (Leopardus tigrinus), el margay (Leopardus wiedi), el perro de monte (Atelocynus microtis), el tapir (Tapirus terrestris), el armadillo gigante (Priodontes maximus), el maquisapa (Ateles chamek), el mono choro (Lagothrix lagotrichia), entre otros.

También están las especies utilizadas por las comunidades amazónicas como fuente de alimentación pero que aparecen en la Lista Roja de especies amenazadas: el picuro (Cuniculus paca), el paujil (Mitu tuberosum), la huangana (Tayasus pecari), el sajino (Pecari tajacu)  y el venado colorado (Mazama americana).

La ACP Los Amigos protege bosque de colina baja y bosque aluvial inundable. Foto: Judith Westveer.

«Es un sitio perfecto para contar con semillas de especies valiosas como el shihuahuaco y la lupuna, árboles donde aves como el águila arpía y el águila ornada (Spizaetus ornatus) encuentran su hogar», agrega Catpo.

La nueva área de conservación privada forma parte de la Estación Biológica Los Amigos (EBLA), un centro de investigación creado en el año 2000, que cuenta con laboratorios, una biblioteca científica y recibe a investigadores y científicos de todo el mundo.

Lee más | #ExpedicionesCientíficas | ¿Cómo se protege al ave rapaz más grande de Sudamérica?

2.- ACP Tambopata Ecolodge I

En 1989 la empresa Inversiones Maldonado empezó a realizar actividades turísticas en el río Madre de Dios. En ese momento —cuenta Rolando Sota, gerente general de esta compañía—  en los márgenes del río había zonas deforestadas donde se instalaban cultivos.

Los animales aparecen en las orillas del río Madre de Dios en la nueva ACP Tambopata Ecolodge 1. Foto: Sernanp.

Fue así que la empresa decidió comprar un predio que había estado dedicado a la agricultura y construyó un albergue turístico dentro de los estándares de sostenibilidad. Luego fue adquiriendo predios vecinos hasta lograr una extensión que supera las mil hectáreas.

«La colonización en la zona estaba avanzando, pero también había personas que dejaban sus terrenos y migraban a las ciudades. Fue entonces que la empresa adquirió durante varios años las tierras que iban quedando libres. Su objetivo era ampliar esta frontera de protección ante las presiones que padecía el bosque y contar con un espacio libre de estas actividades. Además, se trata de un lugar ubicado en el área de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata», señala Sota.

Ahora, 180 hectáreas de este territorio dedicado al turismo sostenible se han convertido en  el Área de Conservación Privada Tambopata Ecolodge I destinada a la protección del bosque húmedo tropical y de la biodiversidad que existe en el sector de Sachavacayoc, en la cuenca media del río Tambopata.

La ACP Tambopata Ecolodge I se ubica en el área de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata. Foto: Sernanp.

En estos bosques se encuentra una gran variedad de flora, con especies importantes como la shiringa (Hevea brasiliensis), la copaiba (Copaifera langsdorffii) y el copal. Además, se trata un territorio con alto grados de endemismos. En cuanto a las especies de fauna, se observa el lobo de río (Pteronura brasiliensis) y se sabe de la presencia del jaguar, la sachavaca (Tapirus terrestris) y el oso hormiguero, entre muchos otros.

«En todos estos años hemos podido ver cómo ha crecido la fauna en la zona. Incluso, especies como el mono araña maquisapa, que había desaparecido en la zona, han regresado. Y ni hablar de los felinos, hay una gran cantidad. Entre junio y octubre, cuando se recorre el río —época de caudal bajo— es posible verlos en la orilla. En la década de 1990 no se encontraba ni la huella», cuenta Sota.

Tambopata Ecolodge I es la segunda ACP que el estado peruano reconoce a la empresa Inversiones Maldonado SAC. Hace seis años, en octubre de 2016, fue reconocida Tambopata Ecolodge que cuenta con 1065 hectáreas. Ahora, se unen las 180 hectáreas de la segunda ACP.

El ACP Tambopata Ecolodge I protege bosque húmedo tropical. Foto: Sernanp.

«Nuestro objetivo principal es conservar el bosque para continuar con el turismo. Durante estos dos años de pandemia hemos resistido la presión de actividades ilegales como tala y caza, que se multiplicaron como seis veces más de lo habitual. Sin embargo, logramos que se mantengan conservados nuestros bosques», agrega Sota.

Lee más | Los desafíos ambientales para salvar los océanos de Latinoamérica en 2022

3.- ACP Nihii Eupa Francisco

Se ubica dentro del territorio de la comunidad nativa Boca Pariamanu, en la provincia de Tambopata, en Madre de Dios, una zona que en los últimos años ha tenido una fuerte presión por la minería ilegal.

La ACP Nihii Eupa Francisco conserva una muestra de los bosques húmedos subtropicales. Foto: Sernanp.

«Boca Pariamanu es una comunidad muy especial que hace varios años decidió hacer la zonificación de su territorio de acuerdo a las aptitudes y potencialidades de cada espacio», comenta Eddy Peña, especialista en Conservación y Pueblos Indígenas de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), institución que apoya a Boca Pariamanu en este proceso.

Peña señala que destinaron una parte de su territorio para la creación de un área de conservación privada, «una zona que quieren mantener como hasta ahora para dejarla a los futuros pobladores», acota.

Se trata de 2103 hectáreas que han sido reconocidas como la nueva Área de Conservación Privada Nihii Eupa Francisco, por un periodo de 10 años. El objetivo —según la resolución de su creación— es conservar una muestra de los bosques húmedos subtropicales y favorecer la conectividad y los procesos ecológicos en la cuenca de los ríos Las Piedras y Pariamanu.

La ACP Nihii Eupa Francisco forma parte de la comunidad nativa Boca Pariamanu, que está afectada por la minería ilegal. Foto: Archivo Mongabay.

En esta zona se ha registrado una amplia variedad de especies de fauna entre las que se destacaban el lobo de río, el ocelote, el puma y el jaguar. En cuanto a las especies de flora están el aguaje (Mauritia flexuosa), la castaña y el cacao (Theobroma cacao); así como plantas medicinales cuyas propiedades son estudiadas en el Centro Etnobotánico de la comunidad.

«Lo que más preocupa a los comuneros de Boca Pariamanu es la conservación de la castaña Bertholletia excelsa, cuya recolección es una de sus principales actividades económicas. Además, la ACP es un semillero de caoba, shihuahuaco y copaiba, especies que están  amenazadas», menciona Peña.

Imagen principal: Área de Conservación Privada Collpapampa. Foto: Mountain Lodge of Perú.

———-

Videos  | Chile: Naturaleza Acorralada

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Colombia, puedes revisar nuestra colección de artículos.

Si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Facebook | Derrame de 6000 barriles de petróleo en el mar contamina fauna, playas y áreas protegidas en Perú