Noticias ambientales

Grupo toma una propuesta de “capital de riesgo” para la conservación

Grupo toma una propuesta de “capital de riesgo” para la conservación

Grupo toma una propuesta de “capital de riesgo” para la conservación

Rhett Butler, es.mongabay.com
Traducido por Emilio Constantino

31/10/2008



Un innovador grupo está usando un modelo de capital de riesgo para salvar algunas de las especies mas amenazadas del planeta, mientras que a la vez trabaja para lograr que las comunidades locales se beneficien de los esfuerzos de conservación.



La Red para la Conservación de la Vida Silvestre [ o Wildlife Conservation Network <WCN>], una organización con base en Los Altos, California, trabaja para proteger especies amenazadas enfocándose en los que ellos llaman “empresarios conservacionistas” –personas apasionadas por salvar a la vida salvaje y tienen ideas creativas para hacerlo. Luego de un riguroso proceso de revisión para identificar y seleccionar proyectos que tendrían el mayor impacto sobre la conservación en países en vías de desarrollo, la WCN provee a los conservacionistas con apoyo para conseguir fondos y mejorar la administración, la tecnología y el acceso a su red de personas y recursos.


Charles Knowles con algunos de los pigmeos Mbuji empleados en el Proyecto de Conservación del Okapi en la RD del Congo. © WCN

“Nosotros buscamos cosas muy específicas”, dice Charles Knowles, un ingeniero retirado del Valle de Silicona quien co-fundó la WCN en el 2002. “Los conservacionistas deben vivir y trabajar en el campo, enfocarse en especies amenazadas, involucrarse con una participación e integración comunitaria significativa y enfatizar en las acciones de conservación en vez de únicamente en la investigación. Nosotros y nuestros donantes estamos interesados en obtener resultados que signifiquen salvar las especies mientras se apoya a las comunidades locales”.



El Modelo del Valle de Silicona



El énfasis de WCN en la construcción de redes, la identificación de “independientes” en conservación, y el uso de tecnología es una aproximación similar a la de muchas firmas con iniciativas de capital de riesgo en el área que fundaron iniciativas como Yahoo, eBay, Google y Cisco. El grupo trabaja apoyado con el 93 por ciento de las donaciones que van a los programas y estimula a sus socios –actualmente operando en 15 países—a hacer lo mismo igualmente.


Dr. Rodney Jackson de la Conservación del Leopardo de las Nieves poniendo un radio collar a un leopardo de las nieves. © Snow Leopard Conservancy

“Como sus contrapartes en los negocios, los empresarios conservacionistas existosos son creativos, orientados a la acción y tratan de ensayar diferentes estrategias”, explica Knowles. “ Su pasión y compromiso por la preservación de la vida salvaje los obliga a llevar a cabo proyectos de conservación en áreas donde la mayoría lo consideran muy riesgoso o muy retador”. “Empresarios dedicados y trabajadores saben como trabajar con pocos recursos”, continúa. “Adicionalmente, los costos de trabajar en el campo son bajos, y cuando los conservacionistas entrenan a la comunidad local para que jueguen papeles importantes en la educación para la conservación y el manejo de la vida salvaje, hacen una valiosa contribución a la economía local mientras aseguran que la ética de la conservación haga parte de la comunidad”.



Stacey Iverson, Administradora de Programas de WCN, dice que el Proyecto Tití en Colombia ejemplifica los beneficios que las estrategias creativas de conservación pueden llevar a una comunidad. El proyecto se enfoca en el tití cabeciblanco, una especie de primate carismática pero amenazada que está en riesgo por que se captura para el mercado local de mascotas, por la pérdida de su hábitat y por las bolsas plásticas que se acumulan en su hábitat selvático y se vuelven una amenaza para la salud de los curiosos titíes.


Seis de la fundadoras de ASOARTESANAS muestran con orgullo sus coloridas eco-mochilas, © WCN



Greg Rassmussen de Conservación del Perro Pintado haciendo un trabajo médico en un perro salvaje africano. © Painted Dog Conservation



“El Proyecto Tití ha desarrollado un programa el cual no solo protege los titíes de cabeza blanca y su raro hábitat, pero también convierte a la basura plástica en un valioso recurso para las comunidades locales”, dice ella. “El programa consigue mujeres de las comunidades locales para crear hermosas mochilas a partir de bolsas de plástico. Su proyecto de las Eco-mochilas ha sido un éxito para incrementar la conciencia, generando ingresos y orgullo en las comunidades. Este pequeño mono se ha vuelto un honrado símbolo en los muchos festivales y celebraciones de las comunidades locales”.
Eve Schaeffer, también administradora de programa en la WCN, dice que un proyecto en Zimbabwe, el cual convierte las trampas de alambre en arte, ha pagado dividendos similares a las comunidades locales mientras incrementa el perfil de uno de los cánidos más amenazados del mundo.



“Conservación del Perro Pintado a convertido una amenaza mortal para la fauna en una exitosa iniciativa empresarial para los nativos”, explica ella. “El grupo inició Arte Iganyana (el nombre local del perro pintado) para ayudar a las comunidades locales en su desarrollo económico identificando, alentando y entrenando individuos talentosos para crear arte y artesanías para los mercados nacionales e internacionales. El material básico para estas artesanías es el cable de trampas-lazo, el cual es esculpido en impresionantes animales de alambre que se venden en cientos de dólares”.



Muchas veces pasados de alto, los gatos salvajes pequeños son muy importantes y están en problemas: Una entrevista con el especialista en gatos pequeños Dr. Jim Sanderson:



El Dr. Jim Sanderson, un científico de la Alianza para la Conservación de los Gatos Pequeños y Conservación Internacional, está trabajando para salvar algunos de los mas raros gatos del mundo, como son el gato Andino y el Guigna de Suramérica y los gatos de Bahía, cabeza aplanada y marmóreo del sureste asiático.

WCN también adelanta aproximaciones de Capital de Riesgo cuando se trata de mercadear y conseguir fondos, usando caminos que permiten a los conservacionistas interactuar directamente con los donantes potenciales. Por ejemplo, en agosto Jim Sanderson de la Alianza para los Gatos Pequeños llamó la atención de sus esfuerzos para salvar a los gatos pequeños mas amenazados del mundo directamente a una audiencia apasionada en una reciente reunión en Los Altos. El evento recogió más de setenta mil dólares para el trabajo de Jim.



A mayor escala, los donantes también tienen el chance de conocer y hablar directamente con los científicos de campo durante la Exposición sobre la Conservación de la Vida Silvestre que adelanta anualmente la WCN en octubre. Este año el evento, que se lleva a cabo en San Francisco el 4 de octubre, destaca a 18 conservacionistas líderes de todo el mundo, incluyendo a expertos en elefantes, tigres, chitas, gorilas y otras especies muy amenazadas.


Iain Douglas-Hamilton de Salve los Elefantes © Save the Elephants

“Los entusiastas de la vida salvaje realmente disfrutan este evento porque pueden conocer, personalmente, a los científicos que ven el la TV y de quienes leen el las revistas” dice Akiko Yamazaki, co-fundador de WCN, quien dice que los donantes también aprecian la posibilidad de decir como se debes usar sus fondos.



“Tanto si es para proteger al ocapi en la República Democrática de El Congo, o para conservar el lobo de crin de Suramérica, o ayudar a los tigres de Siberia, el 100 por ciento de cada donación puede ser designada para la conservación de una especie específica”, aclara ella.



Hill Millar, un empresario de toda la vida y anterior Vicepresidente de Provost de la Universidad de Stanford está de acuerdo.



“La conexión personal con los conservacionistas de campo ayuda a los donantes a ver si sus recursos están siendo usados efectivamente”.



Conexiones de riesgo dan otros beneficios a las comunidades locales