Noticias ambientales

Países con baja deforestación son los que menos se benefician del comercio de carbono

Países con baja deforestación son los que menos se benefician del comercio de carbono

Países con baja deforestación son los que menos se benefician del comercio de carbono

es.mongabay.com
Traducido por Iris Trujillo

26 de julio de 2008



La compensación por la mitigación del calentamiento global a través de compensaciones de carbono podría eludir a los países que más lo merecen.



Los países que han hecho el mejor trabajo de protección de sus bosques tropicales pueden beneficiarse menos de la propuesta de incentivos para combatir el calentamiento global a través de compensaciones de carbono, advierte un nuevo estudio publicado el martes en la revista Public Library of Science Biology (PLoS). Los autores dicen que «la gran cubierta forestal, de las naciones con bajas tasas de deforestación» (HFLD) podría convertirse en los más vulnerables objetivos de la deforestación si el Protocolo de Kyoto y las próximas negociaciones sobre comercio de emisiones de carbono no incluyen los bosques intactos de pie.»



Las emisiones de carbono derivadas de la deforestación es una de las mayores fuentes de gases de efecto invernadero, que representan alrededor de una quinta parte del total de emisiones anuales de las actividades antropogénicas.. Las emisiones de carbono de la deforestación de los bosques tropicales, se espera incrementará la concentración de dióxido de carbono atmosférico de 29 a 129 ppm dentro de 100 años. La concentración están actualmente en torno a 380 ppm.



Para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y de otras formas de cambio de uso de la tierra, los científicos y los encargados de formular políticas han propuesto una «deforestación evitada» iniciativa de los países tropicales que sería compensado por la reducción de sus tasas de deforestación (RED). La compensación vendría a través de créditos de carbono que las empresas en los países industrializados podrían utilizar para compensar sus emisiones.





El valor (en millones de dólares EE.UU.), de créditos por la deforestación evitada a países HFLD. Estimación de da Fonseca et al (2007) asumiendo una tasa de emisión de carbono, de referencia de la mitad de la media mundial de la tasa de deforestación (-0,11% / año) para países HFLD y un precio de 10 dólares de los EE.UU. por tonelada de CO2)] temas que van desde los incendios forestales y la política de gestión forestal para el desarrollo sostenible. Nepstad dice que la Amazonia se encuentra actualmente en un punto diferente de los que ha visto nunca, donde hay sin riesgos y oportunidades. Si bien es esperanzador acerca de algunas de las tendencias, él sabe que el Amazonas se enfrenta a dificultades y desafíos inmediatos.



Tal como está propuesto, sería una compensación vinculada a las tasas de deforestación histórica, un vínculo que establece una inquietante paradoja: los países tropicales se presentarán con importantes incentivos financieros a la rampa hasta la tala de los bosques hasta que el marco en que surta efecto la orden de captura el valor más alto de la reducción de la deforestación de su referencia histórica.



El nuevo documento PLoS sostiene que «los créditos preventivos» podrían ayudar a evitar esta tentación, al mismo tiempo recompensa a los países que han protegido eficazmente su cubierta forestal.



«Desde que las actuales propuestas concederían créditos de carbono a los países basados en su referencia histórica reciente de la reducción de sus emisiones, Los países HFLD de izquierda podrían ser los de poco potencial de créditos RED. Ellos tampoco tendrían el potencial para la créditos de reforestación en el marco del Protocolo de Kyoto de desarrollo de Mecanismo limpio», escribieron los autores. «Sin la oportunidad de vender créditos de carbono, los países HFLD se verían privados de un importante incentivo para mantener bajas las tasas de deforestación. Dado que los controladores de la deforestación son móviles, la reducción de la deforestación en otros lugares podría cambiar a países HFLD , constituyendo un importante revés para la estabilización de las concentraciones mundiales de los gases invernadero en el nivel más bajo posible. »



«En el minuto que usted excluye a esos países, los bosques pierden su valor económico en el mercado mundial del carbono, dejando a los gobiernos con pocos motivos para protegerlos», dijo el autor principal de estudio Gustavo Fonseca, un científico de la Conservación Internacional (CI) y de Brasil Universidade Federal de Minas Gerais.



Países HFLD – se compone de Panamá, Colombia, República Democrática del Congo, Perú, Belice, Gabón, Guyana, Surinam, Bhután y Zambia, junto con la Guayana Francesa – contienen el 20 por ciento de Tierra del resto de bosque tropical y el 18 por ciento de los bosques tropicales de carbono .



«Dado el gran – y probablemente todavía subestimado – papel de la deforestación tropical como causa del cambio climático, estos países ricos en bosques deberían estar en la vanguardia de los esfuerzos mundiales para secuestrar carbono, en lugar de ser dejados de lado por completo», dijo el co-autor y IC Presidente Russell A. Mittermeier.



El estudio estima que a 10 dólares por tonelada de CO2, los créditos preventivos tendrán un valor de US$ 365 millones a $ 1,8 billones anuales a países HFLD, dependiendo de cómo se calcula la indemnización.



Mientras que los autores están esperanzados en los créditos preventivos, ellos advierten que los encargados en formular políticas deben proceder con cautela.



«La introducción de una fuente adicional de créditos de carbono podría reducir el precio de carbono, lo que debilita el incentivo a reducir la deforestación en los países donde las tasas son altas», escribió.



«Sin embargo, los créditos preventivos deben ser evaluados a la luz de su efecto neto en la reducción de las emisiones mundiales de CO2. El volumen de créditos preventivos necesarios para crear un anticipo de incentivos contra la deforestación en los países HFLD sería 10-49 millones de toneladas de carbono al año, dependiendo de en qué tipo de referencia es seleccionado. Esto es equivalente a sólo el 1,3% -6,5% de las emisiones de la deforestación de los países en desarrollo. Cuanto mayor sea la demanda mundial de créditos de carbono, menor impacto de este aumento de suministro tendría en los precios de carbono. A cambio, los créditos preventivos podría extender una sustancial protección a casi una quinta parte de los bosques tropicales de carbono. »



Mención: Gustavo AB da Fonseca, Carlos Manuel Rodríguez, Guy Midgley, Jonás Busch, Lee Hannah, Russell A. Mittermeier (2007). No Forest Left Behind. No se Quede Atrás forestal. PLoS Biol 5(8): e216 doi:10.1371/journal.pbio.0050216 PLoS Biol 5 (8): E216 doi: 10.1371/journal.pbio.0050216



Artículos relacionados



La reducción de la deforestación tropical va a ayudar a combatir el calentamiento global

(5/10/2007) Los científicos han prestado apoyo a un plan de los países en desarrollo para luchar contra el calentamiento global mediante la reducción de las tasas de deforestación. La deforestación tropical libera más de 1,5 millones de toneladas métricas de carbono a la atmósfera cada año, aunque en algunos años, al igual que en 1997-1998 en el año del Niño, cuando los incendios liberaban unos 2 millones de toneladas de carbono de los pantanos de turba solo en Indonesia, las emisiones son más de que el doble. Reportan en la revista Science, un equipo internacional de científicos, sostienen que la reducción de emisiones derivadas de la deforestación (RED) iniciativa, lanzada en 2005 por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, es científica y tecnológicamente correcta, y que los retos políticos y económicos que enfrenta el plan se puede superar.



¿Pantanos de turba por valor de más de plantaciones de aceite de palma? (inlgé)

(8/10/2007) En un artículo publicado hoy en The Wall Street Journal, Tom Wright perfila la naciente compensación de carbono por «deforestación evitada» en el mercado de Indonesia, provincia de Papua. Barnabas Suebu, gobernador de la provincia que constituye casi la mitad de la isla de Nueva Guinea, se ha asociado con un millonario australiano, Dorjee Sun, para desarrollar un plan de compensación de carbono que las empresas en los países en desarrollo paguen por la preservación de los bosques con el fin de ganar créditos de carbono.. El cumplimiento sería supervisado por satélite.



La globalización podría salvar la selva amazónica

(6/3/2007) La cuenca amazónica es el hogar más grande del mundo de la selva, un ecosistema que contiene tal vez 30 por ciento de las especies terrestres del mundo, almacena grandes cantidades de carbono, y ejerce una considerable influencia en los patrones climáticos mundiales y el clima. No puede negarse que tiene los más importantes paisajes del planeta. A pesar de su gran tamaño, el Amazonas es también uno de los ecosistemas que cambian más rápido, en gran parte como resultado mayormente de actividades humanas, incluida la deforestación, los incendios forestales y, cada vez más, el cambio climático. Pocas personas entienden estos impactos mejor que el doctor Daniel Nepstad, uno del mundo expertos en la selva amazónica. Ahora jefe de la Woods Hole Research Center del programa de la Amazonía en Belem, Brasil, Nepstad ha pasado más de 23 años en el Amazonas, estudiando