Noticias ambientales

#EnCorto: tres claves sobre las nuevas especies descubiertas en la Cordillera de Colán

Los científicos realizaron dos expediciones en la Cordillera de Colán. Foto: Pablo Venegas.

  • Un grupo de científicos realizó varias expediciones a la Cordillera de Colán en Perú y logró descubrir 26 nuevas especies para la ciencia de anfibios y reptiles.

La Cordillera de Colán, ubicada en la región Amazonas, en la selva norte del Perú, es un ecosistema poco explorado que alberga un alto endemismo, principalmente de reptiles y anfibios que aún no han sido descritas para la ciencia.

En el 2019, el herpetólogo Pablo Venegas emprendió una serie de expediciones para buscar aquellas especies de anfibios y reptiles que la ciencia aún no tenía en sus listas. Su decisión tenía como antecedente una expedición realizada más de 40 años atrás, en 1978, cuando un grupo de científicos que recorrió esa zona descubrió, sin buscarlas, varias especies de ranas nuevas para la ciencia. «Eso me hizo pensar ¿qué tantas nuevas especies de ranas y serpientes se podrían encontrar allí?», reflexiona Venegas.

Una rana del género Gastrotheca sp. encontrada en la Cordillera de Colán. Foto: Axel Marchelie.

Esta vez, cuatro décadas después, las expediciones de Venegas tuvieron resultados sorprendentes: 26 nuevas especies para la ciencia, de ellas 22 son anfibios y 4 reptiles. 

Los hallazgos se realizaron dentro del Santuario Nacional Cordillera de Colán y en las áreas de conservación privada que se encuentran cerca de esta zona protegida. ¿Cuáles son los secretos que guarda la Cordillera de Colán?

Los descubrimientos

Durante los viajes realizados a la Cordillera de Colán, el equipo liderado por Venegas logró recolectar 53 especies de ranas y unas 14 de reptiles, entre las que se encuentran las 26 nuevas para la ciencia. Además, los científicos colectaron por lo menos una decena de anfibios y reptiles endémicos que ya habían sido registrados.

Los científicos encontraron 22 especies de anfibios y 4 de reptiles nuevos para la ciencia en la Cordillera de Colán. Foto: Pablo Venegas.

En la lista de nuevos hallazgos figuran: ocho anfibios del género Pristimatis, tres de la familia Nobella, especímenes de los géneros Rhinella, Gastrotheca y Lynchius, entre otros.

Cuatro de estos nuevos hallazgos han sido descritos y publicados en revistas científicas: Gastrotheca gemma, Rhinella moralesi, Oreobates colanensis y Lynchius waynehollomonae.

«Antes de estas expediciones, no había visto el hallazgo de una cantidad de especies nuevas tan grande dentro del Santuario Nacional Cordillera de Colán y en los bosques aledaños», comenta Christian Olivera, jefe de este  Santuario, un área protegida bajo el cuidado del Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp).

Bosque sin explorar

La Cordillera de Colán forma parte de la vertiente  occidental de la Cordillera de los Andes, en Perú y es un ecosistemas con laderas cubiertas de niebla y hermosas caídas de agua en medio de una tupida selva.

La Cordillera de Colán es un lugar muy poco explorado. Foto: Pablo Venegas.

«Es muy importante el nivel de endemismo de las áreas entre los ríos Utcubamba y Chiriaco que rodean y mantienen aisladas esta cadena de montañas», comenta Venegas, quien también es presidente del Instituto Peruano de Herpetología (IPH).

Cada una de las expediciones duró alrededor de 20 días, durante los cuales se recorrieron páramos y bosques montanos ubicados entre 1100 y 3600 metros de altura en la Cordillera de Colán.

Olivera, jefe del Santuario, comenta que los guardaparques han ayudado a encontrar las especies recolectadas, muchas de las cuales habían sido vistas durante sus recorridos.

En búsqueda de nuevas especies

Venegas espera que en una nueva expedición a la Cordillera de Colán pueda encontrar a la especie conocida como la rana de Colán.

Cataratas en la Cordillera de Colán, Amazonas. Foto: Pablo Venegas.

«Entraremos a una zona distinta,  siguiendo la ruta que recorrieron los ornitólogos de la Universidad Estatal de Louisiana en 1978 para encontrar lo que ellos no recolectaron. En ese camino, vamos a buscar a la rana emblema de Colán (Telmatobius colanensis), que no se ha vuelto a ver desde el primer hallazgo ese año», comenta Venegas.

El herpetólogo también considera que los nuevos descubrimientos permitirán tener una mirada más amplia del Santuario. «No se sabía nada  sobre los anfibios y reptiles. Parte de este estudio es destacar la importancia de conservar el Santuario por su alto endemismo de anfibios», precisa Venegas.

*Imagen principal: Los científicos realizaron dos expediciones en la Cordillera de Colán. Foto: Pablo Venegas. 

——

Videos | Violencia y disputas sobre las tierras ancestrales: una mirada a los pueblos indígenas

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Latinoamérica, puedes revisar nuestra colección de artículos.